Trajes tradicionales: Hanbok, Kimono y Hanfu

Si hay algo que me apasiona de Asia es su vestimenta tradicional. Creo que es otra manera de hacer arte, un arte milenario. Cada uno de ellos expresa elegancia, belleza, arte, historia y no puedo evitar pensar en lo místico cada vez que veo uno. Sin embargo, y a pesar de lo que muchos piensan, cada país tiene su propio traje típico, muy distintos entre ellos y al mismo tiempo muy parecidos.

Aunque para muchos pueda ser solo un trozo de tela exótica, la realidad es que la vestimenta tradicional de un pueblo es fundamental para conocer su historia, determinar el contexto de las sociedades y ayudar a comprender lo que una vez fueron y cómo llegaron  a ser lo que hoy en día son. Por ello hoy conoceremos más a fondo a tres de ellos; el hanbok, el kimono y el hanfu.

  • Hanbok o 한복

Este puede que sea el más conocido por los amantes de los k-drama. Lo hemos podido ver mil veces en los dramas históricos e incluso en los actuales.

Como ya sabéis, el Hanbok es el traje tradicional de Corea, y es el que más se diferencia del resto de Asia. Alejado de la vestimenta tradicional china y japonesa, el hanbok es todo un icóno de la cultura coreana.

Se caracteriza por tener colores llamativos y ser de líneas simples sin bolsillos. Aunque el término significa literalmente “ropa coreana”, hoy en día se refiere específicamente al hanbok del periodo Joseon (조선) y su uso se limita a ser formal o semiformal en festivales o celebraciones como bodas tradicionales.

Antiguamente los colores tenían un gran significado en la sociedad, ya que se usaban para distinguir al pueblo de la realeza; a las mujeres casadas de las solteras e, incluso en la actualidad, a la madre del novio y la de la novia en las bodas.

El hanbok masculino está compuesto por:

  • JEOGORI (Chaqueta que cubre los brazos y las parte superior)
  • PANTALONES INTERIORES
  • BAJI (Pantalones AMPLIOS atados a los tobillos)
  • DURUMAGI (un saco de abrigo que cubre todo el traje)
  • GAT (Sombrero alto hecho en bambú y cola de caballo, transparente en parte y en color negro para quienes pasaban los exámenes de gwageo). El cabello se recogía con un moño (durante los primeros siglos el cabello no se cortaba nunca)
  • BEOSEON (generalmente blancos)
  • MEDIAS BLANCAS

El hanbok femenino está compuesto por:

  • JEOGORI (Chaqueta tipo bolero) con 2 cintas largas que atadas (de una manera especial) forman un OTGOREUM (nudo)
  • FALDA INTERIOR
  • CHIMA (Falda atada desde arriba de la cintura, casi debajo de los pechos y llega hasta el piso)
  • DURUMAGI (un saco que cubre todo el traje)
  • BEOSEON (especies de medias/zoquetes decoradas)
  • MEDIAS BLANCAS DE ALGODÓN
  • GATSIN (zapatos tradicionales con la punta levantada y generalmente en madera)

Hay muchos estilos de hanbok, no es igual el hanbok que vestía un exclavo, un noble o un rey. En la nobleza y la realeza eran mucho más elegantes y coloridos, llenos de bonitos accesorios que combinaban con su vestimenta. Al igual que el hanbok de una gisaeng (la geisha coreana), era mucho más atrevido y extravagante, a veces incluso con transparencias, algo totalmente atrevido e indecoroso en esa época.

Ejemplo de Ginseng                                      Ejemplo de la vestimenta real

  • Kimono o 着物

El Kimono es posiblemente la vestimenta tradicional asiática más conocida por el resto del mundo. Es el primer traje tradicional asiático que conocí hace ya mucho tiempo gracias a los mangas y animes.

Como seguramente ya sabéis, el kimono es la vestimenta tradicional de Japón y fue utilizado comunmente hasta los primeros años de la posguerra.  El término japonés mono significa ‘cosa’ y ki proviene de kiru, ‘llevar’.

Los kimonos tienen forma de letra “pola” y cubren el cuerpo hasta llegar a los pies, con cuellos de escote en “tita” y amplias mangas. Como es el caso de los hanbok en Corea, hay varios tipos de kimonos; según sean usados por hombres, mujeres o niños. El corte, el color, la tela, las decoraciones y los bordados varían dependiendo del sexo, la edad, el estado marital, la época del año y  el estatus social. El kimono cubre el cuerpo de forma envolvente y es sujetado con una faja ancha llamada obi.

Antes de ser influenciado por la cultura china y coreana, los kimonos se confeccionaban con un material rústico, no obstante, la introducción de la seda hizo del kimono un traje ostentoso y solemne.

El kimono es todo un arte en Japón. La gente realmente aficionada a esta vestimenta llega incluso a asistir a clases para aprender la forma correcta de ponerlo e incluso existen clubes devotos a la cultura del kimono, como el Kimono de Ginza. Sin lugar a dudas, el kimono es todo un arte y está lleno de una belleza que resulta irresistible.

  • Hanfu o 漢服/汉服

El Hanfu puede que sea menos conocido que los anteriores, para mí lo es. Pero no deja de ser digno de mención.

El Hanfu es la ropa tradicional de China e influyó en el Kinomo y en el Hanbok. Existe desde hace más de 3.000 años, e incluso se dice que fue la prenda vestida por el legendario Emperador Amarillo. Desde el mismo momento de su creación, el Hanfu (especialmente entre las élites sociales) estuvo relacionado con la seda, material descubierto según las leyendas por la consorte del Emperado Amarillo, Leizu. La Dinastía Shang desarrolló las primeras versiones del Hanfu; consistía en un yi, una túnica de corte estrecho que llegaba a la altura de la rodilla, junto con una chang, falda estrecha que llegaba a los tobillos. Se teñían con colores primarios intensos o tonos verdes, debido a las limitaciones técnicas del momento.

Mientras buscaba información sobre el Hanfu, me ha sorprendido descubrir que esconde una triste historia tras él. Hoy en día si le preguntas a algún chino sobre el Hanfu es muy posible que no sepa de lo que le estás hablando. ¿Pero cómo es posible eso?

La respuesta es muy sencilla. Remontándonos en la historia 300 años, cuando los manchú invadieron China y fundaron la última dinastía imperial, la Qing (1644). Los manchú, una nación bárbara y nómada del norte de China, que al invadir a los chinos se encontraron con una cultura y una civilización mucho más desarrollada que la suya propia. Eso les provocó un sensación de inferioridad y por ello promulgaron unas políticas destinadas a disminuir la superioridad de los chinos. La política más destructiva fue el Tifayifu, el cual significa “Política de cambio de corte de pelo y del vestuario”. Con esta política, los manchú no sólo querían disminuir la superioridad de los chinos sino también destruir su cultura, obligando a los chinos a aplicar las costumbres manchurianas. Así pues impusieron su cultura obligando a los chinos a desacerse de la suya propia.

Afortuandamente, hoy en día ha iniciado un gran movimiento de Hanfu o renacimiento de Hanfu y de la cultura tradicional china, con el fin de recuperar el Hanfu como el vestido representativo chino.

Cada uno de ellos esconde la apasionante historia y cultura de un país, espero que lo hayáis disfrutado y hayáis aprendido algo nuevo como yo lo he hecho. Agradezco vuestro apoyo al blog y ¡nos vemos en la próxima entrada!

Recomendación: Falling for innocence

  • Título original: 순정에 반하다 (soonjonge banhada)
  • Título en inglés: Falling for innocence/ Fall in love with Soon Jeong
  • Género: Romance, Comedia
  • Episodios: 16
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: ¿Podría tu personalidad y perspectiva de la vida cambiar después de recibir un transplante de corazón?

Kang Min Ho  pasó por un momento difícil en su infancia cuando su padre murió repentinamente y su tío se hizo cargo de él y de la compañía obteniéndola de manera poco moral. Crece y se convierte en un hombre de negocios para poder vengarse de su tío y, poco tiempo después, se somete a un trasplante de corazón.  Con un nuevo corazón él empezará a sentir cambios en su personalidad y en sus gustos, además de empezarse a sentirse atraído por una mujer que hará que su mundo cambie por completo.


OPINIÓN PERSONAL: Falling for innocence es un drama precioso y muy conmovedor que ha hecho que mi corazón se encogiera en demasiadas ocasiones. Pero vayamos poco a poco.

Comencemos con un dato muy curioso con el que no es la primera vez que nos topamos. El título original de este k-drama es 순정에 반하다 (soonjong-e banhada), que traducido al inglés sería más o menos como falling for innocence. 순정 (soonjong) es el nombre de nuestra protagonista que, y aquí viene lo curioso, también significa inocencia en coreano, de ahí ese juego de palabras que tanto les gusta hacer a los coreanos y con el que me encanta encontrarme de vez en cuando.

Al principio de este drama somos testigos de la desesperada lucha de Kang Min Ho por vengarse de su tío, quién traicionó a su padre después de fallecer haciéndose con su empresa de manera ilícita. El tiempo juega en su contra ya que no le queda mucho tiempo de vida debido al débil estado de su corazón. Por ello estará dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de lograr su venganza.

Realmente llegué a despreciar a Kang Min Ho al principio, quién desperdicia el poco tiempo que tiene de vida en un sinsentido. Sin embargo, conforme avanza la historia, me di cuenta que en realidad Min Ho no es más que un niño asustado y dolido quien pide a gritos un poco de amor.

Afortunadamente, la vida le da una segunda oportunidad. Un donante llega justo en el momento más crítico y nuestro protagonista consigue su nuevo corazón milagrosamente. No obstante, para que Kang Min Ho pudiera vivir alguién tenía que morir primero. Creo que es bastante obvio desde el principio quién es o va a ser el donante de Kang Min Ho, sin embargo por si para alguién no lo es tanto, no voy a decir quién es para no hacer ningún spoiler innecesario.

Por otro lado, tenemos a nuestra protagonista femenina Kim Soon Jung, interpretada por una de mis actrices favoritas, Kim So Yeon. Soon Jung trabaja en la empresa del tío de Kang Min Ho como jefa de secretarias, por lo que la relación entre ambos protagonistas no empieza con muy buen pie. Soon Jung es una mujer que lo da todo en su trabajo y que en su vida tiene a dos hombres muy importantes para ella; su novio de toda la vida Ma Dong Wook (Jin Goo), detective de policía, y el mejor amigo de ambos Lee Joon Hee (Yoon Hyun Min) quién trabaja en la misma empresa que ella.

Tras el trasplante de corazón de Kang Min Ho, muchas cosas cambian en la vida de todos los personajes. Kang Min Ho, que es interpretrado por Jung Kyung Ho, da un giro de ciento ochenta grados en su forma de ser. O más bien se va dando cuenta poco a poco de todos los errores que ha cometido y empieza a desear tener una vida mejor, todo gracias a Soon Jung y el amor que empeza a sentir por ella, algo que al principio le parece muy desconcertante.

La verdad es que quedé muy sorprendida con Kang Min Ho, era desconcertante al principio y luego se volvió todavía más desconcertante, digamos que sufre una de esas personalidades 4D, es decir, que es más raro que un perro verde y por culpa de eso me reí muchísimo con él. Al final resultó ser un gran personaje, divertido y muy alocado, algo que choca mucho con el peronaje con el que conocí a Jung Kyung Ho en Cruel Citycon tintes mucho más oscuros.

Otro personaje que cambia drásticamente es Lee Joon Hee, quien tiene una bonita amistad de hace mucho tiempo con Soon Jung y Dong Wook. Pero esta amistad se tambalea por culpa de su ambición. Lee Joon Hee es un personaje que todavía no llego a comprender. No puedo entender la lógica con la que justifica sus aciones, no puedo entender cómo puede ser tan indiferente e insensible respecto a esas mismas acciones y no tener ningún tipo de remordimiento. Una de las cosas que nos enseña Falling for innocence es como el ansia de poder puede consumir a una persona hasta destruirla por completo. Algo que da mucho miedo, porque todos estamos expuestos a ese mal en el mundo que vivimos hoy en día.

Otros dos personajes muy divertidos son Oh Woo Sik (Lee Shi Un), secretario personal de Kang Min Ho, y Na Ok Hyun (Jo Eun Ji), quien trabaja en la estación de policía junto a Dong Wook y es amiga de Soon Jung.

Lo último que queda por analizar es el amor entre nuestros protagonistas. Me encantó la relación entre ambos porque surje de manera muy natural, sin ser forzado. Es un amor que tiene muchas dificultades que superar y con el esfuerzo de ambos lo pueden conseguir. Un amor sincero y muy grande que me conmovió muchísimo y me hizo llorar a lágrima viva.

Como ya he dicho anteriormente, Falling for innocence es un drama que nos enseña muchas cosas sobre la vida y la más importante de todas ellas es que hay que disfrutar de la vida, vivir el momento, no desperdiciar el tiempo y hacer todo lo que deseamos porque nunca se sabe lo que puede pasar el día de mañana.

Y hablando de grandes lecciones, me quedo con esa frase que nos dice Dong Wook a través de Soon Jung, que dice algo así como: “La felicidad no es para siempre, pero la tristeza tampoco lo es. La tristeza también pasará.”

Una verdad irrefutable que solemos olvidar muy amenudo, todo en la vida pasa, hasta lo malo.

Así que si estabas dudoso sobre si ver o no este k-drama, mi consejo es que lo veas. Es un drama que no te puedes perder y te aseguro que te encantará. Yo personalmente lo echaré mucho de menos 😦

Aquí os dejo los link dónde podéis ver el drama:

En viki.com http://www.viki.com/tv/26491c-falling-for-innocence-aka-beating-again?q=falling

Y para los países que no puedan verlo en viki.com por culpa de las licencias, aquí os dejo otro link de otra web, en este caso de doramastv.com:         http://doramastv.com/drama/falling-innocence/

¡Seguid apoyando este blog y dejad vuestras opiniones! Muchas gracias a todos por leer.

Conociendo a: One ok Rock

Para los amantes del rock y, sobre todo, para los amantes del J-rock, One ok Rock es un grupo imprescindible.

Para mí, que tengo un pasado “oscuro” con grupos americanos como My Chemical Romance, cuando me topé hace más o menos un año con este grupo por pura casualidad fue como un regalo caído del cielo.

One ok Rock es un grupo con un estilo punk rock algo agresivo, lo que lo hace irresistible para los amantes de este género y con la escasez de este estilo que hay hoy en día lo es más aún.

La banda es, evidentemente, de origen japonés, y hoy en día está formada por cuatro miembros, Taka (vocalista principal), Toru (líder, guitarrista y sub-vocalista), Ryota (bajista) y Tomoya (baterista).

One ok Rock mezcla el japonés con el inglés en sus canciones, lo que las hace más cercanas a los fans extranjeros, y a diferencia de otros grupos que no son originarios de habla inglesa y que terminan por cantar sus canciones completamente en inglés, con el tiempo One ok Rock no ha sido influenciado por esto y sigue manteniendo el japonés bien presente en sus discos, como debe de ser.

One ok Rock ha sacado hasta la fecha 7 álbumes, el último en febrero de 2015, y estas son algunas de sus canciones:

Keep it Real

Keep it Real fue uno de sus primeros singles más pegadizos y que consiguió gran fama.

Liar

Uno de sus singles más famosos.

Answer is Near

Esta fue la primera canción que escuché de One ok Rock y con la que me enamoré completamente de ellos.

Whatever you are (LIVE)

A pesar de ser un grupo de J-rock, One ok Rock tiene baladas tan preciosas como esta.

C.h.a.o.s.m.y.t.h.

Cry out

Mighty long fall

Estas dos últimas canciones pertenecen a su último álbum estrenado a principios de este año. Mighty long fall además pertenece al OST de la segunda película del live action del manga Rurouni Kensin, así como también compusieron una canción (The Beginning) para la primera película de este live action.

One ok Rock es un grupo con mucho talento y muy conocido que incluso llegó a hacer una gira europea hace poco, con la por cierto sufrí mucho porque no vinieron a España (ea que le vamos a hacer) y que merece mucho reconocimiento.

Rock, letras en japonés y talento, mucho talento, ¿qué más se puede pedir?

¡Hasta aquí la entrada de hoy! No olvidéis dejar vuestra opinión y darle a me gusta 😉 ¿Conocíais ya a esta banda de J-rock?

OST de k-dramas: una forma única de sentir una historia

ost1

Hay algo que hace destacar a un dorama por encima de los demás. A parte de los actores, el guión y la edición, hay algo más que un dorama necesita para estar completo. Y eso es su banda sonora, o mejor dicho, OST. Porque no hay nada igual en este mundo como la música, que mueve pasiones y transmite sentimientos debastadoramente.

Un OST puede marcar la diferencia entre un dorama especial o uno del montón, así de importante es. Buena música, buenas canciones, buenos intérpretes y un buen sentido a la hora de utilizarla en las escenas y momentos claves puede hacer brillar cualquier historia de manera especial.

Por eso aquí y ahora hago una pequeña recopilación de lo que para mí son las mejores canciones de los mejores OST que he escuchado hasta ahora.

1. I hear your voice OST: Ever Single Day – Echo

Cada vez que escucho esta canción me transporta a aquellos momentos tan épicos que viví con este k-drama, uno de mis favoritos, y esta canción está completamente a su altura.

2. It’s OK, it’s love OST

2.1 Family of the year – Hero

2.2 Twin Forks – Cross my mind

Un espectacular OST para un espectacular y maravilloso drama. It’s OK, it’s love es uno de los mejores k-dramas del 2014 y con él su OST. Me ha costado mucha fuerza de voluntad no poner todas sus canciones porque todas son maravillosas. Cada vez que lo escucho es como si estuviera escuchando el sonido del verano.

3. Secret Garden OST: 4Men – Reason

Secret Garden también tiene maravillosas canciones, pero elijo esta simplemente porque se me ponen los pelos de punta cada vez que la escucho. Preciosa.

4. Faith OST: Ali – Carry on

Otro de mis k-dramas favoritos y otra de mis canciones preferidas. Ali es una cantante maravillosa autora de muchas canciones de OST inolvidables.

5. Healer OST: Michael Learns To Rock – Eternal Love

Escuchar esta canción me hace recordar inmediatamente la preciosa historia de amor que hay en este drama. Una canción preciosa para un amor envidiable.

6. Pinocchio OST: Ever single day – My story

Otra fascinante canción de la mano del grupo Ever single day para el OST de Pinocchio.

7. Kill me, Heal me OST: Jang Jae In Ft. NaShow – Auditory Hallucination

Kill me, Heal me es un drama que me atrapó desde el principio y escuchando esta canción me hace regresar a todo ese torbellino de sentimientos del que está repleto. Me vienen todos los sentimientos escuchándola.

8. Angry Mom Ost

8.1 Aberdeen Orange – Teleport me

8.2 Ali – Crying, crying, crying

Dos canciones preciosas y emotivas que merecen estar en esta lista. Angry Mom es un drama que hace llorar y sufrir al espectador para poder transmitir esta historia tan humana y gracias a estas dos canciones lo consigue completamente.

9. Falling for innocence OST: Davink – Paradise

Ni siquiera he terminado todavía de ver este drama y ya estoy completamente enamorada de esta canción. Maravillosa y fascinante. Hace latir mi corazón con emoción. Esta es mi canción de la semana. Estupenda.

10. The king and the clown OST: Lee Sun Hee – Fate

Esta canción pertenece al OST de una película coreana, no de un drama, aún así creo que no puede faltar en esta lista. Es una canción triste y emotiva interpretada por la fantástica cantante veterana Lee Sun Hee,  es imposible no deleitarse con ella.

Ya que esta canción es tan especial, os dejo de regalo una cover hecha por Yoon Min Soo y Shin Yong Jae como un homenaje a esta cantante y que os pondrá los pelos de punta.

Después de todas estas canciones y con los sentimientos a flor de piel, me despido hasta la próxima. No olvidéis que en Corea no solo existe el K-pop, también hay cantantes tan espléndidos y fascinantes como estos que hacen los dramas mucho más maravillosos de lo que ya lo son. ¡Espero que lo hayáis disfrutado tanto como yo!

¡Y~…! No os olvidéis de dejar vuestro granito de arena y haced un comentario, darle a me gusta y/o compartid esta entrada para que este blog pueda seguir adelante. ¡Muchas gracias a todos por leer!

Recomendación: Angry Mom

  • Angry_MomMBC2015-4 Título original: 앤그리맘
  • Título en inglés: Angry mom
  • Título en español: Mamá enfadada
  • Género: Escolar, Familiar, Drama
  • Episodios: 16

Sinopsis: Cuando Jo Kang Ja era una estudiante de secundaria, era una abusiva en su escuela. Ella dio a luz a su hija Ah Ran cuando seguía siendo una adolescente y por ello tuvo que madurar rápidamente y no le quedó más remedio que ser más responsable. Su hija Ah Ran es ahora una estudiante de secundaria, pero es gravemente acosada en la escuela. Cuando la situación de su hija es insostenible, Jo Kang Ja  toma la drástica decisión de volver a la escuela como una estudiante para así poder proteger a su hija.


OPINIÓN PERSONAL: Angry mom es mucho más de lo que se puede describir en una sinopsis. Y eso lo fui descubriendo poco a poco mientras lo iba viendo. La verdad es que al leer la descripción me pareció un argumento un poco absurdo, o más que absurdo irreal, pero aun así me animé a verla.

Es difícil creer que una madre decida “infiltrarse” en la escuela de su hija porque algunos de sus compañeros la están acosando. Pero es que Jo Kang Ja no es una madre común, y el acoso de su hija resulta ser mucho más que unos niños jugando a ser malos.

 En los primeros capítulos lo pasé bastante mal, lo único que podía ver era violencia, violencia y más violencia. Ver a unos niños comportándose de esa manera me escandalizó bastante y eso que creía estar curada de espantos después de ver School 2013, dónde también hay una gran violencia entre los escolares precisamente con la intención de denunciar la violencia escolar que hay en las aulas coreanas y que parece ser un grave problema en Corea.

Todavía no estoy segura si el acoso escolar en Corea llega a tales extremos o en los dramas se dramatiza un poco, aun así eso no fue lo peor que vi en Angry mom. Lo peor fue la indiferencia de los adultos ante esta violencia e incluso la instigación. Y con adultos me refiero a los profesores y a la dirección del colegio. Un colegio que resulta ser el foco de una gran corrupción.

Es un drama con tintes muy oscuros y dramáticos, olvídate de la inocencia que suelen tener los dramas escolares, porque en Angry mom premia la violencia, la corrupción y las injusticias. Y por culpa de todo eso he sufrido mucho viéndolo, he llorado a mares y he sentido una gran angustia casi constante.

Aun así, lo he disfrutado mucho porque lo he sentido, y no me arrepiento en absoluto de haberlo visto, a pesar de todo el sufrimiento, Angry mom merece la pena y mucho. Además, este drama no es solo sufrimiento, también tiene sus momentos cómicos y sus momentos tiernos. Porque a pesar de estar lleno de violencia, otro de sus grandes fuertes es el amor.

Puede que Angry mom no sea un drama romántico, porque no lo es, pero eso no significa que no haya amor. Hay y mucho. Este k-drama esta lleno del amor más grande que existe; el amor de una madre por su hijo. Porque una madre está dispuesta a hacer lo que sea para ayudar y proteger a un hijo y eso nos lo enseña Jo Kang Ja.

Otro aspecto muy destacable de este drama son los personajes, quienes sufren una gran evolución conforme va avanzando la historia. Muchos de ellos me han sorprendido enormemente, llegándome a encariñar con los que en un principio llegué a odiar.

Jo Kang Ja es interpretada por la genial Kim Hee Sun, a quien pudimos ver en Faith junto a Lee Min Ho. Kang Ja es una madre y ama de casa que intenta vivir con normalidad atendiendo las necesidades de su marido, suegra e hija, e intentando dejar atrás su pasado. Pero cuando la vida de su hija, Ah Ran, interpretado por la joven actriz Kim Yoo Jung, es amenazada, tomará la drástica decisión de hacerse pasar por estudiante con el nombre Jo Bang Wool, y volver a sus días de pandillera para poder protegerla, y así se verá envuelta en algo que va mucho más allá de un simple acoso escolar. Jo Kang Ja es una mujer fuerte, una luchadora nata, con un fuerte sentido de la justicia y quien ha pasado por grandes injusticias desde joven. Ese instinto que siempre tuvo volverá a florecer con el fuerte deseo de proteger a quien más quiere en este mundo; su hija.

Para ello pide la ayuda de su vieja amiga Han Gong Joo (Go Soo Hee), quien acaba haciéndose pasar por su madre. Ella y sus dos subordinados protagonizan momentos muy cómicos, estos tres personajes son realmente maravillosos.

Por otro lado tenemos a Park Noh Ah, interpretado por el maravilloso Ji Hyun Woo, a quién pudimos ver en Queen In Hyun’s man y Trot lovers. Noh Ah es el profesor y tutor de la clase de Ah Ran. Es un profesor idealista, que cree en sus estudiantes ciegamente y vive ajeno a todo lo que pasa en el colegio donde trabaja. Es inocente, un poco simple y vive en su mundo yupi, es decir, cree que el mundo es de color de rosa. La verdad es que al principio me sacaba de quicio a la misma vez que me despertaba una gran ternura. No obstante, conforme avanza la historia evoluciona enormemente y el ideal de cuidar y proteger a sus alumnos se vuelve realidad y hará todo lo posible por ayudarles y luchar contra las injusticias.

Go Bok Dong (Kim Ji Soo) es uno de los personajes que más me sorprendió. Al principio lo único que pude ver en él fue a un matón que seguía las órdenes del hijo del presidente, incapaz de pensar por sí mismo. Luego vi que era un mafioso en potencia. Y luego me di cuenta que en realidad era un niño a quien obligaban a jugar a ser un adulto, un adulto malo, y un juego muy peligroso. Pero Bok Dong esconde mucho más de lo que deja ver y acabé siendo completamente conquistada por él. Cabe destacar que termina enamorado de Jo Bang Wool sin saber que en realidad es una mujer de casi cuarenta años, con hija y todo. Su amor por ella es tan tierno e inocente que es imposible no derretirse.

Baro también participa en este drama interpretando a Hong Sang Tae, hijo del presidente de la fundación Myung Sung, un hombre aterrador. Sang Tae se cree dueño y señor del colegio, y prácticamente lo es. Así lo tratan tanto alumnos como profesores. Solo Ah Ran lo tratará de forma más dura, lo que hará que se interese por ella y logrará un gran cambio en él.

Por último, me gustaría mencionar un personaje más que así lo merece. Ahn Dong Chil (Kim Hee Won) es un hombre duro, frío y sin moral alguna, el perro de Hong Sang Bok (padre de Sang Tae). Es un hombre aterrador quien parece estar involucrado de alguna forma en el pasado de Kang Ja. A pesar de protagonizar momentos realmente duros e injustos, no podía evitar sentir debilidad por este personaje. Y es que Kim Hee Won es un actor que, a pesar de no haberlo visto en ningún drama como protagonista, me tiene completamente encandilada desde hace tiempo. Y aunque lo pasé muy mal por su culpa, tengo que decir que es uno de los mejores personajes de esta historia y uno que no decepciona en absoluto.

Como podéis ver, Angry mom me tiene totalmente conquistada. Y no es para menos, es una gran historia (que por cierto el guión es del ganador del concurso de MBC 2014), con unos grandes personajes y con una gran capacidad de transmitir sentimientos.

Por ello, si todavía no te animas a verlo, no sé a que esperas. Te aseguro que no te arrepentirás.

Y aquí están los links para quién quiera ir a verlo inmediatamente, ¡qué lo disfrutéis!:

En viki.com: http://www.viki.com/tv/26546c-angry-mom?q=angry

En doramastv.com: http://doramastv.com/drama/angry-mom/

Modern Toilet, único en su especie

P1010668-1024x768Estreno sección y no se me ocurre mejor manera de hacerlo. Situémonos. Nos encontramos en Taiwán, concretamente en su capital Taipei, en el restaurante de nombre Modern Toilet. Nada más por el nombre se puede intuir que no nos encontramos en un restaurante común y corriente. Y, efectivamente, no lo es. Y es que solo en un país asiático como Taiwán podríamos encontramos mientras vamos andando por la calle algo como esto.

modern-toilet-taipei-modern-toilet-dining-experience

Sí, es un váter gigante en la fachada de un restaurante. Así de buenas a primeras no parece un restaurante precisamente, más bien parece una tienda donde venden… pues eso, váteres. La primera impresión para un extranjero, sobre todo si es de occidente, puede que no sea muy… alentadora, pero sin lugar a dudas es un lugar muy peculiar y la curiosidad puede con nosotros. Así que adentrémonos en él, a ver que nos encontramos.Modern-Toilet-Taipei

3 salle2

Asientos que son váteres, lámparas con formas de caquita (por decirlo de una forma…¿delicada?), mesas que son bañeras, duchas en las paredes…, una decoración extravagante, alocada y absurda pero que te encantaría tener en el aseo de tu casa. Pero si creías que esta locura acababa aquí, estabas muy equivocado. Ahora viene lo mejor.

postcard-of-fashionable-toilet

shit3-163541_copy1

Adiós a los platos de toda la vida, en Modern Toilet te sirven la comida en un mini váter y de regalito una caquita que, sinceramente, no sé si es de adorno o se puede comer. También sean bienvenidos los helados con la forma de caquita. Vivan las caquitas. ¿Qué obsesión, o mejor dicho, pasión, por la forma de caquita tienes los asiáticos? De verdad que nunca podré comprender esa afición. No sé si a todo el mundo le gustaría comer en un ambiente como este, yo por mi parte, si algún día tengo la oportunidad, no dudaré en ir a comer a este peculiar restaurante. ¿Qué hay de ti, te animas?

Shine or go crazy

    • Shine_or_Go_Crazy-p1 Tígulo original: 빛나거나 미치거나
    • Título en inglés: Shine or go crazy
    • Título en español: Brilla o enloquece
    • Género: Histórico, Romance
    • Episodios: 24
    • Estado: Finalizado
    • Sinopsis: Una maldición impuesta sobre un príncipe y una princesa de dos naciones diferentes durante la era de Goryeo entrelaza sus destinos y contribuye al surgimiento de una nueva nación. Wang So es un príncipe de Goryeo al que marginan y mantienen alejado de su legítimo lugar en el trono a causa de una profecía que anuncia que hundirá a su nación en un río de sangre. Shin Yool es la última princesa de Balhae. A causa del fatídico destino que anuncia que se convertirá en luz de una nación diferente, Shin Yool escapa de una muerte cercana a manos de su propia gente y crece bajo la protección de Gang Myeong y Baek Myo, antiguos sirvientes reales. Una situación fortuita llevará a Wang So y Shin Yool a contraer matrimonio por un día, cambiando sus destinos para siempre.

OPINIÓN PERSONAL: Tengo una extraña relación con este k-drama, una especie de amor-odio. La verdad es que conforme lo iba viendo cada vez me gustaba menos pero aún así no podía dejar de verlo, ¿extraño, verdad?

Lo empecé porque hacía  mucho tiempo que no veía ningún drama histórico y me apetecía ver alguno, así que me decidí por Shine or go crazy. Lo que más me gusta de ver dramas históricos es poder aprender la cultura tradicional coreana e incluso a veces parte de su historia ya que muchos de ellos están basados en hechos reales, por ello siempre los empiezo con grandes expectativas. No obstante, a veces, como es el caso de Shine or go crazy, esas expectativas van desapareciendo poco a poco.

Y es que hubo muchas cosas que no me gustaron y muchas otras que habrían sido mejor hechas de otra forma.

Para empezar, tenemos un “triángulo” amoroso compuesto por el príncipe Wang So (Jang Hyuk), la última princesa de Balhea Shin Yool (Oh Seo Yoon) y la princesa Yeo Won (Lee Ha Nui). O al menos eso pensé al leer la sinopsis y al empezar el drama. Luego resultó que de triángulo amoroso tenía poco, el verdadero triángulo lo formaban Wang So, Shin Yool y el príncipe Wang Uk (Im Joo Hwan), que termina enamorándose de Shin Yool (algo bastante evidente desde el principio). Y esta es una de mis grandes decepciones con este drama. Yo esperaba un dramático triángulo amoroso junto a las dos princesas que, en mi opinión, habría sido lo más lógico por eso de que ambas han nacido bajo no sé qué estrella.  Pero no podría haber estado más equivocada, de hecho creo que con quien menos interactúa Wang So en todo el drama es precisamente con la princesa Yeo Won, y eso que es su esposa.

Una gran decepción, como ya he mencionado, ¿por qué? Porque por primera vez después de tres largos años viendo doramas quería que el protagonista se quedara con la tercera persona en discordia, es decir, con la princesa Yeo Won.

La princesa Yeo Won, interpretado por la ex Miss Corea Lee Ha Nui (y de la cual me declaro fan incondicional), resulta ser, en mi opinión, el personaje más interesante y con más personalidad de todos. Al principio de la historia, Yeo Won resulta ser mala malísima. Fría, calculadora, sin escrúpulos y dispuesta a hacer cualquier cosa para lograr sus metas, todo ello bajo una inquebrantable elegancia. Maravillosa. Toda una femme fatale de la era Joseon. Pero a pesar de todo eso, conforme avanza la historia, te das cuenta que ella también tiene su propio corazoncito y su propio sufrimiento. Se va haciendo un poco más humana y descubres el por qué de su comportamiento. Una lástima que no le hayan dado más protagonismo.

Al lado de un personaje tan maravilloso como este, los protagonistas dejan mucho que desear.

Shin Yool es mi segunda decepción. Resulta ser la típica protagonista de un drama histórico; alegre, con una bondad al nivel de Teresa de Calcuta y con un trágico pasado. Para mí fue un personaje simple, muy plano, sin trasfondo y demasiado predecible.

En lo que se refiere a Wang So, tengo sentimientos encontrados. Es interpretado por el maravilloso Jang Hyuk y pasé muy buenos momentos volviendo a oír su risa tan particular y contagiosa, pero, quizá porque tenía demasiado reciente Fated to love you, me parecía estar viendo a un Lee Gun con perilla y túnica.

Pero lo peor de todo y más decepcionante fue la química que existía entre los protagonistas, completamente nula, en mi opinión. Si Shin Yool me parecía predecible y simple, la relación entre ella y Wang So era mucho peor. Wang So más que enamorado me parecía obsesionado y preocupantemente dependiente de Shin Yool, mientras que ella se mantenía distante e indiferente en demasiadas ocasiones, no importa que fuera por fuerzas mayores, hay un límite para todo.

Todo habría sido muy distinto con la princesa Yeo Won. Habría resultado un romance más dramático, más tormentoso (no olvidemos que Yeo Won no tenía muy buenas intenciones al principio, lo que habría dificultado un supuesto romance entre ellos), pero indudablemente habría sido más apasionado e interesante, uno de esos romances con los que da gusto sufrir.

Pero eso solo ocurrió en mi imaginación y puede que lo siguiera viendo precisamente porque tenía la esperanza de que la historia diera un giro de 180 grados.

Para mi gusto le faltó acción, la trama al final se hizo aburrida, sin grandes acontecimientos, la supuesta profecía y destino quedó en el olvido, los interrogantes alrededor de la familia de Shin Yool también quedaron en segundo plano, o más bien en tercero, en los últimos capítulos todo ocurre muy deprisa para llegar a un final bastante carente, de hecho para mí Shine or go crazy es como una gran introducción para lo que debería haber sido la verdadera historia… y que no fue. Sin lugar a dudas borraría los últimos minutos del último capítulo.

Definitivamente carece de muchas cosas y no se encuentra entre mis dramas favoritos.

Para quién se anime a verlo aquí dejo dos links de diferentes webs, como siempre:

En viki.com: http://www.viki.com/tv/25665c-shine-or-go-crazy?q=shine%20or%20go

En doramastv.com: http://doramastv.com/drama/shine-or-go-crazy/

Blood ¿éxito o fracaso?

8688265d90

Creo que este k-drama no necesita presentación. Ya sea por su éxito o por su fracaso, es conocido por todos y todas, por ello no haré una reseña normal de él, simplemente lo analizaré y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Blood está protagonizado por Ahn Jae Hyun, a quién pudimos ver en el famoso drama You who comes from the stars  y en You’re All Surrounded, y por Goo Hye Sun, muy conocida por su papel protagónico en BBF.

Como bien sabréis, este drama ha sido un completo fracaso en Corea. Ya sabemos cómo les gusta criticar a los fans coreanos, y desde el primer capítulo dejaron bien claro un casi total rechazo por este k-drama y por la pobre interpretación, según ellos, de sus protagonistas.

En contraposición tenemos a los fans latinos, quienes tienen una opinión completamente contraria a los coreanos. Para ellos es una historia que merece la pena ver. De hecho, es uno de los dramas más vistos por los fans latinos de lo que llevamos de este año.

Yo no soy ni coreana ni latinoamericana, digamos que soy como Suiza, neutral. Y así intentaré mantenerme a continuación y ser objetiva.

Cuando lo empecé a ver ya había leído algo sobre el mal recibimiento que había tenido por parte de los coreanos, y no pude evitar empezarlo con ciertos prejuicios. Y admito que al principio me pareció un poco pobre las actuaciones de ambos protagonistas, sobre todo la de Goo Hye Sun. Aún así, continué viéndolo, tal vez fuera por sus tintes crepusculescos, que hacían sentirme nostálgica.

Luego descubrí que poco o nada tenía que ver con Crepúsculo. Y casi que fue de agradecer.

La verdad es que tenía cierta esperanza puesta en Park Ji Sang (Ahn Jae Hyun), él era un vampiro y como tal esperaba de él que tuviera un gran carisma (que en parte lo tenía), que fuera sexy y que nos dejara a todas al borde del coma, sin embargo resultó ser mucho más humano de lo que esperaba (entiéndase por humano como… “normal”). Vale que tenía la piel de un blanco reluciente, vale que su temperatura corporal fuera anormalmente baja, pero le faltaba algo, y sin ese algo no pude encandilarme de él. Comparándolo con Min Tae Yeon de Vampire Prosecutor, nuestro Park Ji Sang deja mucho que desear, Tae Yeon era mucho más sexy, mucho más varonil, mucho más… vampiro. Y que conste que Ahn Jae Hyun me tiene enamorada desde You who come from the stars.

En cuanto a Goo Hye Sun, es cierto que su actuación no era muy buena al principio, de hecho me sorprendí mucho viéndola hablar como… un robot, prácticamente. Afortunadamente luego mejoró un poco. A pesar de todo esto, podía ver cierta química entre ambos y eso me gustaba.

Así que me vi emocionada por seguir viéndola, tenía a un vampiro cuyos padres habían sido traicionados y asesinados por el que fue su amigo, y a una humana cuyos padres también mueren en extrañas circunstancias el mismo día que conoce a este vampiro. Una trama que no es muy innovadora pero que gusta y yo no era menos. De hecho se pone bastante interesante cuando extraños sucesos comienzan a pasar en el hospital donde ambos protagonistas trabajan. Admito que llegué a pasar un poco de miedo por culpa de estos sucesos.

Así que este drama empezó mal pero pudo recuperarse y atraer lo suficiente mi atención. Sin embargo, algo que no puedo perdonar son las escenas de acción, lo más importante para estas escenas es tener a gente que controle perfectamente las artes marciales, desafortunadamente Ahn Jae Hyun no las domina, y eso es evidente cuando hacen tan evidente que es un doble el que las hace. No le culpo a él por no dominar las artes marciales, ni mucho menos, culpo al director y al equipo de edición por hacerlo tan evidente.

Es cierto que conforme se acercaba el final se me fue haciendo un poco cuesta arriba. La historia había perdido un poco de intriga, muchas cosas ya se sabían o eran evidentes, lo que hacía un poco tedioso seguir avanzando en ella. También creo que alargaron demasiado el tira y afloja (si es que se le puede llamar así) entre los protagonistas.

A pesar de todo esto, no creo que Blood tenga que ser calificada como fracaso, para mí no lo ha sido. Tampoco ha sido un éxito total. Blood es un drama con muchas carencias, pudo haber sido mucho mejor explotado, sí, pero creo que tiene cosas por las que merece ser visto, y dos de ellas son Hyun Woo (Jung Hae In), amigo de Ji Sang, y Luuvy, el robot creado por Hyun Woo. ¡Me declaro completamente fan de ambos!

Y para los que se animen a ver este drama, aquí os dejo dos links de diferentes webs:

En viki.com: http://www.viki.com/tv/24437c-blood?q=blood

En doramasasia.com: http://www.doramasasia.com/2015/03/blood-dorama-online-sub-espanol.html