Yatai, uno de los pequeños placeres de la vida en Japón

Os pongo en situación:

Caminamos por una de las tantas calles abarrotadas de Tokio, el frío del invierno nos cala hasta los huesos, nos hiela las manos y la cara y el ir y venir del viento helado nos hace tiritar todavía más. Delante de nosotros vemos caer un copo de nieve lentamente, su caída es irregular pues el viento le hace bailar por el cielo y, aunque nos gusta la nieve, desearíamos estar calentitos en casa con una manta y una taza de chocolate caliente. Pero, de repente, vemos una luz a lo lejos y decidimos ir hacia allí. Conforme nos vamos acercando nos va invadiendo un agradable olor que últimamente se ha vuelto familiar para nosotros.  Al llegar, nos damos cuenta de que hemos llegado hasta un pequeño yatai, atraídos por la cálida luz del farolillo y el agradable olor a comida. Vemos a un pequeño grupo de gente sentada al rededor del puestecito, comiendo un humeante y caliente plato de ramen. Sin pensarlo dos veces nos sentamos y pedimos un plato igual que el del anciano que está sentado a nuestro lado. Cuando nos sirven, nos deleitamos con el cálido vapor que sale de nuestro plato, que nos calienta la cara y nos abre el apetito con su agradable aroma. Cogemos los palillos con ansia contenida y comenzamos a comer, si llevásemos gafas se nos habrían empañado. Ya no echamos de menos ni la manta ni la taza de chocolate caliente. Detrás de nosotros, tras las pequeñas cortinas de tela, la nieve ha empezado a caer abundantemente, pero nosotros permanecemos calentitos con nuestro delicioso plato de ramen y nos ha dejado de importar el frío que hace esa noche de invierno.

Esta es la imagen que he tenido desde muy pequeña en mi cabeza. Mucho antes de saber si quiera lo que era un dorama o un drama, yo ya soñaba con viajar a Japón y poder comer un buen plato de ramen en invierno en un yatai, o lo que es lo mismo, en un puesto callejero de ramen.

Un yatai es, concretamente, un establecimiento móvil con ruedas que se lleva a cuestas, ya sea en coche o en bici, normalmente con mesas de camping y taburetes, las cortinas noren que dan la bienvenida y el farolillo rojo que indica la comida que nos van a servir es lo que nos puede parecer más característico de ellos. La comida puede ser muy variada, no solo hay yatai de ramen, también es muy típico encontrar puestos en los que sirven oden

Al caer la noche, el propietario dispone todo y abre su pequeño local portátil, que permanecerá abierto hasta altas horas de la madrugada. En un ambiente relajado, que a muchos de nosotros nos evoca al Japón del pasado lo que, para los amantes de esta cultura como yo misma, los hace todavía más atractivos. El precio de la comida que sirven en los yatai suele ser muy barato, por ello es muy común encontrarse con ellos hasta en el bullicioso centro de Tokio.

Sé que a muchos amantes del manga y el anime les resultará muy familiar, pues en ellos es muy común encontrar a los personajes comiendo en uno de estos puestos callejeros, sobre todo ramen y oden. Yo misma los descubrí de esa manera.

Para mí, uno de los pequeños placeres de la vida es este. No creo que haya nada mejor como comerse un caliente y humeante plato de ramen en un yatai en invierno. Eso no quiere decir que en verano no estén. Es simplemente mi propia fantasía la que aquí describo, fantasía que espero que algún día se vuelva realidad.

¿Qué os parecen los yatai? ¿Conocíais ya su existencia? Comentadme si os gustaría alguna vez comer en uno de estos puestos callejeros, venga, ¿quién se anima a venirse conmigo? 😉

The Princess’ Man (aka El hombre de la princesa)

  • Título original: 공주의 남자
  • Título en inglés: The princess’ man
  • Título en español: El hombre de la princesa
  • Episodios: 24
  • Género: Histórico, Drama, Romance
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Lee Se Ryung es la hija del Gran Príncipe Suyang (el rey eventual séptimo de la dinastía Joseon). A diferencia de las mujeres de su época, Lee Se Ryung tiene un carácter audaz e inquisitivo. Lee Se Ryung luego cae en un fatídico romance con Kim Seung Yoo el hijo del General Kim Jongseo, un enemigo jurado de su padre antes de su ascensión al trono.El Principe Suyang conspira en contra de Kim Jongseo, lo asesina y también a otros miembros de su familia,Kim Seung Yoo, después de muchas dificultades regresa a tomar venganza teniendo que enfrentar los sentimientos amorosos hacia Se Ryung. ¿Cómo terminará la historia entre estos dos desafortunados amantes?


OPINIÓN PERSONAL: Había oído hablar de este sageuk miles de veces y leí sobre él otras mil, pero nunca me había animado a verlo hasta ahora. No sé ni por dónde empezar. Tal vez por decir que es considerado como el Romeo y Julieta coreano y creo que con tan solo saber eso es una razón más que suficiente para plantearse verlo.

A pesar de que tiene cosas que no me han convencido del todo y al final me ha dejado con algunas dudas o, más que dudas, curiosidad por saber qué pasó con ciertos personajes, tengo que decir que no esperaba que fuera una historia tan fascinante. Ya no solo por la historia de amor que se cuenta, que por supuesto es uno de sus mayores fuertes, sino por la manera en la que te la plantean, desde dos puntos de vista completamente diferentes y, en mitad de todo ese revuelto de conflictos, traiciones y odio, se encuentran los protagonistas, prácticamente enemigos por naturaleza debido al enfrentamiento entre sus familias, que han caído en la desgracia de enamorarse el uno del otro condenándose ellos mismos a un gran sufrimiento. Y nosotros sufriremos con ellos de la misma forma, eso os lo puedo asegurar.

Dicho solo esto, sé que a muchos que conozcan bien la historia de Romeo y Julieta les parecerá muy similar, demasiado tal vez. Pues no os equivoquéis, todo posible parecido, intencionado o no, llega hasta ahí.

Lo primero que nos encontramos al empezar el primer episodio es una dramática escena, a algunos podría no gustarle el echo de que la historia comience con un gran spoiler, a mí personalmente me parece un incentivo para seguir viendo capítulos hasta descubrir cómo se llegará a la situación que nos mostraron al principio, al fin y al cabo al leer la sinopsis ya sabes un poquito lo que va a ocurrir.

Así pues, como ya he mencionado antes, en tan solo 24 episodios ocurren muchísimas cosas sobre las que resulta difícil mencionar a todas y cada una de ellas, por ello conozcamos un poco más de esta historia a través de algunos de sus personajes, quienes han resultado ser un elenco de lujo, tanto si son más buenos o más malos, no importa porque se disfruta con cada uno de ellos, unos te profesaran amor y otros odio, pero ninguno te dejará indiferente. Comencemos con los personajes principales:

Kim Seung Yoo, interpretado por Park Shi Hoo, es un profesor algo holgazán, despreocupado y mujeriego al que se le encarga dar clases a la princesa, a quien no le gusta recibir esas clases y siempre juega bromas pesadas a sus profesores, haciendo que estos renuncien. Es gracias a estas recién asignadas clases que Seung Yoo conocerá a Se Ryung, de la que se irá enamorando poco a poco sin saber de quien es hija. Así de simple es como comienza un tormentoso camino para estos dos. Kim Seung Yoo sufre un gran cambio en su personalidad tras la injusta muerte de su padre y tras ser traicionado por gente cercana a él y descubrir de quien es hija Se Ryung, la mujer que ama. Sufre tal calvario que se convierte en alguien sin alma, movido solo por su sed de venganza. Park Shi Hoo hace una brillante interpretación, es imposible no caer rendidita a los pies de Seung Yoo, ya sea por su picardía del principio o el alma en pena y ser  vengativo en el que se convierte después. Independientemente de cualquier escándalo que tuvo Park Shi Hoo, fuera cierto o no, para mí es un gran actor y este es el mejor drama que he visto de él hasta ahora, y espero que todavía tenga una gran carrera por delante.

Lee Se Ryung, interpretada por Moon Chae Won, es una joven de la nobleza algo distinta a las demás hijas de nobles, pues está determinada a aprender a montar a caballo, algo que a ninguna joven de alta cuna se le ocurriría jamás. Valiente, alegre y justa, así es ella. Al principio no quiere o no puede creer que su padre tenga intenciones de hacerse con el trono y lo defiende como cualquier hija haría. Termina perdidamente enamorada de Seung Yoo sabiendo perfectamente de quien es hijo, pero ignorando completamente la gravedad de la situación entre sus familias. Lee Se Ryung es, para mí, el mejor personaje que aparece. Es maravillosa y es la que más sufre de todos porque, a pesar de que Seung Yoo es objeto de odio y de quien se quiere deshacer todo el mundo, Se Ryung es quien tiene que elegir entre su padre o el hombre a quien ama. Sufrí mucho por ella porque se encontraba en una situación en la que, pasara lo que pasase, iba a sufrir muchísimo. Y lo da todo por él, por defenderlo, por ayudarle a hacer justicia y por amarlo, porque, si no fuera por ella, esta historia de amor habría acabado antes de que les diera tiempo a empezar algo.

Como podréis imaginar, la relación entre ambos es tormentosa y muy dramática, un amor que estaba condenado desde el principio y que fue juzgado por todos. A pesar de todos y de ellos mismos, lo que sienten el uno por el otro es más fuerte que cualquier situación y persona y no podrán resistir estar separados. Pero, ¿logrará este amor vencer todas las dificultades?

No obstante, The Princess’ man no solo es una apasionante y dramática historia de amor, también es un magnífico drama histórico que nos cuenta lo que un hombre es capaz de hacer con tal de llegar al trono, es un sageuk en todo su esplendor, una joya para todos aquellos que amen este género.

Una de las cosas que más me gustó en cuanto a sus personajes es que el padre de Se Ryung, el príncipe Suyang, a pesar de ser el culpable de muchas muertes, pude ver algún atisbo de humanidad. Pude ver culpabilidad en él. Es un hombre que codicia el trono sin darse cuenta de que ya lo tiene todo y, a pesar de la situación que vive su hija predilecta, Se Ryung, no cambia su actitud y llega a ser muy cruel con ella, a quien siempre la he considerado como el pepito grillo personal de Suyang. Por culpa de su codicia llegará a perder aquellas cosas de las que había olvidado su importancia. Me gustó también el final que tuvo, no el que yo me esperaba pero sí, tal vez, el más adecuado para que todo encajara bien en su sitio y no puedo dar más detalles si no queréis ningún spoiler 😉

A quienes no quiero dejar de mencionar es a la pareja secundaria de este drama. Una pareja secundaria formada por la princesa Kyung Hye y Jung Jong, uno de los mejores amigos de Seung Yoo, de la que es imposible no encariñarse. Ambos personajes son esenciales en la historia, lo que más me gustó de Kyung Hye, a quien al principio malinterpreté, es que ella y Se Ryung, que por cierto son primas, empiezan siendo amigas y, al final de la historia, lo son incluso más, tras haber pasado por muchos altibajos, eso sí. Muchas veces la amistad entre mujeres que aparece en los doramas queda rota por algún hombre, la envidia o alguna desafortunada situación y me parece precioso que ellas conserven su amistad a pesar de muchas cosas.

Otra gran amistad es la de Seung Yoo con Jeong Jong y Shin Myun. A pesar de las disputas entre sus padres, siempre se mantuvieron al margen de estas. Aunque Shin Myun fue un personaje al que nunca llegué a comprender y quien me sacaba siempre de quicio, su lógica me resultaba incomprensible y simplemente no podía con él.

Y aquí viene la pregunta del millón, ¿hay o no final feliz? Sé que a muchos les gusta saber si se encontrarán con un final feliz o no tras soportar tanto sufrimiento, porque quien se decida a ver este sageuk que se prepare bien la mente y el corazón porque lo va a pasar muy mal, yo lloré a lágrima viva. Pues bien, lo único que diré es que creo que no pudo haber un final mejor para este drama, después de todo lo que pasa, que es mucho, acabarlo de otra forma más perfecta habría sido un error, porque no habría sido realista. No quiero decir mucho más para no fastidiar a nadie el final, pero a mí me gustó bastante aunque eso sí, no me lo esperaba de esa manera, no después de todo lo que tienen que pasan por un ideal. Algunas muertes me parecieron innecesarias y otras muy dolorosas, pues como ya he dicho antes es muy fácil de encariñarse con algunos personajes.

De lo que no hay duda es de que todo aficionado a los doramas no puede perdérselo, creo que es imprescindible de ver. Por ello yo lo tengo en mi exclusiva colección de dramas descargados y para aquél o aquella que también lo quiera descargar, aquí dejo el link junto con otro de visionario online:

Descarga: The Princess’ man

Online: The Princess’ man

Si ya habéis visto este dorama decidme, ¿qué os pareció en su momento? ¿Os conquistó de la misma manera que a mí? ¡No dejéis de compartir vuestra opinión! Os espero en la próxima entrada, besitos ❤

Patbingsu, un postre made in Corea

Hace tiempo que llegó el verano, ¿calor? ¿Es posible que estés viviendo en el infierno estos días? No sé como estará la situación en otros países, pero aquí en España estamos batiendo récord este verano, y es que no salimos de una ola de calor y ya estamos entrando a otra. Insoportable. Si eres como yo y no soportas el calor y sobrevives a base de ventiladores, helados y aire acondicionado (ya sea en tu casa, en bares o tiendas, cualquier excusa es buena para gorronear un poco de aire fresquito), esta receta te encantará.

El patbingsu o bingsu es un popular postre o aperitivo coreano perfecto para este caluroso verano. Aunque no se sabe con exactitud cuando se originó este postre, algunos comentan que su historia se remonta a la época Joseon. Este delicioso postre empezó originalmente como hielo rallado y judía azuki (judías rojas) endulzada (conocida como pat, ). Sus comienzos fueron callejeros, pues vendedores ambulantes lo vendían en sus pequeños puestos. Actualmente ha pasado a ser un postre veraniego mucho más completo, a menudo coronado con helado o yogur helado, leche condensada endulzada, siropee de fruta, diversas frutas como fresa, kiwi y plátano, trocitos de tteok (pastel de arroz), trozos de gelatina y cereales en copos.

Qué, ¿se os ha hecho la boca agua? Lo mejor de todo es que hay muchas variedades para todos los gustos, así que si no os convence una ¡pues a probar otra!

Este es la “versión original” del bingsu.

Y estos son algunos ejemplos de las tantas variedades que hay de este postre.

¿Qué os parece este delicioso postre? Con esto es imposible pasar hambre o calor este veranito 😉 ¡No olvidéis dejar vuestra opinión! ¿Quién es un aficionado a la comida coreana? ¡Hasta la próxima pues!

Conociendo a: L’arc~en~Ciel

L’arc~en~ciel es uno de mis grandes traumas.  Por si no era suficiente castigo el que me guste la música de un continente que está en la otra punto del mundo, teniendo muy pocas posibilidades de ir a algún concierto (y más teniendo en cuenta que en España la música asiática no triunfa de la misma manera que en latino-américa, para mayor desgracia), tenía que gustarme un grupo de principios de los noventa. Sí, cuando yo ni siquiera había nacido (estaba a puntito eh) ellos ya hacían su debut en 1991. Lo bonito, eso sí, es que L’arc~en~ciel y yo tenemos prácticamente los mismos años (me refiero al grupo, los integrantes ya son prácticamente unos abuelos, eso sí, unos abuelos que se conservan muy pero que muy bien).

El nombre de la banda significa arco-iris en francés y, como ya he mencionado, su debut fue en 1991 y sus comienzos fue como una banda de j-indie que tocaba en los baretos de Osaka, logrando adquirir mucha fama en la ciudad. Su primer trabajo como indies fue en noviembre de ese mismo año bajo el título de Flood of tears. En 1993 comienzan a grabar su primer álbum DUNE junto a la discográfica Danger Crue Records, el cual agota su primera edición limitada a 10.000 copias y les lleva directamente a la primera posición del ránking de indies Oricon. A finales del mismo mes se relanza en una edición regular. Este álbum les da pie para realizar sus primeras giras: Close by Dune y FEEL OF DUNE, cautivando a miles de fans con un original sonido rock y llamando la atención de grandes discográficas. Y, tras un año de su debut, la compañía de Sony Music Japan decide apostar por ellos lanzando así su segundo álbum de nombre Tierra.  Este trabajo contiene la canción Blurry Eyes escogida para el anime DNA² y con la que hoy en día siguen haciendo vibrar al público en los conciertos. Es a partir de este momento cuando el grupo no deja de crecer; single tras single sus ventas van aumentando sin parar.

Actualmente, sus miembros son Hyde (vocalista), Tetsu (bajista), Yukihiro (batería) y Ken (guitarrista). Muchos conocerán a Hyde por ser miembro del también famoso grupo de J-Rock VAMPS. 

Laruku, como también llaman sus fans a esta banda, tiene una trayectoria muy larga, llena de exitosos álbumes y singles, con algún que otro escándalo y con un par de ex-miembros a la cola. Son más de 20 años de trayectoria al fin y al cabo, lo que da para mucho y me llevaría horas y miles de palabras poder contar cada detalle. Afortunadamente, L’arc~en~ciel sigue activo, el 1 de enero de 2011 celebró su 20º aniversario y el Año Nuevo con el show de medianoche “L’A Happy New Year!” en el Makuhari Messe International Convention Complex. El 16 de febrero de 2011, lanzaron sus siguientes álbumes de compilación llamado Twenity, que consta de tres partes, Twenity 1991-1996, Twenity 1997-1999, y Twenity 2000-2010, seguido por una caja, Twenity Box, el 09 de marzo 2011 y realizó su “20th L’Anniversary Concert” en el estadio Ajinomoto de Tokio.  Al final del concierto, se anunció que habría una “L’Anniversary Japan tour” en 2011, así como una gira mundial en 2012, pasando por ciudades como Bangkok, Shanghai, Taipei, Nueva York, Londres, París, Singapur, Jakarta, Seúl, Yokohama, Osaka, Tokyo y Honolulu, dejando en estas ciudades momentos memorables, como ser el primer grupo asiático que encabeza el cartel del Madison Square Garden en Nueva York o el anuncio del día oficial de L’Arc~en~Ciel en Honolulu establecido el día 31 de mayo, día en que se celebró su concierto en dicha ciudad. Este año fue un año muy completo, ya que la banda también sacó un nuevo álbum con el nombre de Butterfly, que incluye cuatro nuevas canciones.

En este año L’arc~en~ciel se prepara para dos exclusivos y muy solicitados conciertos en septiembre en la ciudad de Osaka, donde se venderán entradas limitadas para fans que provengan del extranjero. Y, una vez más, tengo la desgracia de no poder ir a ninguno de los conciertos así que me quedaré en mi casa llorando por ser tan desafortunada. Pero eso a vosotros ni os va ni os viene. Después de todo este testamento, por fin podéis deleitaros con algunas de las canciones más famosas y mejores de este grupo, ¡disfrutadlas!

1. Good luck my way

2. Niji

3. Honey

4. Jojoushi

5. Chase

6. Alone en la vida (me encanta el título de esta canción XD )

7. Anata (todos los sentimientos con esta canción 😥 )

8. Blurry Eyes

9. Forbidden Lover

10. Anemone

L’arc~en~ciel está considerado un icono del rock en Japón y es una de las bandas del j-rock más famosas en occidente. Con una gran y extensa trayectoria profesional, este fascinante grupo de j-rock sigue haciendo buena música y regalándonos momentos maravillosos. Espero que como yo hayáis quedado hechizados por tremenda banda y que todos sus fans podamos seguir disfrutando de ellos, pues se supone que habrá una próxima gira mundial, así que este es el mejor momento para hacerse fan de ellos 😉 ¡No dudéis en dejarme vuestra opinión! Nos leemos en la próxima, besis ❤

TÓPICOS: Porque sin ellos no sería lo mismo

Hemos hablado de ellos miles de veces. Cuando eres novato en el mundo doramaniaco pueden pasar desapercibidos en un principio, pero conforme te vas adentrando poco a poco en él, descubres los muchos tópicos o clichés que puede haber en un drama.

Al principio alguno de ellos pueden resultar desconcertantes, pero poco a poco te vas acostumbrando y, decidme si tengo o no razón, llega un punto en que, si no aparecen en el drama que estás viendo los llegas a echar de menos a pesar de que hayas dicho alguna vez que ya estás cansado de ver siempre lo mismo. Por ello he querido hacer esta entrada, mencionando alguno de los tópicos más comunes, más sinsentido, más graciosos y más queridos que existen en doramalandia.

 1. Mismo prototipo de protagonista masculino

Empezamos fuerte. Este es el tópico de tópicos. Un protagonista cheabol; guapo guapísimo, frío, egocéntrico, narcisista y forrado, vamos que le sale el dinero por las orejas. Este prototipo puede variar un poco según la historia; normalmente suele ser bastante cruel, no tiene ni idea de la realidad en la que viven el resto de las personas que no nadan en dinero como él, a veces puede ser un poco idiota y otras es un cerebrito que finge no tener idea de nada. Normalmente su entorno es bastante frío y despiadado, ya sabéis, los miembros de una misma familia luchando por una herencia o la presidencia de alguna empresa y bla bla bla. Pero pase lo que pase, y esto nunca falla, el drama empezará con él despreciando a la protagonista femenina, normalmente por ser de origen humilde y “vulgar”, quien será humillada por él más de una vez, ya sea porque no la soporta o porque se ha dado cuenta que ha terminado enamorado de ella y se niega a aceptarlo, lo que es bastante infantil. Normalmente este tipo de personaje viene siempre acompañado de su igual femenino, que seguramente sea mil veces más retorcida.

2. Mismo prototipo de protagonista femenina

Nuestro insensible cheabol siempre suele ir acompañado de un mismo prototipo de protagonista femenina y Shan Shan de Shan Shan comes to eat es un muy buen ejemplo de ello. Hablamos de la chica procedente de familia humilde que suele ser de buen corazón, un poco simple, con una ingenuidad que roza la estupidez y torpe, no puede faltar la torpeza. Normalmente acaba trabajando para nuestro chaebol en cuestión y, al igual que él, al principio no lo soportará, lo que normalmente suele estar justificado si tenemos en cuenta el comportamiento que este siempre suele tener hacia este tipo de chica. No se sabe muy bien cómo, siempre acaba enamoradísima de él, eso sí, no sin antes haber sufrido un enamoramiento por algún hermano o amigo del chaebol en cuestión. Normalmente suelen aprovecharse mucho de este tipo de personaje y lo tenemos tan visto que ya todas nos parecen iguales.

3. Convivencia obligatoria

No sé si os habréis fijado, pero fue hace ya un tiempo que me di cuenta de algo que pasa, si no en el 100% de los dramas, sí por lo menos en el 99%. No importa la personalidad, el tipo de vida que lleve cada uno, las circunstancias que los rodeen… pase lo que pase siempre acabarán viviendo juntos irremediablemente, por una cosa u otra, cualquier excusa, por estúpida que parezca, vale.  Y gracias a esta convivencia los protagonistas pueden interactuar entre ellos y así puede florecer el amor. Y si ese no es el caso, seguramente lleguen a ser vecinos, el caso es estar cerca el uno del otro. Curioso, ¿verdad?

4. Espaldas disponibles las 24H

Esta es una de las cosas que más me chocaban al principio. Y no por el hecho de cargar a alguien a la espalda, si no por las situaciones tan absurdas que se dan para que el personaje masculino  tenga la excusa perfecta para llevar a alguien a su espalda. Muchas veces he pensado que costaría mucho menos llamar a un taxi, ir en metro o cualquier otro tipo de transporte, cualquier cosa sería mejor que tener que cargar con alguien a la espalda durante tanto tiempo. Pero claro, eso no sería nada romántico. No sé cuánto de verdad tiene esta acción en Corea, pero recuerdo que en una escena de algún drama oí a un padre decirle a su hija que ya tenía edad para que un hombre la cargara en su espalda, lo que me pareció surrealista. Entonces, ¿si voy a Corea y le pido a un coreano que me lleve en su espalda aceptará encantado? Lo dudo mucho XD

5. El mejor atractivo

Fuera maquillaje y ropa bonita. ¿Arreglarse durante horas para estar guapa? No hace falta, el secreto está en emborracharse delante del chico que te gusta. Sé que también os habéis dado cuenta, cuando una chica en un drama se emborracha, quien sea que esté en un radio de 10 metros acabará completamente enamorado de ella. Al parecer no hay mayor atractivo para un coreano que ver a una mujer borracha. Esto se podría interpretar, por echarle algo de imaginación, como ver a alguien por primera vez tal y como es… y como el alcohol le hace ser. Cuando se está borracho se bajan todas las barreras, se deja de fingir cualquier comportamiento, intencionado o no, y nos comportamos de manera que no nos importa donde estamos ni con quien estamos. Y eso puede que sea lo atractivo que ven los coreanos en una mujer borracha. Al menos cuando hablamos de doramalandia.

6. Contratos everywhere

Contratos. ¿Cuántas veces hemos visto a nuestros protagonistas firmar un contrato? Ya sea para un matrimonio con fecha de caducidad, un trabajo un tanto extraño o una relación fingida, aquí la realidad es que a los coreanos les encanta estar atados a las palabras escritas de un contrato para asegurarse de que todo se cumpla según lo acordado. A veces incluso recurren a un abogado. Aunque puede que ahora esté menos de moda, la verdad es que raro era la vez que no veíamos este tipo de acción.

7. Carreras al hospital

Esto si que me parece surrealista y absurdo. ¿Para qué llamar a una ambulancia cuando puedo llevarlo en mi espalda? He visto miles de veces a alguien que se desmaya o es herido ser llevado al hospital siendo cargado a la espalda de alguien, quien se pega la carrera de su vida y todo para hacer una entrada dramática a urgencias. Lo raro es que no se les haya muerto alguien por el camino. Ah, pero estas escenas tienen su encanto.

8. Herido de muerte

Otra de las cosas que me desconcertaron al principio y que todavía me da por reír, es lo exagerados que son cuando alguien se hiere. Estamos hablando de heridas superficiales como lo puede ser algún pequeño corte, un rasguño o un pequeño resfriado. Pues nada ellos te montan tremendo drama e insisten en que vayas al hospital, no vaya a ser que se te vayan a salir los sesos por ahí. Me encanta este tipo de cosas, me parecen muy graciosas XD

9. Desde pequeñitos

Otra cosa que casi nunca falla es que los protagonistas se conocen desde jóvenes. Ya sea desde niños o desde adolescentes, muchas veces nos hemos encontrado con que el primer amor de cuando eran jóvenes ha resultado ser esa persona que tanto les irrita ahora. La verdad es que es muy difícil de encontrar alguna historia donde sus protagonistas no tengan un pasado en común, estén o no conscientes de ello. A veces esto me irrita un poco, sin embargo es mucho mejor esto a que el dichoso primer amor sea una odiosa y malísima antagonista, ahí ya sí que me da por llorar.

10. Los reyes del disimulo

Esto es algo que me encanta porque es muy absurdo. Cada vez que alguien planea hacer algo que se encuentra en los límites de la ley o está completamente fuera de esta, va a su armario, se viste completamente de negro y se pone una gorra del mismo color para rematar la faena. Listo. Ya nadie podrá reconocerlo ni sospechará de él porque se ha vestido muy disimuladamente. Por favor, si así lo único que se hace es llamar más la atención. Así que, si alguna vez vas a Corea y te encuentras a alguien vestido de esta forma, ¡cuidado!, esa persona no planea nada bueno 😉 Lo mismo ocurre cuando alguien intenta “parecer otra persona”. Se pone unas gafas, normalmente de vista y ¡voilà! Ya nadie podrá reconocerle. XD

Estas pequeñas cosas, que nos parecieron tan extrañas en un principio, son lo que hacen especial a un dorama. Las odiamos y las amamos por igual y sin ellas todos sabemos que nada sería lo mismo 😉 ¿Qué otros tópicos conoces que crees que deberían estar en esta lista? No necesariamente tiene que ser un tópico, cualquier cosa que aparezca en un dorama y te llame la atención ¡no dudes en decirlo! 🙂

Warm and cozy

  • Título original: 맨도롱 또똣 (maendorong ttottod)
  • Título en inglés: Warm and cozy
  • Título en español: Cálido y acogedor
  • Episodios: 16
  • Género: Romance, comedia
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Tras la pérdida de sus dos padres, Lee Jung Joo vive una vida difícil por ser el único sostén de su familia. Ella no conoce la existencia de su madre, pero viaja a Jeju-do, decidida a conocer a la mujer que esta en una fotografia dejada por su padre. La mujer vive como la señora de la casa de una familia chaebol y es la madre de Baek Gun Woo . Y podría ser tambien su madre.

Años despues, el único sueño de Lee Jung Joo es comprar una casa cómoda para vivir, pero su primo quien ha estado saliendo en secreto con una compañera de trabajo, se lleva el depósito de su apartamento y escapan a Jejudo, donde compran una casa abandonada allí. Para encontrar a su primo y a su novia, Lee Jung Joo toma un vuelo a Jeju-do y entonces ella se vuelve a encontrar con Baek Gun Woo, quien dirige un restaurante llamado Warm and Cozy.


OPINIÓN PERSONAL: Tan solo con saber que con  Warm and cozy las hermanas Hong hacían su regreso, supe que tenía que ver este drama sí o sí. Todos los que ya estén un poco integrados en el mundo de los doramas sabrán lo famosas y exitosas que suelen ser las historias de estas dos escritoras. No obstante, puede que esta vez no haya sido ninguna obra maestra, al menos a mi parecer, lo que tampoco quiere decir que no me haya gustado. Pero vayamos analizando punto por punto.

Warm and cozy comienza de manera un poco… dudosa. Es decir, la historia de los dos posibles hermanos, gemelos encima, me pareció introducida un poco a la fuerza. No le vi mucho sentido al principio, la verdad. Pero bueno, pasaron los años y nuestros protagonistas se vuelven a encontrar casualmente en la isla Jeju dónde, mira tu por donde también que casualidad, se encontraron diez años antes.

Lee Jung Joo, interpretada por Kang So Ra, viaja a la isla Jeju a la caza de su primo o hermano, la verdad es que no dejan muy claro quien es realmente este chico, quien está decidido a comprar una casa en ruinas, completamente abandonada, para montar un café con el dinero de Jung Joo. Evidentemente no consigue llegar a tiempo y la pobre no puede tener un peor día. Lee Jung Joo es una chica que ha tenido que salir adelante por su propio esfuerzo desde joven y siempre ha soñado en convertirse en una mujer de éxito, encontrar a su verdadera madre y que, ya puestos, nade en dinero.

Pero nuestra protagonista es un poco gafe y termina malviviendo en su recién adquirida casa en ruinas, sin trabajo y sin dinero. Afortunadamente allí se encuentra Baek Gun Woo, interpretado por Yoo Yun Suk, un joven que pertenece a una familia chaebol quien nunca ha tenido que enfrentarse a ninguna dificultad en su vida y es dueño de un restaurante llamado Warm and cozy donde, más que trabajar, pasa el día medio entretenido. Es el típico niño rico engreído y un poco egocéntrico que en el fondo tiene buen corazón.

Cuando estos dos se encuentran sucede cierto malentendido que hará que Gun Woo decida apoyar a Jung Joo en todo lo que pueda, ligando así sus destinos. La verdad es que una de las mejores cosas de este drama es la química que vi en ellos, quienes comienzan siendo amigos y que poco a poco empiezan a sentir algo más el uno por el otro. El único pero que pondría a esta relación es lo pesada que se me hizo la fase de los malentendidos que hay entre ellos por culpa de terceros y de ellos mismos. O sea, para hacer interesante una relación sabemos que no todo puede ser  maravilloso y perfecto siempre, pero de ahí a pegarte tanto tiempo con el tira y afloja, que yo ahora te quiero pero tu a mí no, que ahora tu me quieres pero yo a ti finjo que no… creía que ya habíamos superado esta fase. Me exasperó bastante.

Algunos de estos malentendidos fueron gracias a nuestros antagonistas. Sobre todo por culpa de ella. Mok Ji Won (Seo Yi Ahn), es un personaje bastante irritante. Niña rica que va en busca y captura de un millonario cueste lo que cueste. Y como no, Gun Woo está loquito por ella y ella lo ignora completamente. Me hervía la sangre cada vez que veía la manera en la que lo humillaba y se aprovechaba de él, pero todavía me hervía más al ver que él se daba cuenta y no le importaba. Estos dos tienen una relación bastante extraña, rozando lo enfermizo. Ji Won tiene una personalidad horrible, es mala y no finge mucho que no lo es. Aun así, me sorprendí a mi misma encariñándome  con ella.

Nuestro otro antagonista se llama Hwang Wook, interpretado por Kim Sung Oh, actor que me encanta, por lo que sentí debilidad por este personaje desde el principio. Es el alcalde del pueblo donde se encuentran y tiene una muy bonita relación con Jung Joo. Evidentemente termina enamorado de ella, y la verdad es que dudé bastante de con quien prefería que se quedara la protagonista. A diferencia de Ji Won, nuestro alcalde es de buen corazón y es muy fácil caer en sus encantos un tanto pueblerinos. Él y Gun Woo no se llevan precisamente bien y, al enamorarse ambos de la misma mujer, pues no ayudará mucho a la relación. Afortunadamente no hay ninguna escena de machos peleándose por la chica.

Por último, lo que más me sorprendió de este drama fue la aparición inesperada de una relación entre dos personajes que jamás pensé que se llegarían ni a conocer. Uno de ellos es Song Jung Geun (Lee Sung Jae), medio hermano mayor de Gun Woo, presidente del resort que se encuentra en el pueblo. Termina perdidamente enamorado de quien menos espera. Song Jung Geun tiene una personalidad bastante… curiosa. La verdad, me pensaba que el chaebol egocéntrico y narcisista con una extraña personalidad iba a ser Gun Woo, pero resultó serlo su hermano mayor, personaje por cierto que me encantó, aunque me decepcionó un poquito al final.

Otra de las cosas que me animaron a seguir viéndolo fue el misterio que rodea a las verdaderas identidades de el padre de Gun Woo y la madre de Jung Joo. Me dije a mí misma que tenía que saber quienes eran realmente, aunque cuando se descubrió se quedó todo un poco en el aire. No sé, hubo cosas que me gustaron mucho y otras que no me convencían nada. Creo que el problema principal que tiene esta historia es que es bastante típica. Muy cliché. Todos los tópicos que puedas recordar sobre los doramas los encontrarás en Warm and cozy. Y con la oleada que hay de novedosos estilos que podemos encontrar últimamente como lo son, por ejemplo, centrarse en enfermedades neurológicas como es el caso de Kill me, Heal me y Heart to Heart, o más centrados en hacer reír que en un gran y típico romance como lo son Modern Farmer y The Lover, puede que por eso me haya parecido un poco desfasado y, tal vez, demasiado parecido a algunas de sus antiguas creaciones.

A pesar de todas las pegas que le pongo a este drama, la verdad es que hubo momentos en los que me reí y disfruté. Me encantaron muchos de los personajes, sus personalidades, la manera en cómo hacían las cosas… Así que para mí no fue ninguna obra maestra pero sí un drama con el que me quedé bastante satisfecha, aunque me faltó un poquito de la esencia del verano. ¡Ah! Se me olvidaba, algo que me encantó fue algunos homenajes que hicieron a otros dramas, y hay por ahí algún que otro cameo que sé que a muchos les encantará como a mí 😉

Por eso para quien se anime a verlo aquí dejo los link, ¡qué lo disfrutéis, nos vemos en la próxima! 😀

viki.com: Warm and cozy

doramascoreanos.net: Warm and cozy

TOP10: VILLANAS, OTRO TIPO DE MALDAD

¡ATENCIÓN!: Una vez más advierto queridas doramaniacas y doramaniacos (que sé que también os gusta, pillines 😉 ), esta entrada contiene SPOILERS de varios doramas, si no has visto alguno de ellos queda bajo tu responsabilidad seguir leyendo.

Como prometí, aquí está la segunda parte de los villanos más malos según mi criterio, claro está. Y esta vez es el turno de las chicas. Villanas. Por todos es sabido que la maldad de un hombre y una mujer es un tanto… diferente. O al menos el método que utilizan para llevarla a cabo. Los hombres son más simples, van a lo que van y punto. Sin embargo, nosotras las mujeres somos un pelín más retorcidas. Cuando tenemos que ser malas, lo somos de verdad y de la peor manera posible y más aún si es entre nosotras. Qué poco nos toleramos las mujeres y eso, por cierto, debería de cambiar. Pero ese es otro tema.

Por supuesto que nuestras antagonistas no podían ser menos. Nos han hecho sufrir tanto, nos han profesado tanto odio incluso hasta el punto de despertarnos nuestros más bajos instintos asesinos, que no podía faltar este pequeño homenaje a las más malas y retorcidas mujeres de doramalandia:

10. Eun Hae In (My girlfriend is a Gumiho)

Comenzamos el ranking con uno de los tipo de villanas que más detesto. Eun Hae In es la típica niña rica que siempre lo ha tenido todo, caprichosa, egoísta y narcisista. Juega al tira y afloja con Cha Dae Woong, vamos que le encanta que vaya detrás de ella babeando. Y luego cuando aparece Mi Ho y ve peligrar su relación con él es cuando le ve las orejas al lobo e intenta aferrarse a él de todas las maneras posibles. Este tipo de personaje me parece patético y muy,  muy irritante. Incluso se llega a “asociar” con Park Dong Joo para hacerle daño a Mi Ho. Qué asco le cogí en serio.

9. Xo You Xi (Deja vu)

Este es otro tipo de villana que no puedo ni ver. You Xi siempre ha sido presionada por su madre para superar a su hermana pequeña, hija de la amante de su padre. Esta presión ha influido mucho en su personalidad, así como también las cosas que le metía su madre en la cabeza acerca de su hermana y la madre de esta. Amargada por todo esto, intenta triunfar acercándose a Xi Wei, pero lo hace con mentiras, lo que tendrá que pagar en el futuro. Ella piensa que todo lo malo que le pasa es culpa de Hai Lin, y yo creo que llega un punto en que ella misma lo cree de verdad, la odia y se lo deja bien claro en más de una ocasión. Va de víctima por la vida cuando es ella la que va haciendo maldades a diestro y siniestro sin ningún tipo de arrepentimiento. Odiosa.

8. Park Chung Jo (Gu Family Book)

A pesar de no ser una gran villana, es decir, no ser realmenete mala, recuerdo que cada vez que salía en pantalla me hervía la sangre. Es cierto que sufre muchas pérdidas, es una joven de la nobleza que termina siendo convertida en gisaeng y pierde Kang Chi, a quien dice amar, pero eso no quita que haga ciertas cosas de dudosa ética y moral. Simplemente no podía ni verla, otra que va de víctima por la vida. A pesar de mi desprecio hacia ella, esta actriz me conquistó en Pinnochio, haciéndome olvidar por completo a este personaje que tan poco me gustó, lo que demuestra la gran actriz que es, y estoy deseando que esté un poco más avanzado su nuevo drama donde aparece como actriz principal para poder empezar a disfrutar una vez más de su actuación.

7. Gyo Chae Yeon (Birth of a beauty)

De ella al principio pensé que no era mala. Por lo menos no malvada. Simplemente creí que era una mujer de éxito enamorada del hombre equivocado. Pero cuando se enteró de que el hombre al que amaba era un asesino y que había “matado” a su primera esposa y no le importó demasiado, entonces ahí ya sí que la condené. De hecho tiene una gran evolución, de mal en peor por supuesto. Su ambición terminará por corromperla completamente.

6. Baek Mi Nyeo (Hotel King)

Baek Mi Nyeo no se puede decir que sea una villana de los pies a la cabeza. Mala, mala, lo que se dice mala, malísima no es, ahora, buena tampoco. Está ahí en un punto en que no se sabe muy bien qué es. Aun así hace cosas que no haría ningún buen samaritano. Hay que reconocer que es una mujer que ha sufrido mucho, que le arrebataron lo que más quería en el mundo, su hijo. Y la venganza es lo que la mueve para seguir adelante. No podía faltar en mi topten simplemente porque me encanta el aura que hay alrededor de ella. Una mujer dura y con muchas cicatrices que intenta enfrentarse a ellas de la mejor manera que sabe.

5. Hwang Kyung Soon (Bad Guys)

A pesar de que tan solo sale en uno (tal vez dos) capítulos, esta terrible mujer me dejó un muy mal sabor de boca. Su maldad no tiene límites. Esta señora con cara de desequilibrada mental se dedica a la venta ilegal de órganos. Y no encuentra mejor manera para conseguir su producto que cobrándose deudas que la gente no puede pagar con órganos, ya sea un riñón o un ojo. De verdad que verla en acción me dejó horrorizada, pensar que hay personas así en el mundo me da escalofríos.

4. Jang Yi Kyung (Bride of the Century)

Este personaje me fascinó. Es mala, sí, pero es una villana con estilo. Lo más emocionante de todo es que este personaje me trajo muchas dudas sobre cómo realmente era, al menos al principio. Parecía simplemente una chica que se negaba a seguir las órdenes de su madre (que por cierto menuda joya de madre tenía la pobre, malísima también), pero luego cambia radicalmente, sorprendiéndonos a todos. Guarda dentro de ella un gran odio y rencor hacia la protagonista, a quién querrá destruir fervientemente. Esta actriz logra que nos olvidemos completamente de que la antagonista y la protagonista son interpretadas por la misma persona. Yo adoré a la protagonista y odié a esta vil villana sin siquiera plantearme que fueran la misma persona. Fascinante.

3. Kang Hee Soo (Boys Before Flowers)

Este personaje no necesita presentación alguna. Por todos es conocida la mala malísima madre de Joon Pyo. Ella representa la larga, larguísima lista de madres/suegras/madrastras malvadas y puñeteras que hay en doramalandia. Este tipo de personaje es muy común y muy odiado. Es exasperante cada vez que aparece este tipo de personaje, suelen ser las que hacen las peores cosas para conseguir que sus hijos sigan sus deseos, sin importarles un bledo lo que ellos piensen o sientan. La verdad, por culpa de personajes como estos, todas nos replanteamos muy seriamente eso de echarnos un novio coreano. ¿Tener que soportar a una suegra como Kang Hee Soo? No, gracias.

2. Jang Hee Bin/ Jang Ok Jung (Dong Yi)

No puedo creer que vaya a decir esto pero, a mí este personaje me encantaba al principio. Al igual que le pasaba a Dong Yi, comencé a admirar a este personaje, quien a pesar de su estatus social había conseguido llegar a ser una de las concubinas del rey sin recurrir a ningún engaño o traición. Pero todo eso cambia y Ok Jung termina corrompiéndose de la peor manera. Traicionando al rey, a quien dice amar, guiada también por los malos consejos de su hermano (su odioso hermano). Llega a tal punto que poco se parece a la Ok Jung del principo de la serie. Me dio bastante lástima que se perdiera a sí misma de esa manera, traicionando sus principios por culpa de la ambición. Y aunque odiaba lo que hacía, seguía teniéndole un poquitín de cariño.

1. Hwang Bo Yeo Won (Shine or go crazy)

Y, muy digna del número 1 de este topten, la princesa Yeo Won es, para mí, una de las villanas más fascinantes que he podido ver nunca. Elegante, fría, calculadora, cruel y, lo mejor de todo, con un toque de sentimientos que la hace más humana a la vista de los espectadores y, por lo tanto, hace que te encariñes con ella. Ella fue por lo que seguí viendo Shine or go crazy, y como no podía ser de otra manera, ocupa el mejor puesto en este ranking. Después de la gran decepción que fue este drama para mí, lo único que hizo no arrepentirme de verlo fue este personaje. Ojalá le hubieran dado el protagonismo que se merecía, aun no siendo así, brilló por sus acciones que intentaron separar más de una vez a Wang So y Shin Yeol, con tan solo el objetivo de llegar a tener un rey digno. Personajes como este deberían ser más abundantes, las actrices se merecen poder interpretar a alguien con trasfondo y personalidad, ya basta de niñas buenas y simples. Queremos más personajes como Yeo Won ❤ ❤

Hasta aquí mi topten de chicas malas, no os olvidéis de dejar vuestra opinión, ¿qué os parecen estas villanas?  ¿Creéis que falta alguien indispensable? ¡Si es así, cuéntanos quienes son tus villanas favoritas (o a las que más has odiado) 😉 Nos leemos en la próxima entrada, ¡sed felices!

Lugares de ensueño: Playa Roja

La naturaleza es increíble y eso nadie puede negarlo, a veces la imaginación del hombre es incapaz de superar la realidad que la naturaleza ha creado. Por ello hoy os quiero llevar hasta uno de los lugares más maravillosos e idílicos que existen en el mundo. Bienvenidos a la Playa Roja.

Nos encontramos en Panjin, en las marismas del delta del río Liao, en China. Ahí es donde se encuentra esta maravillosa creación de la naturaleza. Esta reserva natural es un hábitat clave para las aves migratorias en su ruta entre Asia y Australia. Es un lugar de refugio para 236 especies de aves, de las cuales 30 son especies protegidas. 

Su belleza, como podréis imaginar, recae en el color rojo que rodea el lugar, un fenómeno al que no estamos acostumbrados y que resulta que menos que curioso.

Para buscarle una explicación lógica a este fenómeno, os cuento que este color rojo solo aparece en en aquellas zonas cuyos suelos están compuestos de limos. La tonalidad roja se debe a una especie local de sargadilla marina. Esta planta empieza a brotar entre abril y mayo. Su color verde inicial va virando al rojo. Este color alcanza su máxima intensidad en otoño cubriendo toda la marisma. Y como podéis ver en las imágenes, cubre bastante superficie, y ello sumado a la belleza del río que lo atraviesa, se convierte en un lugar que a muchos enamorará.

La superficie cubierta de barro ocupa unas 3.500 hectáreas, dejándonos imágenes tan hermosas como esta.  Desafortunadamente, solo una parte de la playa está abierta a los turistas.  Aun siendo así, las personas que puedan, o quieran, visitarla podrán disfrutar de la presencia de algunas de las fascinantes aves que visitan la zona. El resto del área forma parte de una reserva natural protegida, por lo que está, digámoslo así, cerrada al público.

Este lugar, para mí, es uno de esos pequeños rincones del mundo que nadie debería privarse de conocer, donde la belleza prima y donde la realidad y la fantasía se fusionan en uno solo. Por ello no quería dejar de compartir con vosotros mis queridos lectores este pequeño paraíso que esconde China. Sé que a muchos de vosotros no sólo os fascinan las series o la música asiática. Muchos, como yo misma, nos apasiona toda una cultura, y ello incluye lugares tan emblemáticos como lo es la Playa Roja. 

Así que si soñáis con viajar algún día por el continente asiático, no olvidéis apuntar en vuestra agenda de viajes visitar este lugar, estoy segura que sería una gran experiencia 😉 Yo, por mi parte, no pienso morirme antes de visitar este lugar tan especial. ¿Quién se viene conmigo? 🙂

No os olvidéis de contarme qué pensáis sobre este lugar, ¿ya lo conocías? Y, si tuvieras la oportunidad, ¿te gustaría visitarlo? ¡Dejad vuestras opiniones! Nos leemos en la próxima entrada~ 😀

Recomendación: The Lover

  • Título original: 더러버 (deo reobeo)
  • Título en inglés: The lover
  • Título en español: El amante
  • Episodios: 12
  • Género: Romance, Comedia
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Cuenta la convivencia diaria entre varias parejas que viven en un mismo complejo de apartamentos.


OPINIÓN PERSONAL: Con esta sinopsis tan escasa es posible que muchos no se animen a verla, pero es que no hay mucho más que decir. Convivencia entre parejas. Punto. Es eso de lo que trata y no hay más. ¿Insuficiente? Bueno, para eso estoy yo aquí, para iluminaros el camino y animaros a que la veáis.

Como siempre, vayamos paso a paso. Antes que nada quiero hacer un aporte curioso sobre el título. Los que me leen regularmente ya sabrán que me encantan estas cosas, y es que una vez más me he topado con un pequeño juego de palabras en el título de este drama. 더 러버(deo reobeo, así, separado) significa, como ya sabréis por su traducción en inglés, amante, pero tiene un segundo significado en coreano; 더러버 (deoreobeo) viene del verbo 더럽다 (deoreobda), y su significado no es otro que obsceno. Interesante juego de palabras, ¿verdad?

Sinceramente, no recuerdo muy bien qué fue lo que me interesó de este drama, simplemente miré en mi lista de series pendientes y ahí estaba The Lover, así que me dije, bueno, vamos a ver qué tal está. Y tras unos minutos pensé que no iba a aguantar viéndola ni hasta el siguiente capítulo. Evidentemente me equivocaba.

Y es que The Lover es un drama muy distinto de los que estamos acostumbrados a ver y puede que al principio resulte un poco raro, de hecho cuando lo empecé me quedé muerta con la primera escena, no es que fuera nada del otro mundo, pero tratándose de una serie coreana pues… sí, me sorprendió bastante.

Es muy simple, sin un gran hilo argumental, tan solo centrándose en lo cotidiano, en personas normales y corrientes (aunque un poquito raras eso sí), un poco guarrete (ya sabéis, obsceno), la mayoría de las cosas, al menos al principio, giran alrededor del sexo, e incluso tienen conversaciones con doble sentido con las que he de confesar que no pude evitar reírme. Dicho así, parece un drama muy flojo y hasta aburrido, pero nada más lejos de la realidad. The Lover sorprende, sorprende y mucho. Poco a poco, y sin que nos demos cuenta por culpa de sus tintes humorísticos, nos van introduciendo en la vida de estas parejas, vamos conociendo lo que sienten, lo que piensan, sus problemas y preocupaciones, vivimos con ellos su vida, lloramos y reímos con ellos.

Tal vez por centrarse en los aspectos cotidianos se hace mucho más cercana. Y lo que me conquistó de este drama fue precisamente esa cercanía, aquí no hay grandes romances, ni príncipes azules que correrán a tu rescate montados en su caballo blanco, no hay brujas ni villanos, ni nadie planeando una enrevesada venganza. Aun así, para mí es uno de los dramas más románticos y mejores que he visto últimamente. No hay nadie confesándose con miles de globos rosas y pétalos esparcidos por doquier, sin embargo, un pequeño gesto hacia la otra persona, una pequeña acción, una simple palabra… eso es lo que marca la diferencia. Y eso es lo que nos enseña The Lover, a apreciar las pequeñas cosas de la vida, los pequeños momentos con la gente que de verdad nos quiere, porque ahí está la felicidad.

Otra de las cosas que hizo que me enamorara de este drama son los personajes en sí, de las parejas que forman y de la lección que dan a los coreanos a través de ellos. Vayamos conociéndolos casa por casa:

En el apartamento 609 viven Oh Do Si (Oh Jung Se) y Ryu Du Ri (Ryu Hyun Kyung), una pareja en sus 30 años que ha estado viviendo juntos por dos años y que mantienen una relación de cinco. Oh Do Si es un actor de doblaje y Ryu Du Ri es una critica que dirige un blog. No están casados y sus padres no saben que viven juntos, recordemos que en Corea eso de vivir juntos antes de estar casados no está muy bien visto. Esto supone un obstáculo para su relación y una presión por parte de la sociedad y la gente que les rodea. Debería ser la pareja más “madura” pero protagonizan momentos muy divertidos con los que me reía a más no poder.

En el apartamento 610 viven Choi Jin Nye ( Choi Yeo Jin) y Jung Young Joon (Jung Joon Young), una pareja con doce años de diferencia de edad que han estado viviendo juntos durante un año. Él es un músico poco conocido de 21 años y ella, de 33, lo tiene que mantener mientras espera su supuesto salto a la fama. Son una pareja con un gran problema, la edad. En todas partes doce años de diferencia resulta que menos que incómodo para el resto de la gente y genera ciertos pensamientos hacia el verdadero motivo de dicha relación, pues en Corea todavía es peor. Por ello ocultan a la mayoría de sus conocidos su relación. Es una pareja que al principio, sobre todo por él, no me gustó mucho. Él es muy, muy, muy inmaduro y me resultó bastante desagradable al principio pero irónicamente acabó siendo mi pareja favorita y él uno de mis personajes favoritos. Muchos dudaron de su amor y yo, desgraciadamente y muy a mi pesar, también lo hice, algo de lo que me arrepentí después.

En el apartamento 709 vive Lee Joon Jae (Lee Jae Joon), un chico joven y solitario que se ve obligado a buscar un compañero de piso para poder afrontar sus gastos. Y ahí es cuando entra en acción Takuya (Tareda Takuya), un estudiante japonés que ha estado viajando por el mundo siendo Corea su última parada. Complicada relación la de estos chicos. Todos sabemos que la homosexualidad en Corea es un tabú que, afortunadamente, poco a poco, muy poco a poco, está buscando el reconocimiento y la aceptación de la sociedad. Y a través de estos dos compañeros, que empezaron siendo eso, compañeros y nada más, intentan hacer ver lo difícil que resulta para estas personas vivir así, sabiendo que si se aceptan tal y como son, deberán afrontar muchos problemas por el simple hecho de enamorarse de alguien “inadecuado”. Más cuquis imposible, morí por culpa de ellos.

Y por último, en el apartamento 510, viven Ha Seul Eun (Ha Eun Seul) y Park Hwan Jong (Park Jong Hwan), una pareja en sus 20 años que acaban de mudarse juntos y que piensan en casarse. Ambos no son en el fondo lo que parecen, e intentarán ocultar al otro esas pequeñas cosas que se conocen tras una larga convivencia. Esta pareja no me aportó mucho, para mí es la peor de todas, y ninguno de los dos me agradaba demasiado. Aun así también protagonizan momentos graciosos.

Como os habréis fijado, no se han esforzado mucho en los nombres, menudo lío han montado con Jung Joon Young, si antes ya era difícil de recordar bien su nombre, ahora va a ser imposible.

En fin, resumiendo. The Lover es un drama maravilloso, épico diría yo, súper divertido y con momentos inolvidables que estoy segura que te atrapará y te conquistará como lo ha hecho conmigo. Prepárate para reír hasta llorar y llorar hasta quedarte sin lágrimas. Jamás pensé que lloraría tanto con este drama, no es porque sea muy triste, sino porque me transmitía muchas emociones, mucha ternura. Lo más curioso de todo es que es la primera vez que no echo de menos ningún beso, y eso es raro y difícil de hacer. De verdad que lo he disfrutado muchísimo. Así que si te animas aquí adjunto los links 😉

viki.com: The Lover

doramastv.com: The Lover

¡No dejéis de verlo porque sé que os encantará! Yo por mi parte la echaré mucho, mucho, muuuucho de menos 😦    Hasta la próxima pues mis lectores, besis ❤

PD: Os lo juro por que me muera, me meo de la risa cada vez que veo esta imagen, no puedo evitarlo XD

TOP10: LOS MALOS MÁS MALOS

¡ATENCIÓN!: Cuidadín, cuidadín. Esta entrada contiene SPOILERS de varios k-dramas, si no has visto alguno de ellos queda bajo tu responsabilidad el seguir leyendo. Yo ya te he avisado y quien avisa no es traidor 😉

Nos gustan los villanos tanto como los llegamos a odiar. A pesar de que sean muy puñeteros y hagan terribles cosas a los protagonistas (y al resto de personajes), todos sabemos que sin ellos no sería lo mismo. Por eso mismo y después de tragarme una buena tanda de maldad, he querido hacer este TOP TEN sobre los mejores villanos con los que he tenido el placer (o la desgracia) de toparme últimamente. Echemos un vistazo a los chicos más malos de doramalandia:

10. Lee Jung Goo (Hotel King)

Y, con el número diez… el tipo de villano que más me exaspera y me repulsa. Lee Jung Goo le destroza la vida a nuestro bellísimo Dong Wook, quiero decir, Jae Wan. Desde niño lo va corrompiendo y le llega prácticamente a deshumanizar. Lo más impactante de todo es que resulta ser su verdadero padre, así que hace todavía más chocante que trate a su propio hijo de una manera tan cruel. Porque no solo le miente y lo tiene como si fuera un perro, su perro, no. También lo maltrata física y psicológicamente. Así que deja a nuestro pobre Jae Wan echo un despojo humano. Malvado, avaro y yo creo hasta un poco chalado (loco).

9. Kim Moon Sik (Healer)

Que no te engañe esa sonrisa de buen samaritano. Ahí donde lo ves, Moon Sik hace cosas terribles solo para… la verdad es que nunca llegué a comprender porqué destrozó la vida de sus tres mejores amigos y de la mujer que amaba. Amaba entre comillas. No sólo fue cómplice en la muerte de dos de sus amigos y asesino del restante, sino que engañó a la mujer que amaba durante 20 años diciéndole que su hija estaba muerta. E hizo lo imposible para que ella no lo descubriera sin ningún tipo de ética y moral. Este si que estaba loco de remate. No olvidemos que vio a sus amigos muertos un par de veces. Lo peor de todo es que él mismo se auto-engañaba y pensaba que así funciona el mundo. Moon Sik es el tipo de villano que menos puedo soportar.

8. Do Jung Woo (Angry mom)

Do Jung Woo me da pena y todo. Hace todo lo posible por ganarse el reconocimiento de su padre, quien siempre ha renegado de él por haber nacido fuera del matrimonio y, a pesar de saber que su padre es un hombre corrupto, quiere recibir su amor. Es por culpa de eso que llega a hacer cosas terribles que ponen en peligro a sus propios alumnos, algo de lo que nuca se llegó a arrepentir realmente. Al final se convierte en lo que más detesta.

7. Ah Do Hoon (Secret)

Ah Do Hoon, la “mosquita muerta” de la lista (no sé si se puede utilizar este término para hombres pero bah). Míralo, parece el típico panoli que no ha roto un plato en su vida. En mi opinión, este tipo de villano es con el que más cuidado hay que tener. ¿Por qué? Porque va de bueno y luego resulta ser más malo que la peste. No contento con mandar a su novia a la cárcel (también porque la otra es un poco tonta, pero ese es otro tema), luego va y abandona a su suerte al padre de ella lo que, evidentemente, se considera asesinato ya que el hombre no estaba en sus cabales y todos sabíamos (y él el primero) cómo iba a terminar el pobre. Y todo por su avaricia. Ay que mala es la avaricia que corrompe hasta al más tonto.

6. Kimura Shunji (Bridal Mask)

Kimura Shunji es uno de mis grandes traumas. Con lo cuqui y bueno que era, un pedacito de pan. Para acabar obsesionado con atrapar a Gaksital, cegado por la venganza, lo que le llevará a perderse a sí mismo y a cometer actos terrible contra gente inocente y contra la mujer que decía amar. Es con uno de los villanos que más he sufrido, porque primero nos hacen encariñarnos con él para luego hacernos sufrir viendo como poco a poco se va convirtiendo en un monstruo. Qué crueles.

5. Lee Jung Soo ( Missing Noir M)

De todos los villanos que salen en este drama, he elegido a Lee Jung Soo porque está como una cabra. Siento una gran debilidad por los villanos con una dudosa salud mental. Por eso y porque el caso en el que él está involucrado me dejó muy impactada y todavía me emociono al recordarlo. Todos pensamos que él era un psicópata chalado que se divertía jugando a un macabro juego. Luego resultó que él era un títere más del verdadero culpable, pero eso es lo de menos. No pude deleitarme más con sus macabras sonrisas. Lo adoré.

4. Lee Jae Kyung (You who came from the stars)

Esto es un villano y lo demás son tonterías. Lee Jae Kyung es uno de mis villanos favoritos. Guapo y elegante, con una mirada penetrante y con grandes niveles de locura. Inquietante. A leguas se veía que no estaba muy bien de la cabeza y eso era lo mejor de este villano. Asesinó a su novia por el simple hecho de estar embarazada, y ese embarazo a él no le convenía, no si quería heredar la empresa de su padre. Una vez más es la avaricia lo que les lleva a matar. Bueno, y la falta de cordura también.

3. Jo Hyun Min (Ghost)

Otro gran villano. Hyun Min se hizo mucho de rogar antes de que conocieramos su cara. Le dieron mucho misterio a quien fue realmente el asesino de la actriz cuyo nombre ahora mismo no recuerdo. Hyun Min es el típico villano que se cree más listo que cualquier otra persona, y por ello se cree en derecho de hacer lo que le de la gana, así sea matar, total, nadie será capaz de desenmascararlo. O eso es lo que él creía.

2. Min Joon Wook (I hear your voice)

Min Joon Wook es un hombre que mata por venganza. Primero fue para vengar la muerte de su esposa, por el que fue enviado a la cárcel. Y en vez de empezar una nueva vida, buscó venganza de aquellos que le delataron, o sea ser, los protagonistas. Me fascinó tanto este personaje porque era alguien que por culpa del dolor que sintió al perder un ser querido se perdió a sí mismo. Joon Wook estaba convencido de que cualquiera en su situación habría hecho lo mismo, es por ello que intenta poner a los protagonistas en la misma situación, quiere que se venguen por lo que él le ha hecho a sus familiares. Pero nada sale como él esperaba y eso es lo que le hace derrumbarse definitivamente.

1. Gap Dong (Gap Dong)

Y aquí está la joya de la corona, mi número 1. Totalmente fascinada por este personaje y por la gran interpretación de Lee Joon, quien me sorprendió gratamente. Esta imagen creo que es la mejor descripción que puede haber de él. Un completo psicópata que mata por placer. Alguien que aparenta ser una persona normal y corriente que logra pasar desapercibido y consigue ganarse la confianza de la gente fácilmente, lo que da más miedo aun. Lo más interesante y espeluznante es que está inspirado en un asesino en serie real, lo que te hace temblar todavía más. Aquí no hay lógica ninguna, mata por matar, porque le resulta placentero. El villano más villano. Todavía me estremezco cada vez que escucho esta melodía:

Y aquí acaba mi topten de villanos. ¿Qué os ha parecido? ¿Creéis que falta alguien indispensable? Si es así ¡comenta sobre tu villano favorito! ¡Y la próxima vez les toca a las chicas! 😉 Besis para todos ❤