Recomendación: Priceless

  • Título original: PRICELESS~あるわけねぇだろ,んなもん!~
  • Título romaji: PRICELESS~Aru Wake Nedaro,n namon!~
  • Episodios: 10
  • Año de emisión: 2012

Sinopsis: Kindaichi Fumio es n gerente de nivel medio con un futuro prometedor en una gran empresa llamada Miracle Thermos y querido por sus subordinados. Pero la vida del elite Kindaichi Fumio cambia dramáticamente un día. Habiendo por alguna razón llamado la atención de los altos directivos, es acusado de un crimen del cual no sabe nada y es obligado a abandonar el lugar de trabajo. Incluso después de eso, Kindaichi es asaltado por una serie de sorpresas y en un día, pierde su casa, el teléfono… hasta quedar sin un centavo a su nombre. Al perder el juicio, llega a un parque donde se encuentra con dos niños. Aprendiendo de ellos a cómo sobrevivir sin dinero, de alguna manera resiste la crisis y descubre que lo que es verdaderamente importante en la vida no tiene precio.


OPINIÓN PERSONAL: No os voy a mentir, empecé este dorama única y exclusivamente porque Kimura Takuya interpreta al protagonista. Desde que vi Pride quedé enamorada de este actor y quería ahondar un poco más en su carrera y descubrir si realmente es tan buen actor como me pareció en un primer momento. Y, efectivamente, una vez más pude comprobar el grandísimo actor que es. No obstante, a pesar de que, sí, Kimura Takuya es uno de los grandes fuertes de este dorama, pues he podido ver una vez más esa maravillosa naturalidad de la que os hablé en Pride, no es el único que aporta brillantez a este dorama, ni mucho menos.

 Priceless es… diferente. Esa es la mejor palabra que lo define.

Kindaichi Fumio (Kimura Takuya) vive una acomodada vida gracias al éxito que tiene en su trabajo, el don de gentes que tiene le es de gran ayuda para afrontar el día a día en la oficina y también fuera de ella. Tiene una novia joven, guapa y rica, grandes ingresos a final de mes y un brillante futuro por delante. Pero todo eso cambiará de un día a otro. Será despedido en circunstancias extrañas y ese mismo día se quedará sin trabajo, sin casa, sin móvil y sin un solo céntimo (o centavo) en su cuenta. Su vida dará un giro de 180 grados repentinamente, algo que nos podría haber pasado a cualquiera, pues la vida es así de impredecible.

Tras quedarse en la pobreza total, llegando al límite de tener que dormir en un parque, comer de los restos del otro y mendigar por una mísera moneda que vale para comprar poco más que un chicle, Kindaichi se verá abrumado y desolado por los últimos acontecimientos. No obstante, recibirá la ayuda de dos niños que viven en ese mundo de pobreza desde hace demasiado tiempo. Ellos enseñaran al ex-exitoso trabajador a sobrevivir día a día con 500 centavos. De esta manera Kindaichi aprenderá lo que realmente cuesta ganar dinero y lo duro que es para la gente sin hogar enfrentar un nuevo día.

Kindaichi es uno de los personajes más estrambóticos que me he encontrado por doramalandia. Demasiado positivo, demasiado despreocupado hasta llegar a parecer indiferente… se encuentra en situaciones muy, muy difíciles y él se lo toma con muchísima tranquilidad, como si no fuera nada del otro mundo. Es justo, bueno, tiene una manera muy peculiar de ver el mundo y todo lo que toca, termina por brillar. Antepone el bien de los demás al suyo propio y con su personalidad y actitud cambiará la vida de muchos a su alrededor. Si el resto de las personas fuésemos la mitad de lo que él es, el mundo iría mucho mejor, os lo aseguro. Un gran personaje, sí señor. Aunque eso no quita que tenga ideas descabelladas y sea más raro que un perro verde.

Por ciertos sucesos, acabará viviendo con Nikaido Saya (Karina), una empleada de contabilidad, y Moai Kendo (Kakai Kiichi), el que fue su jefe. Los tres compartirán alegrías, tristezas, preocupaciones, proyectos, éxitos y peleas, estupendas peleas. Los tres son el ejemplo de una bonita y verdadera amistad, tanto así que estoy segura de que serían la envidia de muchos. Priceless tiene como eje central la amistad, la superación personal y el demostrar que, aun teniendo muy poco, se puede ser feliz. Una bonita y muy importante lección que nos enseñan. Aunque el romance está dejado un poco de lado, es tal la química que existe entre Kindaichi y Nikaido que, aunque tenemos muy pocos momentos románticos que dejan bastante que desear, resultan ser más que suficiente para satisfacernos, pues como ya digo la química entre ellos es tan grande que, aunque no se dice, se sabe.

 Priceless es la mejor opción para un día como hoy. Es divertida, es alegre, es conmovedora, cuenta con grandes actores y grandes actuaciones, es natural y muy cercana. Es perfecta para verla en familia, aquí os dejo los links 😉

doramastv.com PRICELESS

doramasjc.com PRICELESS *

*(os aviso que aquí los capítulos están completamente desordenados, menos el primero si no recuerdo mal)

Espero que os animéis a verla pero, sobre todo, ¡espero que paséis unas muy felices fiestas!

¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!! 

Recomendación: Algernon ni hanata wo aka Flowers for Algernon

  • Título original: アルジャーノンに花束を
  • Título romaji: Algernon ni Hanatawa wo
  • Título en inglés: Flowers for Algernon
  • Género: Drama, Ciencia ficción.
  • Episodios: 10
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Shiratori Sakuto de 28 años, tiene la inteligencia de un niño de 6 años de edad. Él trabaja para el Servicio Dream Flower, un centro de distribución de flores que da empleo a la jóvenes problemáticos. Un día, él y un colega, Yanagawa Ryuichi, ofrece un ramo de rosas al edificio de apartamentos donde vive Mochizuki Haruka. Ella trabaja para un centro de investigación de fisiología del cerebro donde el profesor Hachisuka Daigo ha estado estudiando la mejora del rendimiento mental. Haruka ha tenido éxito en experimentos de laboratorio en relación con un ratón blanco llamado Algernon. Sakuto decidirá someterse al experimento y se transformará en un genio a través de la cirugía pero, ¿a qué precio?


 OPINIÓN PERSONAL: Últimamente voy saltando de drama en drama y así estoy, con los ojos hinchados y rojos de tanto llorar. Yo solita me lo busco, no sé de qué me quejo. Aunque, la verdad, cuando empecé este dorama no me esperaba que fuera tan dramático así que me pilló un poco desprevenida.

Flowers for Algernon (la voy a llamar así porque el romaji es demasiado largo y por ser su título original) resulta ser, por así decirlo, doble remake, algo que no sabía cuando la empecé a ver. Es un remake de un dorama japonés del 2002 que lleva el mismo nombre, que a su vez tiene otro remake coreano que se hizo en 2006 llamado Hello, God. Pero ahí no acaba la cosa, todas estas versiones resultan estar basadas en el relato corto “Flowers for Algernon” escrita por Daniel Keyes y publicada por primera vez en 1966. Por supuesto también se han hecho un par de películas, puede que a alguien le suene este relato. Así que lo que tengo entre manos es una gran historia que, valga la redundancia, ha hecho historia.

Nada más por todo el reconocimiento que ha tenido la historia original merece la pena verla, se augura una fascinante experiencia. No creo que sea capaz de ver el resto de las versiones que hay, de las que me atrevería a afirmar que cada una ha realizado los cambios en la historia que ha creído conveniente para adaptarla a la pantalla y a esta época. O tal vez sí que me anime, pero más adelante. Lo que sé seguro que haré será leerme el relato, ya que he leído que es una obra maestra.

Pero dejando todo esto atrás, centrémonos en el dorama en sí. Creo que es bastante difícil de explicar con palabras la experiencia que se vive viéndolo. Flowers for Algernon (2015) es… agridulce. Es conmovedor, tierno, triste y hasta… cruel.

Sakuto (Yamashita Tomohisa) siempre ha vivido una vida difícil debido a su discapacidad. Siempre rechazado por la sociedad, soportando las burlas de la gente y sabiendo que él era diferente a los demás, sufría por ello. Aún así había gente a su lado que le quería tal y como era, tenía amigos con los que reír. Pero él quería ser inteligente y poder ser igual que los demás. No se le puede culpar por desear eso. Y así lo hará, se someterá a la cirugía que lo hará más inteligente y su vida dará un giro de 180 grados pero, ¿será a mejor o a peor?

Creo que Sakuto es uno de los protagonistas más desdichados con los que me he encontrado. La vida se porta muy cruelmente con él; vive en el sufrimiento constantemente, pierde lo que no sabía que tenía a cambio de inteligencia para que, al final, todo le sea nuevamente arrebatado. El destino es muy cruel. Su historia es muy triste… y al final no puedes evitar sonreír entre lágrimas.

Es todo lo que os puedo decir. Creo que lo mejor es que la veáis si sentís curiosidad, yo os la recomiendo mucho porque es imposible que os deje indiferentes, eso sí, no esperéis grandes historias de amor (eso no significa que no haya romance, lo hay), ni un final perfecto, porque no los hay. Os dejará un sentimiento agridulce y conmovedor. Lo único que os puedo asegurar es que Flowers for Algernon os dejará huella, para mí es uno de los mejores doramas que he visto este año, contando coreanos, taiwaneses y japoneses. No os lo podéis perder, eso sí, poned una caja de pañuelos a vuestro lado, preparad vuestros corazones y disfrutad de esta bella y triste historia.

Desgraciadamente, no se encuentra completamente subtitulada en ninguna web, solo hasta el capítulo 7. Pero afortunadamente, conseguí encontrar los tres capítulos restantes traducidos en un blog, tras mucha búsqueda. Solo os los tenéis que descargar 😉

Algernon ni Hanataba wo CAP 1-7 (ONLINE)

DESCARGA:     CAPÍTULO 8                CAPÍTULO 9                     CAPÍTULO FINAL

PD: Gracias a yamapimex.blogspot.com por  traducir los tres últimos capítulos 😀

Recomendación: D-DAY

  • Título: 디 데이 (Di Dei)
  • Título en inglés: D-Day
  • Género: Ficción, Médico, Drama
  • Episodios: 20
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: El drama se centra en las consecuencias tras un terremoto en Seúl. Esta catástrofe pone a prueba la eficacia de las medidas de emergencia del país, así como de los equipos de rescate y el  equipo médico. Con la ciudad totalmente paralizada, sin luz y sin los medios necesarios para enfrentar esta situación, en el Hospital Mirae, se crea el Equipo de Asistencia Médica por Desastre (DMAT), liderado por Lee Hae Sung, quien, junto a su equipo, intentará ayudar a los supervivientes y restablecer el orden en la ciudad paralizada. No todo el mundo está feliz con esta responsabilidad que tiene que enfrentar un hospital privado, y serán muchos que, fría y cruelmente, pongan obstáculos para aquellos que solo quieren salvar personas.


OPINIÓN PERSONAL: Me interesé por este drama principalmente porque, al menos que yo sepa, nunca antes había habido un drama que se centrara en una tragedia natural como el terremoto. Así que por esa temática novedosa (novedosa en un k-drama) y sabiendo con toda seguridad que iba a ser un difícil y dramático camino, me decidí a verlo bastante entusiasmada, para qué engañarnos. D-Day nos sitúa en una realidad bastante escalofriante, porque no hay nada que dé más miedo que los desastres naturales, simplemente porque no los podemos controlar. Pero antes de meternos de lleno en la tragedia, nos presenta un poco la vida de los personajes que nos acompañarán durante todo el dorama.

Lee Hae Sung (Kim Young Kwang) es un médico altruista y con mucho talento que pone la salud del paciente por encima de las normas, del dinero, de las órdenes del director del hospital e incluso, a veces, hasta de la voluntad de los propios pacientes, ganándose así alguna que otra demanda. Trabaja para el hospital privado Mirae, donde tiene una especie de guerra de prejuicios contra el director del hospital, Park Gun, quien solo se interesa por los beneficios. Intenta salvar a sus pacientes en un ambiente donde el dinero y los beneficios se ponen primero y luego ya si eso se salva a alguien, por ello Hae Sung tiene a más de un doctor en contra, como el doctor Ha Woo Jin (Ha Suk Jin), la “estrella” del hospital y el ojito derecho del director Park, y quien resulta ser más odioso de lo que esperaba o, mejor dicho, es odioso durante más tiempo del que pensaba.

Afortunadamente no todos en el hospital están cegados por la codicia y el Hae Sung cuenta con algún apoyo, como con el de la enfermera jefe Kang Joo Ran (Kim Hye Eun) o la enfermera Park Ji Na (Yoon Joo Hee) quien, además, es una buena amiga.

Por otro lado, tenemos a Jung Ddol Mi (Jung So Mi), una interna de tres años cuya especialidad es la ortopedia. Viene de Busan a Seúl por razones de trabajo y conocerá a Lee Hae Sung al llevar a un paciente al hospital Mirae. Su relación no empezará con buen pie y la pobre de Jung Ddol Mi se verá envuelta en la catástrofe antes de que tenga la oportunidad de volver a Busan. Es una chica alegre, un poco alocada y con un adorable acento de Busan, será una importante pieza en el equipo de rescate que se formará tras el terremoto.

La verdad es que algunos personajes de este drama han despertado mi instinto asesino en más de una ocasión, hay unos cuantos que se están jugando el título al más odiado y está tan reñido que todavía no sé a cual de ellos dárselo. Entre ellos se encuentran el director del hospital Park Gun (Lee Kyung Young) quien, tras el terremoto, no hace más que pensar en las pérdidas que podría sufrir el hospital si se mantiene abierto en esa situación y ese tipo de pensamientos egoístas e inhumanos. Uno de los personajes más despreciables que os podéis encontrar, no dejará de sorprenderos con lo que es capaz de hacer por codicia. Otro que tampoco se queda corto en cuanto a ser odioso es el doctor Yoo Myung Hyun (Go Kyu Pil), egocéntrico sin razón (ya que sus habilidades son algo escasas), cobarde y un, si me lo permitís, lameculos. Otro de los personajes que menos soporto en este drama es Goo Ja Hyuk (Choi In Pyo), el CEO de una constructora que ve su oportunidad tras la destrucción que causa el terremoto y quien hasta acaba metido en política. Nos muestra el lado más despreciable de la política, siendo bastante frío ante la desgracia de otras personas, solo interesándose por su propio beneficio. Aunque admito que hay momentos que me hace dudar cuales son sus verdaderas intenciones. Por cierto, uno de esos personajes algo odiosos (aunque no al nivel de los anteriores) es el interno An Dae Gil (Sung Yeol de Infinite), odiaréis y amaréis a este personaje, quien va evolucionando poco a poco y dejando de ser tan odioso, por no hablar de la relación de odio tan divertida y adorable que tiene con Ddol Mi.

Cuando se produce el seísmo, todo Seúl queda incomunicado, sin electricidad, con las carreteras destrozadas y miles de casas y edificios destruidos. El drama, la desesperación, la solidaridad que surge en algunas personas así como la inhumanidad de otras, son los verdaderos protagonistas de este dorama. Se sufre y mucho debido a las situaciones que tienen que afrontar los supervivientes de Seúl pero cuando consiguen superar algún obstáculo o salvar a alguien, el sentimiento es indescriptible.

Creo que este k-drama tiene un objetivo muy importante, el recordarnos que los héroes existen y que no son esos que van en mayas de colores; nos recuerdan que existen personas que viven entre nosotros, que viven como nosotros, que sienten al igual que nosotros y que arriesgan su vida día a día para salvar a completos desconocidos. Y en D-day queda muy bien reflejado en el cuerpo de bombero, que es el que realiza los rescates a la gente que ha quedado atrapada entre escombros. Entre estos bomberos, por cierto, se encuentra el hermano de Hae Sung.

D-day augura dramatismo y sufrimiento, pero los que más sufren son los personajes hasta tal punto de llegar al límite. Y por supuesto ese sufrimiento llega hasta el espectador. Con un escenario tan trágico, el amor que surge entre algunos personajes nos da un respiro que es de agradecer, además de que se forman unas cuantas parejitas muy adorables. Entre ellas está, por supuesto, la de Hae Sung y Ddol Mi, quienes han resultado tener mucha química en mi opinión, aunque su amor queda poco explotado, algo que se puede entender al considerar la situación en la que se encuentran ambos.

Por cierto, casi se me olvida mencionar que los efectos que aparecen en este drama, que son unos cuantos, no están nada mal. La verdad es que para no ser una súper producción han conseguido unos efectos especiales muy reales, lo que es un gustazo para todos nosotros, ya que no sería lo mismo si fueran unos efectos cutres y poco creíbles, estoy segura que más de uno se replantearía el ver o no este dorama debido a ellos.

Resumiendo. He sufrido muchísimo con este drama, me he enfadado y he llorado a mares, tanto que todavía no me recupero del todo; pero también he reído, me he conmovido muchísimo y he compartido la alegría con los personajes cuando conseguían superar algún obstáculo o salvar a alguien. Es una historia llena de emociones y sentimientos que creo que vale mucho la pena ver, es trágica, sí, pero también es esperanzadora. ¡Así que la recomiendo muchísimo!

viki.com: D-DAY

Cheer Up! aka Sassy GoGo

  • Título original: 발칙하게 고고 (Balchikhage Gogo)
  • Título en inglés: Cheer Up!/ Sassy Go Go
  • Título en español: ¡Vamos, atrévete!
  • Género: Romance, Escolar, Juvenil
  • Episodios: 12
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: La trama sigue a un grupo de estudiantes de la Escuela Sevit High, la protagonista, Kang Yeon Doo, es una chica que disfruta sus días de estudiante al lado de su mejor amigo Ha Dong Jae, quien sufre de una fobia al contacto físico, y su grupo de baile Real King, sin embargo sus calificaciones están en los últimos lugares de la lista. También conocemos a Kwon Soo Ah, compañera de cuarto de Yeon Doo, quien a diferencia de la protagonista se presiona diariamente para cumplir las expectativas de su madre de ser la primera en la escuela para conseguir un lugar en la Ivy League. Por otro lado están Kim Yeol y Seo Ha Joon, dos mejores amigos unidos por pasados problemáticos con sus padres que los han hecho no confiar en otros. Tanto Soo Ah, como Ha Joon y Kim Yeol, pertenecen al grupo White Tiger, la élite estudiantil con los mejores promedios en la Escuela que, obviamente, tiene enemistad con Real King ya que los consideran inferiores y mediocres. La historia se vuelve interesante cuando Soo Ah, en un intento de mejorar su currículum para la Ivy League, hace que la escuela cree un club de porristas uniendo a Real King y a White Tiger a participar para una competencia al final del periodo. ¿Podrán estos grupos rivales llevarse bien? ¿Qué pasará cuando la verdad salga a la luz? ¿Será posible que un estudiante engreido y una chica descarada logren llevarse bien?


OPINIÓN PERSONAL: Hoy os traigo un drama juvenil y escolar. Normalmente ya no suelo ver dramas de este género porque estoy un poco cansada de ellos. No obstante, lo que me llevó a ver  Cheer Up! fue, principalmente, los actores que aparecen en él. No es la primera vez que en un drama aparece algún actor que me gusta y aún así soy incapaz de verlo, pero es que son tantos los actores que me gustan los que salen en este drama que no pude resistirme.

Cheer Up! es, ante todo, un drama juvenil que trata sobre los problemas de un grupo de adolescentes que estudian en un internado, pero tiene un lado algo retorcido y hay una fuerte denuncia detrás de su historia. Es como una mezcla entre Angry mom y School 2013, los cuales me gustaron muchísimo y Cheer Up! ha resultado estar al nivel de ambos, de hecho, en mi humilde opinión, Cheer Up! parece ser más la, digámoslo así, continuidad de School 2013 en vez de Who are you: school 2015, drama que me decepcionó mucho y que ni siquiera llegué a terminar.

Pero centrémonos en la historia en sí. La trama gira alrededor de un grupo de adolescentes que pertenecen a distintos clubes. Por un lado, Real King, un club de baile que tiene como líder a Kang Yeon Doo (Eun Ji de A-Pink), una chica que, como al resto de los integrantes, no se le da nada bien el estudio, de hecho todos se encuentran entre las últimas posiciones de toda la escuela (me refiero a las notas). Por otro lado, está el club de estudio formado por los primeros en esta lista de notas, liderado por Kim Yeol (Lee Won Gun). Ambos clubes han estado siempre enfrentados, unos porque son unos estirados y son los más favorecidos por la escuela, y otros porque no soportan las injusticias que comete la escuela contra ellos por el simple hecho de no sacar buenas notas. Hablando mal y pronto, se llevan a matar unos con otros. Es la escuela la que tiene gran parte de culpa del enfrentamiento entre los alumnos de estos dos clubes, y será también la escuela la que, sin ser su intención, unirá a estos jóvenes de una manera que nadie pudo imaginar.

Al principio, este drama comienza de manera muy inocente; nos muestra un grupo de estudiantes que tienen que lidiar con su día a día de la manera que mejor saben o pueden. Unos problemas que para los que ya pasaron esa edad tan problemática como es la adolescencia, nos puede parecer que no son para tanto, además, nos lo muestran con humor, lo que todavía le quita más importancia a los ojos del espectador. Pero, poco a poco, nos dejan ver lo que en realidad sucede en esa escuela y cómo sus estudiantes no son tan inocentes y despreocupados como parecen.

Una vez más estamos ante una temática sobre la violencia escolar, pero esta vez se trata de un maltrato psicológico, no físico. Cheer Up! hace una denuncia ante este maltrato, pero no solo eso, va más allá. Denuncia las corrupciones que puede haber de un padre hacia el profesor de un alumno para que este sea beneficiado, la extremada presión que sufren los estudiantes coreanos que a veces los lleva incluso al suicidio… denuncia, en general, el sistema educativo en Corea. Cuando me encuentro con dramas como este, siempre me pregunto cuánto de verdad hay en la historia y cuánto es una exageración, ya que es difícil de creer que sucedan cosas así en la vida real.

En Cheer Up! nos muestran muy bien todos los puntos antes mencionados, y la verdad es que da escalofríos pensar en que eso suceda de verdad, puesto que, uno de los personajes, se llega a destruir como persona y a hacer cosas horribles contra sus compañeros y contra sus amigos, y solo por encabezar la lista de las notas de toda la escuela, por supuesto que, todo por presión de su propia madre, lo que es todavía peor.

 Lo que más me gustó de este drama fue cómo lleva el tema de la amistad, a veces un poco olvidada en el mundo doramaníaco. Aquí aparecen grandes amistades; Yeon Doo tiene a su lado a su gran amigo Ha Dong Jae (N de Vixx), quien tiene una fobia al contacto físico, y quien resulta ser uno de los peronsajes más interesantes. Kim Yeol, quien decidió no confiar en nadie, mucho menos en los adultos, tiene a su único verdadero amigo y confidente So Ha Jung (Kim Ji Soo), un chico que vive una terrible situación en su entorno familiar. Lo que vive Ha Jung es simplemente terrible, pero lo peor es que la directora de la escuela (uno de los personajes más odiosos que pueden haber) sabe de esa situación y, no solo la ignora, sino que incluso lo llega a amenazar a él y a Kim Yeol. Una joya de mujer.

La relación de amistad entre Ha Jung y Kim Yeol es, en mi opinión, el bromance del año. A-D-O-R-A-B-L-E-S. Es una de las amistades más sinceras e inquebrantables que he visto en mucho tiempo. Os derretirá el corazón ver lo mucho que se quieren, se cuidan y lo fieles que son el uno al otro, ni siquiera el enamorarse de la misma chica los separará, porque sí, ambos se enamoran de Yeon Doo, algo que es decepcionante y demasiado predecible. Afortunadamente no los puso en contra el uno del otro como suele pasar en estas situaciones, por lo que se lo perdono a los guionistas.

La relación entre Yeon Doo y Kim Yeol es maravillosa; comienza siendo algo así como enemigos, no se soportan el uno al otro pero, poco a poco y gracias a las situaciones que tienen que enfrentar, se van acercando entre sí y lentamente se van haciendo amigos. Eso es algo que me gustó mucho, que primero se hicieran amigos. Como ya he dicho, el fuerte de este drama es la amistad. Después la amistad se va convirtiendo en algo más prácticamente sin darse cuenta y, ¡tachán!, surgió el amor y de la forma más natural posible.

Al igual que sucede con Yeon Doo y Kim Yeol, poco a poco el resto de los integrantes de ambos clubes irán desarrollando un sentimiento de camaradería entre ellos, hasta que llegan a ser amigos casi sin darse cuenta. Y eso es sin duda lo mejor de este drama.

Me gustó mucho más de lo que pensé cuando decidí verlo, Cheer Up! ha resultado ser muy conmovedor, yo lo recomiendo para aquellos que no saben qué ver estos días, creo que os puede dejar un muy buen sabor de boca y, al ser 12 episodios, no se hace nada pesado, ¡no os lo podéis perder! Nos leemos pronto mis lectores 😉

viki.com: Cheer Up!

doramasjc.com: Cheer Up!

PD: Hay otra parejita súper adorable que se forma, pero no os pienso decir quienes son~ jojojo

ADVERTENCIA: La sonrisa de Kim Yeol es un arma-derrite-corazones, ¡altamente adictivo! Quedas avisado 😄 😉