Descendants of the sun

  • Título original: 태양의 후예 (Taeyangui Hooye)
  • Título en inglés: Descendants of the sun
  • Título en español: Descendientes del sol
  • Género: Drama, Melodrama, Romance
  • Episodios: 16 + 3 especiales
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Yoo Si Jin  es el capitán de las Fuerzas Especiales. Él, junto al Sargento Superior Seo Dae Young, atrapan a un ladrón que se lastima durante su captura, es enviado al hospital mientras que Dae Young se da cuenta que le ha robado su móvil y van a recuperarlo. En la sala de emergencias, Si Yin se encuentra con la Dra. Kang Mo Yeon (Song Hye Kyo) por primera vez. Mo Yeon confunde a Si Jin como parte de una banda criminal pero él le prueba que es un soldado del ejército. Si Yin intentará conquistar a Mo Yeon a como dé lugar pero, ¿podrá ella soportar el que él sea un soldado?


OPINIÓN PERSONAL: Después de… siglos desde que me la empecé, por fin os traigo la reseña del drama más famoso de los últimos meses, Descendants of the sun. No voy a negar que me ha costado bastante terminármelo, la verdad es que entiendo de dónde viene toda esa fama, más centrada en quienes son los actores que en la calidad de la historia, pero para mí eso no ha sido suficiente como para considerarlo el mejor drama de lo que llevamos del 2016. Le he encontrado faltas, y muchas, en el desarrollo de la historia, de los personajes y de las relaciones entre ellos. Vayámoslo viendo poco a poco.

Creo firmemente que la gran fama que ha conseguido Descendants of the sun viene, en gran parte, por el regreso al mundo de los doramas de Song Joong Ki tras realizar el servicio militar obligatorio de Corea. Y lo creo así porque este chico arrasa allá por donde pasa, yo misma recuerdo haberme apuntado este drama principalmente por él y sé que como yo, millones. Y sí, admito que, pasados dos minutos del primer capítulo, ya estaba completamente conquistada por el personaje de Song Joong Ki, el capitán Yoo Si Jin, y no os exagero nada. Ese carisma, esa sonrisa chulesca, esos aires de defensor de la patria, de guerrero y héroe… Es una combinación explosiva a la que pocos se pueden resistir, y yo no estoy entre ellos.

Por si era poco incentivo para nosotros el tener este personaje como protagonista, los guionistas nos deleitaron con una variedad de soldado, un poco más serio, un robot que solo sabe recibir órdenes pero que esconde un corazoncito muy dulce, siempre conservando todo ese carisma y esa chulería de Yoo Si Jin, por supupesto; hablo del sargento mayor y mejor amigo de Yoo Si Jin, Seo Dae Yung (Jin Goo), uno de los mejores personajes de este drama, en mi humilde opinión. Cuan grande fue mi sorpresa cuando vi a este actor interpretando a semejante personaje que, para quien no lo sepa, Jin Goo es quien interpretó al detective Ma Dong Wook en Falling for innocence, personaje del que me enamoré y por el que sufrí mucho. Pues sabiendo este último dato, ya no podía resistirme más a este dorama.

Dejando la testosterona a un lado, admito que Descendant of the sun sabe cómo captar la atención y los primeros capítulos me dieron muy buenos momentos, aunque ya se olía en el aire ese fondo cursi, ñoño, empalagoso , telenovelesco del que había oído hablar. No tengo nada en contra de los trasfondos telenovelescos, muchos dramas lo tienen y es un encanto más de los doramas, pero en cantidades industriales puede ser… irritante. Y eso es lo que sucede en Descendants of the sun, a veces todo parece demasiado bonito, demasiado dramático o demasiado…  irreal. Los personajes masculinos son demasiado perfectos, todos utilizan frases demasiado rocambolescas, a veces pensaba que estaba viendo una película americana en vez de una serie coreana. Nadie en su sano juicio hablaría como hablan en muchas ocasiones los personajes de Descendants of the sun, ningún coreano de a pie, vaya. Y, como sabéis, yo estoy obsesionada con la naturalidad de las historias y aquí naturalidad cero.

En cuanto a las parejas que se forman, creo que entre Yoo Si Jin y la doctora Kang Mo Yeon (Song Hye Kyo) no termina de cuajar esa química especial que solo se da a veces. La verdad es que al principio pensé que sí tendrían mucha química pero, conforme avanzaba la historia, me di cuenta de que no era así. Tal vez la relación se deteriora mucho ante mis ojos entre tantas idas y venidas por parte de Kang Mo Yeon, que dudará bastante si salir o no con Yoo Si Jin, y eso siempre me desespera. La pareja que se forma entre Seo Dae Yung y la teniente primera cirujana Yoon Myung Joo (Kim Ji Won) me pareció más bonita y eso que para idas y venidas las de estos dos, que rompen y vuelven, rompen y vuelven, rompen y vuelven… pero algo tienen estos dos que me parecía muy adorable y terminé sintiendo más afecto por esta pareja secundaria que por la protagonista.

En cuanto a la trama, creo que deja mucho que desear. Es cierto que todo lo que pasa en el país inventado llamado Uruk es muy interesante, de hecho es la mejor parte de todo el dorama pero, una vez que vuelven, me dio la sensación de que la trama se desequilibraba un poco, como que no sabían muy bien por dónde tirar. He echado de menos ese hilo conductor que suele haber en todos los dramas que va hilando unos personajes con otros, unos hechos con otros que parecían que no tenían nada que ver… así que los últimos capítulos me parecieron un poco flojos y descoordinados.

A pesar de todo esto tengo que admitir que cuenta con momentos muy interesantes y otros muy emotivos pero, en mi opinión, el drama debería haber acabado en el momento en el que dejan Uruk, todo lo demás creo que sobra un poco, aunque es cierto que el final es muy melodramático y emotivo a la vez, como debe de ser cuando se trata del género melodrama. Y esta es mi humilde opinión sobre Descendants of the sun, para aquellos que todavía no lo hayan visto y que se animen a hacerlo aquí dejo dos links para que podáis poneros a ello ahora mismo, ¡disfrutádlo!

viki.mx: DESCENDANTS OF THE SUN

doramastv.com: DESCENDANTS OF THE SUN

¡No olvidéis en dejar vuestra opinión más abajo! ¿Creéis que es uno de los mejores dramas que se han estrenado hasta ahora o, como yo, pensáis que está algo sobrevalorado? Recordad también que me podéis seguir tanto por FACEBOOK  como por TWITTER y estar al tanto de todas mis publicaciones. ¡Nos leemos pronto! 🙂

Anuncios

Recomendación: Koinaka

  • Título original: 恋仲 (Koinaka)
  • Título en inglés: Love relationship
  • Género: Romance
  • Episodios: 9
  • Estado: Finalizado
  • Año: 2015

Sinopsis: Aoi Miura nació y creció en Toyama. Es un hombre tímido e indeciso al que no le gusta el verano. Durante sus días de instituto, fue el principal nadador en el equipo de natación. Ahora trabaja como asistente en un pequeño estudio de arquitectura de Tokyo. Un día de verano, Aoi se encuentra con su primer amor, su amiga de la infancia, Serizawa Akari. Cuando eran estudiantes, siempre estaban juntos, y pasaban todos los días juntos. Pero una noche, en su último año de instituto, durante un espectáculo de fuegos artificiales, Akari desapareció de repente… Aoi se siente animado por su repentino reencuentro después de 7 años. Sin embargo, al lado de ella hay otro chico que también se llama Aoi…


OPINIÓN PERSONAL: Hoy os traigo un dorama japonés que se estrenó  en julio del 2015, hace ya casi un año. Me costó mucho decidirme si verlo o no porque no tenía ganas de ver ningún drama amoroso estudiantil. Después de darle muchas vueltas me decidí a verlo y una vez más los japoneses no me han decepcionado. Koinaka nos transporta a la nostalgia y añoranza del primer amor, a los intensos días de nuestra adolescencia donde todo parece ser más; a los días en los que experimentábamos nuevas emociones y diversiones junto a nuestros amigos, esos con los que pensamos que estaríamos toda la vida.

Esta es una de las cosas que más me gusta de los doramas japoneses, esa facilidad que tienen de transportarte a un momento de tu vida concreto, llenándote de nostalgia y cariño por el recuerdo de aquel momento, a pesar de no tener nada que ver con lo que tu viviste, son capaces de hacerte sentir de esa manera. Solo por esto ya me había conquistado y tened por seguro que he vivido muy intensamente este dorama y se ha ganado un lugar muy especial en mi corazoncito. Pero vayamos al quid de la cuestión.

Koinaka es un dorama muy ligero que se centra en la vida Aoi (Fukushi Sota) y Akari (Honda Tsubasa), de cómo se separaron cuando eran unos adolescente y de cómo, siete años después, se reencuentran. Aoi siempre ha estado enamorado de ella, pero nunca tuvo el valor de decirle cómo se sentía por miedo de perderla también como amiga y, por ciertas circunstancias, Akari desaparecerá de la vida de Aoi sin previo aviso. Al pasar los años, Aoi sigue sin poder olvidarla, la recuerda dolorosamente y con cierto rencor por desaparecer de esa manera. No obstante, cuando se vuelva a encontrar con ella, los sentimientos que había intentado enterrar volverán a resurgir inevitablemente a pesar de su afán por mantenerlos a raya.

Desafortunadamente, Akari no vuelve sola, la acompaña su novio, Shota Aoi (Nomura Suhei), quien fue compañero de ambos en el último año de escuela secundaria. Aquí es donde empieza uno de los triángulos amorosos más bonitos que he visto nunca. Es raro que yo diga esto, pero la verdad es que mi corazón se encontraba completamente dividido entre estos dos personajes, mis Aoi me conquistaron de tal manera que me era muy difícil inclinarme por uno u otro. Es cierto que Shota no hace las cosas bien del todo, comete sus errores y eso hizo que al principio sintiera un poco de rencor hacia él pero, a diferencia de otros personajes, Shota no tiene malicia alguna e intenta corregir sus errores y de hacer bien las cosas para conseguir el amor de Akari.

Con este gran dilema en el que nos encontrábamos tanto Akari como yo, no es de extrañar que ambas soltáramos alguna lágrima que otra. Y es que la pobre lo tiene bien difícil, yo si fuera ella creo que me habría sido imposible decidirme, no obstante, lo cierto es que Akari siempre tuvo un vínculo especial con Aoi, ambos se transforman una vez que están juntos, son grandes amigos ante todo y la confianza, la conexión, el aura que hay entre ellos es envidiable y adorable. Puede que este hecho hiciera que inclinara un poquito más la balanza hacia Aoi, pero lo cierto es que dudé hasta el último capítulo con quien se quedaría Akari al final. Con quien se quedara al final no me preocupaba tanto, puesto que ambos me gustaban, lo único que me atormentaba un poco es cómo se tomaría el no elegido el rechazo de Akari y cómo afectaría a la amistad entre Aoi y Shota.

Pero una vez más los japoneses no me decepcionaron e hicieron un final de diez para este corto y maravilloso dorama. No podría haber quedado más satisfecha y lo cierto es que derramé un par de lágrimas por la emoción y por la pena de que ya terminara. Sin duda recomiendo muchísimo Koinaka y me arrepiento enormemente de no haberlo visto antes. Si, como yo, todavía no habéis visto este tierno dorama no dudéis en hacerlo ahora mismo, ¡estoy segura que os encantará!

Para todos los interesados, aquí os dejo un par de links para que podáis empezar a verla ya mismo si queréis.

viki.mx:  KOINAKA

doramasjc.com: KOINAKA

Esto es todo por hoy, ¡recordad que podéis seguirme tanto en TWITTER como en FACEBOOK ! Nos leemos pronto~

Marriage contract

  • Título original: 결혼계약 (Gyeolhon Gyeyak)
  • Título en inglés: Marriage contract
  • Género: Drama, Romance
  • Episodio: 16 episodios
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Han Ji Hoon es un exitoso empresario hijo de una gran familia. Su madre biológica es otra mujer quién lo dejó a cargo de su padre y la esposa de este desde que él era joven, y ahora ella se encuentra gravemente enferma, necesitando un trasplante de hígado urgente. A pesar de todo el daño que le ha causado, Ji Hoon hace todo lo posible por ayudarla, y busca desesperadamente un donante. Kang Hye Soo es una joven madre cuyo marido murió repentinamente, dejándola sola criando a su pequeña hija. Ella carga con muchos problemas, incluyendo las deudas que dejó su difunto esposo y el descubrimiento de un tumor cerebral que amenaza su vida. Al verse ambos acorralados por sus distintas situaciones, Hye Soo se ofrece como donante del hígado para la madre de Ji Hoon, a cambio del dinero suficiente para acabar con sus deudas y poder dejarle un futuro prometedor a su hija. Sin embargo, al ser este un acto ilegal, ellos deberán casarse y fingir ser una familia para que el proceso pueda completarse, por lo que ambos firman un contrato matrimonial.


OPINIÓN PERSONAL: Hoy os traigo este drama coreano que tiene un argumento bastante trágico, para qué vamos a engañarnos. Pero, no sé muy bien por qué, siempre termino viendo este tipo de historias donde gran parte de la trama gira alrededor de una enfermedad “terminal” (normalmente un tumor, mucha imaginación no tienen la verdad). Al parecer me gusta el drama humano, y uno no nunca sabe qué esperar de dramas como este, a pesar de que la gente pueda pensar que este tipo de doramas son todos muy parecidos.

Lo empecé con muchas ganas y los primeros capítulos me gustaron bastante, pero poco a poco fue decayendo y me fue decepcionando. La verdad es que no era lo que me esperaba, me recordó un poco a lo que me pasó con Lie to me, que me pareció un espanto de dorama (exceptuando ese beso con sabor a coca-cola, por supuesto). Pues algo así me pasó con Marriage Contract, yo me había montado mi película en mi mente y cuando vi que los tiros no iban por donde yo había imaginado pues… me disgusté.

Lo primero es que, por culpa de una de las fotos promocionales del drama, me imaginé que, al firmar el contrato y casarse bajo las condiciones de ese contrato para que el hospital no sospechara de la “estafa”, por llamarlo así, Kang Hye Soo (UEE) y su hija se irían a vivir con él y su familia, como suele pasar en la sociedad coreana (o al menos lo que pasa en los dramas coreanos) y así ellos mentirían a su familia y se harían pasar por una familia y un matrimonio de verdad, todo para salvar a la madre biológica de Han Ji Hoon (Lee Seo Jin) y ahí es dónde estaría la gracia de la situación y la historia. Pues me equivoqué, no pasa así exactamente y eso me decepcionó bastante, aunque eso es culpa mía por haberme hecho una idea equivocada sobre el drama.

Pues, superada esta primera decepción, seguí viéndolo por pura curiosidad, la verdad es que ya me había encariñado con los protagonistas y, aunque su relación no distaba mucho de otras pues, como otras cientos parejas en doramalandia, comienzan odiándose por inoportunos malentendidos hasta acabar enamorándose el uno del otro, la verdad es que tienen bastante química a pesar de la diferencia de edad entre los actores. Otro punto a favor es la relación que se forma entre Han Ji Hoon y Eun Sung (Shin Rin Ah), la hija de Hye Soo, quien resulta ser una niña adorable. No sé quien de los dos es el más inmaduro, pero la verdad es que es muy interesante ver como Ji Hoon hace todo lo posible para ganarse el cariño de Eun Sung… fracasando estrepitosamente, al menos al principio.

Pero las cosas se volvieron a torcer cuando la enfermedad de Hye Soo empeora. No me gustó la manera que tiene Hye Soo de enfrentar la situación, me parece irracional e incomprensible y todo el cariño que le había cogido empezaba a transformarse en disgusto, me desesperaba la forma que tenía de comportarse y llegó un momento en que ya no la soportaba. Así como empezó a disgustarme la protagonista femenina, hubo otros personajes que me resultaron bastante odiosos y de los que acabé hasta la coronilla, eran personajes muy típicos llevados a extremos ridículos y desesperantes. Así que aguanté como buenamente pude hasta el final porque, a pesar de todo, seguía adorando a la parejita Ji Hoon/ Hye Soo, me gustó ver cómo se iban enamorando poco a poco el uno del otro y cómo su relación iba evolucionando y progresando, y deseaba saber cómo terminaría su historia.

Y es que esa era la pregunta del millón, ¿tendrán un final feliz? Pues, en mi opinión, no es uno de los mejores que he visto en este tipo de historias. Recuerdo que, cuando vi Scent of a woman había mucha gente descontenta con el final, decían que era un final muy malo y triste, en cambio a mí me pareció un muy buen final, este, por el contrario, no me ha parecido tan bueno, es bastante flojo, tal vez porque se pasan con el dramatismo y la tristeza que le dan a los últimos capítulos, que se hacen un poco pesados. En definitiva, Marriage Contract no es uno de mis doramas favoritos y eso sin duda se ve reflejado en esta reseña. No obstante, en Corea parece haber tenido una buena acogida, así que espero que mi opinión no desanime a aquellos que tenían intención de verlo. Sea como fuere, como siempre os dejo un par de links para aquellos que quieran verlo, ¡disfrutadlo al máximo!

Doramasjc:  MARRIAGE CONTRACT

Viki.mx: MARRIAGE CONTRACT

Siento mucho haber tardado tanto en subir un post, culpa de mis exámenes finales. Pero ya estoy oficialmente de vacaciones y espero poder prestarle la atención que se merece al blog. He recibido muchas visitas en estos días y estoy muy contenta y sorprendida por ello, ¡muchas gracias a todos los que seguís visitando y apoyando el blog a pesar de no actualizar muy seguido! Nos leemos pronto mis fieles y queridísimos lectores~