Uncontrollably fond

  • Título original: 함부로 애틋하게 (Hambooro Aeteuthage)
  • Título en inglés: Uncontrollably fond
  • También conocido como: Indiscreetly Fondly
  • Género: Melodrama, Drama
  • Episodios: 20
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: La gente cambia, ¿pero, puede adaptarse el corazón?. Shin Joon Young y No Eul eran inseparables y estaban muy enamorados en su adolescencia. Pero circunstancias no controlables los separaron y tomaron diferentes rumbos. Joon Young es ahora una súper estrella de la actuación y cantante, mientras que No Eul se convirtió en una productora y directora de documentales. Cuando sus caminos se cruzan de nuevo años más tarde, Joon Young descubre que No Eul es ahora una persona muy diferente de la que recordaba: materialista y dispuesta a hacer cualquier cosa para salir adelante. ¿Hay alguna esperanza para Joon Young y No Eul de reavivar su relación pasada?


OPINIÓN PERSONAL: Hacía mucho tiempo que no os traía una reseña sobre un melodrama y debo confesar que no fue mi intención el ver ningún drama de este género, pero esto es lo que pasa por no buscar la suficiente información antes de empezar nada. También es verdad que la sinopsis deja mucho que desear… otra vez, así que empecé Uncontrollably fond con una venda negra y tupida en los ojos, creyendo que me iba a encontrar con una cosa y, en cambio, terminé topándome con otra muy distinta.

He de confesar que los dos primeros capítulos me parecieron un horror; nos transportan al pasado de los protagonistas y todo me pareció muy predecible, nos lo cuentan mal y con prisas y a veces con un romanticismo dramático y cursi completamente innecesario; era demasiado pronto para eso. Aun así continué viéndolo, ¿por qué? Quién sabe, el caso es que lo hice y al final terminé enganchándome y todo.

Uncontrollably fond tiene muchas cosas que no me gustaron, que a veces me parecieron muy predecibles y sabía que a la larga me iba a hacer sufrir. Pero, como ya he dicho alguna vez, tengo un problema con este tipo de doramas y es que no puedo dejar de verlos a pesar de saber lo mal que lo voy a pasar y lo parecidos que pueden llegar a ser entre sí. No sé si lo que voy a decir a continuación se puede considerar un spolier pues, a pesar de que es lo primero de lo que te enteras cuando empiezas el primer capítulo, el caso es que no está en la sinopsis así que no me odiéis mucho si vosotros creéis que es un spoiler pero es que si no digo esto no puedo hacer una buena reseña.

Shin Joon Young (Kim Woo Bin) es actor y una de las estrellas hallyu más famosas de todo el país; tiene dinero, fama, talento y belleza. Nada le falta en la vida aunque tal vez le sobre algo de arrogancia y mal carácter pues bendita paciencia la que hay que tener con este hombre. No obstante, un día descubre que tiene una grave enfermedad y le queda muy poco tiempo de vida. A ver quien me adivina cuál es esa terrible enfermedad. Sí, es lo que estáis pensando; un tumor en el cerebro. Perdonad mi sarcasmo pero es que a veces pienso que los guionistas coreanos no conocen ninguna otra enfermedad terminal, ¡será por enfermedades!. Y no creáis que me estoy burlando de ello, os lo he mencionado más arriba y en otras ocasiones, yo siento una inexplicable debilidad y atracción por las historias con protagonistas en fase terminal de un cáncer, y creo que esta es una de las grandes razones por las que seguí viendo la serie tras esos fatídicos dos primeros capítulos.

En este momento tan delicado es cuando se reencuentra con su primer amor, No Eul (Suzy), de quien se separó hacía años por ciertas circunstancias. Lo único que piensa es en reconquistarla y pasar el poco de tiempo de vida que le queda junto a ella y así poder morir sin arrepentimientos y en paz. Pero las cosas no sucederán como él desea y habrá obstáculos en su camino que le recordarán un pasado y una deuda que debe pagar, una deuda que él se echó sobre sus hombros y que llevaba mucho tiempo queriendo olvidar. Pero el pasado siempre nos persigue y Joon Young terminará dándose cuenta que no puede marcharse sin antes hacer lo que debe y pagar por su pecado o, mejor dicho, error. Y así es como decidirá alejarse de No Eul con todo el dolor que eso les producirá a ambos.

Creo que lo que más me atrae de este tipo de historias es ver cómo el protagonista afectado por dicha enfermedad sufre y la afronta a su manera; ver su dolor, su debilidad y su lado más humano es algo que me parece fascinante y más si, como suele pasar, deciden escondérselo al resto del mundo y sufrir en silencio, llevar el peso de esa terrible enfermedad sobre sus hombros. Y Shin Joon Young no es una excepción a la regla, pasará mucho tiempo hasta que alguien se llegue a enterar de la enfermedad que sufre y del poco tiempo que le queda de vida.

Si hay algo por lo que vale la pena ver Uncontrollably fond es por Joon Young, más que ver cómo se desarrolla la acción o la relación entre él y No Eul la cual, por cierto, nos dará momentos muy amargos y de sufrimiento, mi deseo era saber cómo iba a ser el final de este personaje, cómo se iba a ir desarrollando y si lograría los objetivos que se había propuesto. Nos encontraremos con personajes maravillosos que nos sorprenderán con su evolución en la historia; no todos serán lo que parecen y tengo que admitir que me ha gustado mucho las relaciones entre los familiares de las familias que aparecen en este dorama, es una de las pocas veces que un hijo chaebol se lleva bien con su padre y eso me ha gustado verlo, deberían hacerlo más a menudo, olvidándonos por supuesto de los altibajos que hayan o no tenido durante la historia.

También quiero resaltar la pareja secundaria que se forma, no voy a decir nombres para no fastidiarlo, pero creo que son adorables y ojalá hubiéramos podido disfrutar de ellos un poquito más. Por supuesto que ellos tampoco se libran del melodrama que ambienta y rodea toda la trama y que nos lo hará pasar francamente mal en algunas ocasiones, preparad la caja de pañuelos porque vais a sufrir de lo lindo, como buen melodrama que es. Sobre el final diré que, una vez más, me he quedado con un sentimiento agridulce. No me ha disgustado pero tampoco me ha maravillado, aunque sí que me considero satisfecha en muchos aspectos. Tal vez haya echado en falta un pequeño epílogo donde nos contaran muy brevemente algunas cosas que me hubiera gustado ver pero que dejan a nuestra imaginación.

Concluyendo, Uncontrollably fond es un dorama que es complicado de ver si no le das una oportunidad. Yo lo recomiendo si estáis en una de esas épocas ávidas de dramatismo, si es así este es vuestro drama. Me deja satisfecha y sin arrepentimientos de haberlo empezado, aunque haya sido a ciegas, sin duda que el protagonista masculino sea Kim Woo Bin es un gran incentivo, ya que lo considero muy buen actor, además que cuenta con una maravilloso OST. Así que a los que les haya interesado y se animen a verlo, ya sabéis que , como siempre, aquí os dejo un par de links para que podías verlo online, que la disfrutéis ¡y no os olvidéis las cajas de pañuelos!

 UNCONTROLLABLY FOND (VIKI.COM) 

UNCONTROLLABLY FOND (ESTRENOSDORAMAS.ORG) 

¡Y hasta aquí el post! Hoy se me ha quedado un pelín más largo, pero es que tenía mucho que decir y yo cuando me pongo ya no puedo parar. Espero que os haya gustado ¡y no olvidéis dejar vuestra opinión en los comentarios! Disfrutad de lo que queda de día y nosotros no leemos pronto, ¡ciao!

Anuncios

7 comentarios en “Uncontrollably fond

  1. Erika dijo:

    Mis respeto amiga. Yo si no pude pasar del segundo capítulo, no me gusto, pese a que adoro a Kim Woo Bin, este chico fue genial en Heirs, lo adore allí y me decía que tenia potencial. El melodrama si no tiene buenas actuaciones y elementos sorprendentes me lo aguanto, pero Suzy me decepciono, la tipica historia de enfermedades terminales y todo el sufrimiento del enfermo. ¡Nooo, paso! Se debe tener humor para soportar 20 capítulos de lamento existencial humano. Pero muchas ganas. Los coreanos son extremadamente dramaticos rayando en lo absurdo del sufrimiento humano que llegan a deprimirte; por salud emocional cuando los dramas no gozan de ese balance o momentos elevadores los dejo. Pero bueno gracias por tu artículo, siempre los leo para tener una idea de como la historia te impacto, como coincidimos en gustos, eso me da un margen de selección de que drama ver y cual no para no perder el valioso tiempo. Probablemente no lo sé en un futuro si quiero llorar lo veo, pero ahora hay tanto material en mi lista de pendientes de ver e interesantes que el melodrama no tiene cabida. Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • darakkum dijo:

      Lo cierto es que últimamente hay muchos doramas que merecen nuestra atención, el material que hay es tanto y tan bueno que una ya no sabe cómo repartirse el tiempo para que nos dé tiempo a verlo todo! Así que me alegro ser de utilidad para hacer un poco de descarte 🙂 Nos leemos pronto amiga !

      Me gusta

  2. Zillah dijo:

    Gracias por el aviso. Huirė de este dramón como de la peste. Ya sabes como evito los finales tristes, las enfermedades terminales y la sobredosis de sufrimiento en general. Muy buena reseña, como siempre. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s