Recomendación: Koinaka

  • Título original: 恋仲 (Koinaka)
  • Título en inglés: Love relationship
  • Género: Romance
  • Episodios: 9
  • Estado: Finalizado
  • Año: 2015

Sinopsis: Aoi Miura nació y creció en Toyama. Es un hombre tímido e indeciso al que no le gusta el verano. Durante sus días de instituto, fue el principal nadador en el equipo de natación. Ahora trabaja como asistente en un pequeño estudio de arquitectura de Tokyo. Un día de verano, Aoi se encuentra con su primer amor, su amiga de la infancia, Serizawa Akari. Cuando eran estudiantes, siempre estaban juntos, y pasaban todos los días juntos. Pero una noche, en su último año de instituto, durante un espectáculo de fuegos artificiales, Akari desapareció de repente… Aoi se siente animado por su repentino reencuentro después de 7 años. Sin embargo, al lado de ella hay otro chico que también se llama Aoi…


OPINIÓN PERSONAL: Hoy os traigo un dorama japonés que se estrenó  en julio del 2015, hace ya casi un año. Me costó mucho decidirme si verlo o no porque no tenía ganas de ver ningún drama amoroso estudiantil. Después de darle muchas vueltas me decidí a verlo y una vez más los japoneses no me han decepcionado. Koinaka nos transporta a la nostalgia y añoranza del primer amor, a los intensos días de nuestra adolescencia donde todo parece ser más; a los días en los que experimentábamos nuevas emociones y diversiones junto a nuestros amigos, esos con los que pensamos que estaríamos toda la vida.

Esta es una de las cosas que más me gusta de los doramas japoneses, esa facilidad que tienen de transportarte a un momento de tu vida concreto, llenándote de nostalgia y cariño por el recuerdo de aquel momento, a pesar de no tener nada que ver con lo que tu viviste, son capaces de hacerte sentir de esa manera. Solo por esto ya me había conquistado y tened por seguro que he vivido muy intensamente este dorama y se ha ganado un lugar muy especial en mi corazoncito. Pero vayamos al quid de la cuestión.

Koinaka es un dorama muy ligero que se centra en la vida Aoi (Fukushi Sota) y Akari (Honda Tsubasa), de cómo se separaron cuando eran unos adolescente y de cómo, siete años después, se reencuentran. Aoi siempre ha estado enamorado de ella, pero nunca tuvo el valor de decirle cómo se sentía por miedo de perderla también como amiga y, por ciertas circunstancias, Akari desaparecerá de la vida de Aoi sin previo aviso. Al pasar los años, Aoi sigue sin poder olvidarla, la recuerda dolorosamente y con cierto rencor por desaparecer de esa manera. No obstante, cuando se vuelva a encontrar con ella, los sentimientos que había intentado enterrar volverán a resurgir inevitablemente a pesar de su afán por mantenerlos a raya.

Desafortunadamente, Akari no vuelve sola, la acompaña su novio, Shota Aoi (Nomura Suhei), quien fue compañero de ambos en el último año de escuela secundaria. Aquí es donde empieza uno de los triángulos amorosos más bonitos que he visto nunca. Es raro que yo diga esto, pero la verdad es que mi corazón se encontraba completamente dividido entre estos dos personajes, mis Aoi me conquistaron de tal manera que me era muy difícil inclinarme por uno u otro. Es cierto que Shota no hace las cosas bien del todo, comete sus errores y eso hizo que al principio sintiera un poco de rencor hacia él pero, a diferencia de otros personajes, Shota no tiene malicia alguna e intenta corregir sus errores y de hacer bien las cosas para conseguir el amor de Akari.

Con este gran dilema en el que nos encontrábamos tanto Akari como yo, no es de extrañar que ambas soltáramos alguna lágrima que otra. Y es que la pobre lo tiene bien difícil, yo si fuera ella creo que me habría sido imposible decidirme, no obstante, lo cierto es que Akari siempre tuvo un vínculo especial con Aoi, ambos se transforman una vez que están juntos, son grandes amigos ante todo y la confianza, la conexión, el aura que hay entre ellos es envidiable y adorable. Puede que este hecho hiciera que inclinara un poquito más la balanza hacia Aoi, pero lo cierto es que dudé hasta el último capítulo con quien se quedaría Akari al final. Con quien se quedara al final no me preocupaba tanto, puesto que ambos me gustaban, lo único que me atormentaba un poco es cómo se tomaría el no elegido el rechazo de Akari y cómo afectaría a la amistad entre Aoi y Shota.

Pero una vez más los japoneses no me decepcionaron e hicieron un final de diez para este corto y maravilloso dorama. No podría haber quedado más satisfecha y lo cierto es que derramé un par de lágrimas por la emoción y por la pena de que ya terminara. Sin duda recomiendo muchísimo Koinaka y me arrepiento enormemente de no haberlo visto antes. Si, como yo, todavía no habéis visto este tierno dorama no dudéis en hacerlo ahora mismo, ¡estoy segura que os encantará!

Para todos los interesados, aquí os dejo un par de links para que podáis empezar a verla ya mismo si queréis.

viki.mx:  KOINAKA

doramasjc.com: KOINAKA

Esto es todo por hoy, ¡recordad que podéis seguirme tanto en TWITTER como en FACEBOOK ! Nos leemos pronto~

Anuncios

Minami-kun no koibito: My little lover

  • Título original: 南くんの恋人~my little lover
  • Título romaji: Minami-kun no koibito ~my little lover
  • Título en español: La novia de Minami: mi pequeña amante
  • Género: Romance, Fantasía
  • Episodios: 10
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Horikiri Chiyomi es una chica de secundaria llena de vida que se siente atraída por Minami Shunichi, un compañero de clase que, además, es su vecino. Solían estar siempre juntos cuando eran niños pero se distanciaron después de que el padre de Shunichi se marchara. Chiyomi, tras una discusión con sus padres y más tarde con Shuinchi, queda atrapada por culpa de una tormenta y, regodeándose en su miseria, desea poder volver ser pequeña y volver al tiempo en el que ella y Shuinchi se llevaban bien. Su deseo se cumplirá en cierto modo… al día se despierta con el tamaño de una muñeca. ¿Podrá Shunichi encontrar la manera de ayudar a Chiyomi a volver a su tamaño normal o estará condenada a vivir así el resto de su vida?


OPINIÓN PERSONAL: Minami-kun no koibito: My little lover es un dorama basado en un manga llamado Minami-kun no koibito, escrito por Shungiku Uchida y publicado desde octubre de 1986 hasta junio de 1987. Ya en el año 1994 este manga tuvo un live action, y no solo eso, en el 2004 se hizo un remake, por lo que este dorama del 2015 es la tercera versión que hacen nuestros amigos los japoneses de esta historia.

Sabiendo todo esto, adentrémonos de una vez en el corazón de la historia. Minami-kun no koibito: My little lover (un título demasiado largo para mi gusto, por cierto) nos cuenta la historia de Chiyomi (Yamamoto Maika) y Minami-kun (así es como lo llama Chiyomi y así es como yo lo voy a llamar). Esta parejita de adolescentes fueron muy cercanos de niños, pero conforme se hicieron mayores, se fueron distanciando hasta el punto de prácticamente no dirigirse la palabra. Llega un punto en el que Chiyomi no puede soportar más esa situación y, tras haber tenido una pelea con sus padres, le reclama a Minami-kun (Taishi Nakagawa) el que se alejara de ella sin darle una razón siquiera. La discusión no acaba muy bien y Chiyomi sale corriendo de allí, sin importarle mucho que estuviera diluviando. Se refugia de la lluvia y se queda regodeándose en su dolor, desea con todas sus fuerzas volver a ser pequeña, regresar al tiempo en el que ella y Minami-kun eran tan cercanos.

Y, ¡oh, sorpresa!, el deseo se le cumple… más o menos. Al día siguiente Chiyomi despierta con el tamaño de una muñeca, ¡nuestra protagonista ha encogido! Será Minami-kun quien la encuentre y él se verá en cierta manera obligado, al menos al principio,  a ayudarla. Aquí empiezan los problemas del pobre Minami-kun, quien se meterá en más de un lío por intentar ayudar a Chiyomi. A pesar de que para ella es toda una desgracia (aunque la verdad se lo toma bastante bien, al menos al principio), será gracias a este… problemilla, que Chiyomi y Minami-kun vuelvan a acercarse el uno al otro, su relación volverá a ser la de antes, e incluso llegará un paso más allá. No faltan, por supuesto, los triángulos y cuadrados amorosos, aunque no nos lo pintan como grandes dramas, ni nadie maquina malvados planes para separarlos, lo que es de agradecer. Y menos mal porque, a pesar de que Minami-kun no está interesado en el amor ni en las chicas, y es puro e inocente (o casi), aquí el amigo las lleva a todas loquitas, un donjuan no intencionado, vamos.

Minami-kun no koibito: My little lover es un dorama muy ligero, sin una gran ni enredada trama, pero tampoco la necesita. La pareja protagonista resulta ser adorable y tener bastante química, acabé siendo totalmente conquistada por esta parejita y la verdad es que es un dorama muy bonito, es muy fácil de ver, no es pesado y además es cortito, los capítulos apenas llegan a los 40 y poco minutos, por lo que es perfecto para cuando uno no dispone de demasiado tiempo, o está cansado de esos doramas de complicadas y enrevesadas historias que nos llevan al límite de nuestra capacidad de sufrimiento. La única pega que le pondría a esta pequeña joya, es que el final es demasiado tradicional para mi gusto y creo que exagerado para una pareja de adolescentes, me hubiera gustado un final que se adecuara más a esa edad, pero bueno eso es culpa de mi alergia a este tipo de finales tan convencionales, aun así no deja de ser un final perfecto, de ningún modo estoy diciendo que no me haya gustado. Os la recomiendo muchísimo, no me cansaré de decir que es adorable y muy tierno, no os arrepentiréis de verlo.

Para los interesados o interesadas, aquí os dejo un par de links para verlo online, yo por mi parte lo dejo aquí por hoy. Espero que os haya gustado esta reseña y pronto tendréis noticias de mí, ¡disfrutadla~!

viki.mx: MINAMI-KUN NO KOIBITA: MY LITTLE LOVE

doramastv.com: MINAMI-KUN NO KOIBITA: MY LITTLE LOVE

Recomendación: Priceless

  • Título original: PRICELESS~あるわけねぇだろ,んなもん!~
  • Título romaji: PRICELESS~Aru Wake Nedaro,n namon!~
  • Episodios: 10
  • Año de emisión: 2012

Sinopsis: Kindaichi Fumio es n gerente de nivel medio con un futuro prometedor en una gran empresa llamada Miracle Thermos y querido por sus subordinados. Pero la vida del elite Kindaichi Fumio cambia dramáticamente un día. Habiendo por alguna razón llamado la atención de los altos directivos, es acusado de un crimen del cual no sabe nada y es obligado a abandonar el lugar de trabajo. Incluso después de eso, Kindaichi es asaltado por una serie de sorpresas y en un día, pierde su casa, el teléfono… hasta quedar sin un centavo a su nombre. Al perder el juicio, llega a un parque donde se encuentra con dos niños. Aprendiendo de ellos a cómo sobrevivir sin dinero, de alguna manera resiste la crisis y descubre que lo que es verdaderamente importante en la vida no tiene precio.


OPINIÓN PERSONAL: No os voy a mentir, empecé este dorama única y exclusivamente porque Kimura Takuya interpreta al protagonista. Desde que vi Pride quedé enamorada de este actor y quería ahondar un poco más en su carrera y descubrir si realmente es tan buen actor como me pareció en un primer momento. Y, efectivamente, una vez más pude comprobar el grandísimo actor que es. No obstante, a pesar de que, sí, Kimura Takuya es uno de los grandes fuertes de este dorama, pues he podido ver una vez más esa maravillosa naturalidad de la que os hablé en Pride, no es el único que aporta brillantez a este dorama, ni mucho menos.

 Priceless es… diferente. Esa es la mejor palabra que lo define.

Kindaichi Fumio (Kimura Takuya) vive una acomodada vida gracias al éxito que tiene en su trabajo, el don de gentes que tiene le es de gran ayuda para afrontar el día a día en la oficina y también fuera de ella. Tiene una novia joven, guapa y rica, grandes ingresos a final de mes y un brillante futuro por delante. Pero todo eso cambiará de un día a otro. Será despedido en circunstancias extrañas y ese mismo día se quedará sin trabajo, sin casa, sin móvil y sin un solo céntimo (o centavo) en su cuenta. Su vida dará un giro de 180 grados repentinamente, algo que nos podría haber pasado a cualquiera, pues la vida es así de impredecible.

Tras quedarse en la pobreza total, llegando al límite de tener que dormir en un parque, comer de los restos del otro y mendigar por una mísera moneda que vale para comprar poco más que un chicle, Kindaichi se verá abrumado y desolado por los últimos acontecimientos. No obstante, recibirá la ayuda de dos niños que viven en ese mundo de pobreza desde hace demasiado tiempo. Ellos enseñaran al ex-exitoso trabajador a sobrevivir día a día con 500 centavos. De esta manera Kindaichi aprenderá lo que realmente cuesta ganar dinero y lo duro que es para la gente sin hogar enfrentar un nuevo día.

Kindaichi es uno de los personajes más estrambóticos que me he encontrado por doramalandia. Demasiado positivo, demasiado despreocupado hasta llegar a parecer indiferente… se encuentra en situaciones muy, muy difíciles y él se lo toma con muchísima tranquilidad, como si no fuera nada del otro mundo. Es justo, bueno, tiene una manera muy peculiar de ver el mundo y todo lo que toca, termina por brillar. Antepone el bien de los demás al suyo propio y con su personalidad y actitud cambiará la vida de muchos a su alrededor. Si el resto de las personas fuésemos la mitad de lo que él es, el mundo iría mucho mejor, os lo aseguro. Un gran personaje, sí señor. Aunque eso no quita que tenga ideas descabelladas y sea más raro que un perro verde.

Por ciertos sucesos, acabará viviendo con Nikaido Saya (Karina), una empleada de contabilidad, y Moai Kendo (Kakai Kiichi), el que fue su jefe. Los tres compartirán alegrías, tristezas, preocupaciones, proyectos, éxitos y peleas, estupendas peleas. Los tres son el ejemplo de una bonita y verdadera amistad, tanto así que estoy segura de que serían la envidia de muchos. Priceless tiene como eje central la amistad, la superación personal y el demostrar que, aun teniendo muy poco, se puede ser feliz. Una bonita y muy importante lección que nos enseñan. Aunque el romance está dejado un poco de lado, es tal la química que existe entre Kindaichi y Nikaido que, aunque tenemos muy pocos momentos románticos que dejan bastante que desear, resultan ser más que suficiente para satisfacernos, pues como ya digo la química entre ellos es tan grande que, aunque no se dice, se sabe.

 Priceless es la mejor opción para un día como hoy. Es divertida, es alegre, es conmovedora, cuenta con grandes actores y grandes actuaciones, es natural y muy cercana. Es perfecta para verla en familia, aquí os dejo los links 😉

doramastv.com PRICELESS

doramasjc.com PRICELESS *

*(os aviso que aquí los capítulos están completamente desordenados, menos el primero si no recuerdo mal)

Espero que os animéis a verla pero, sobre todo, ¡espero que paséis unas muy felices fiestas!

¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!! 

Recomendación: Algernon ni hanata wo aka Flowers for Algernon

  • Título original: アルジャーノンに花束を
  • Título romaji: Algernon ni Hanatawa wo
  • Título en inglés: Flowers for Algernon
  • Género: Drama, Ciencia ficción.
  • Episodios: 10
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Shiratori Sakuto de 28 años, tiene la inteligencia de un niño de 6 años de edad. Él trabaja para el Servicio Dream Flower, un centro de distribución de flores que da empleo a la jóvenes problemáticos. Un día, él y un colega, Yanagawa Ryuichi, ofrece un ramo de rosas al edificio de apartamentos donde vive Mochizuki Haruka. Ella trabaja para un centro de investigación de fisiología del cerebro donde el profesor Hachisuka Daigo ha estado estudiando la mejora del rendimiento mental. Haruka ha tenido éxito en experimentos de laboratorio en relación con un ratón blanco llamado Algernon. Sakuto decidirá someterse al experimento y se transformará en un genio a través de la cirugía pero, ¿a qué precio?


 OPINIÓN PERSONAL: Últimamente voy saltando de drama en drama y así estoy, con los ojos hinchados y rojos de tanto llorar. Yo solita me lo busco, no sé de qué me quejo. Aunque, la verdad, cuando empecé este dorama no me esperaba que fuera tan dramático así que me pilló un poco desprevenida.

Flowers for Algernon (la voy a llamar así porque el romaji es demasiado largo y por ser su título original) resulta ser, por así decirlo, doble remake, algo que no sabía cuando la empecé a ver. Es un remake de un dorama japonés del 2002 que lleva el mismo nombre, que a su vez tiene otro remake coreano que se hizo en 2006 llamado Hello, God. Pero ahí no acaba la cosa, todas estas versiones resultan estar basadas en el relato corto “Flowers for Algernon” escrita por Daniel Keyes y publicada por primera vez en 1966. Por supuesto también se han hecho un par de películas, puede que a alguien le suene este relato. Así que lo que tengo entre manos es una gran historia que, valga la redundancia, ha hecho historia.

Nada más por todo el reconocimiento que ha tenido la historia original merece la pena verla, se augura una fascinante experiencia. No creo que sea capaz de ver el resto de las versiones que hay, de las que me atrevería a afirmar que cada una ha realizado los cambios en la historia que ha creído conveniente para adaptarla a la pantalla y a esta época. O tal vez sí que me anime, pero más adelante. Lo que sé seguro que haré será leerme el relato, ya que he leído que es una obra maestra.

Pero dejando todo esto atrás, centrémonos en el dorama en sí. Creo que es bastante difícil de explicar con palabras la experiencia que se vive viéndolo. Flowers for Algernon (2015) es… agridulce. Es conmovedor, tierno, triste y hasta… cruel.

Sakuto (Yamashita Tomohisa) siempre ha vivido una vida difícil debido a su discapacidad. Siempre rechazado por la sociedad, soportando las burlas de la gente y sabiendo que él era diferente a los demás, sufría por ello. Aún así había gente a su lado que le quería tal y como era, tenía amigos con los que reír. Pero él quería ser inteligente y poder ser igual que los demás. No se le puede culpar por desear eso. Y así lo hará, se someterá a la cirugía que lo hará más inteligente y su vida dará un giro de 180 grados pero, ¿será a mejor o a peor?

Creo que Sakuto es uno de los protagonistas más desdichados con los que me he encontrado. La vida se porta muy cruelmente con él; vive en el sufrimiento constantemente, pierde lo que no sabía que tenía a cambio de inteligencia para que, al final, todo le sea nuevamente arrebatado. El destino es muy cruel. Su historia es muy triste… y al final no puedes evitar sonreír entre lágrimas.

Es todo lo que os puedo decir. Creo que lo mejor es que la veáis si sentís curiosidad, yo os la recomiendo mucho porque es imposible que os deje indiferentes, eso sí, no esperéis grandes historias de amor (eso no significa que no haya romance, lo hay), ni un final perfecto, porque no los hay. Os dejará un sentimiento agridulce y conmovedor. Lo único que os puedo asegurar es que Flowers for Algernon os dejará huella, para mí es uno de los mejores doramas que he visto este año, contando coreanos, taiwaneses y japoneses. No os lo podéis perder, eso sí, poned una caja de pañuelos a vuestro lado, preparad vuestros corazones y disfrutad de esta bella y triste historia.

Desgraciadamente, no se encuentra completamente subtitulada en ninguna web, solo hasta el capítulo 7. Pero afortunadamente, conseguí encontrar los tres capítulos restantes traducidos en un blog, tras mucha búsqueda. Solo os los tenéis que descargar 😉

Algernon ni Hanataba wo CAP 1-7 (ONLINE)

DESCARGA:     CAPÍTULO 8                CAPÍTULO 9                     CAPÍTULO FINAL

PD: Gracias a yamapimex.blogspot.com por  traducir los tres últimos capítulos 😀

TOP30: Mis doramas favoritos (Parte 2)

Por fin os traigo la segunda parte del TOP30 de “mis doramas favoritos”. Como ya dije, me costó mucho ordenarlos, sobre todo los últimos números y, la verdad, creo que del 5 para abajo no importa la numeración porque son doramas que vería una y mil veces, así que el número es lo de menos. ¡Disfrutad con esta recomendación express y múltiple! 😉

19. It started with a kiss

Poca presentación necesita este dorama. Me he visto las tres versiones (coreana, japonesa y taiwanesa), en ese mismo orden y, evidentemente, la que más me gustó con diferencia fue la taiwanesa.

Yuan Xiang Qin es una chica alegre, optimista y algo torpe que vive con su padre. Desde que entró en el instituto hace 4 años está prendada del genio Jiang Zhi Shu pero el abismo entre ambos era inmenso ya que ella estaba en el aula de menos nivel académico. No obstante eso, Xiang Qin se decide a entregarle una carta de amor a Zhi Shu. Pero Zhi Shu, quien es arrogante y frío que no soporta a las chicas tontas, convierte a Xiang Qin en la burla de todos por su rechazo. Después de que un terremoto de nivel 2 derrumba su casa, Xiang Qin y su papá se mudan a la casa de un amigo de la universidad de su papá, el tío Ah Li. Por cosas del destino,el simpático y amigable tío Ah Li y su esposa Zhao Zi son los padres del frío y distante, Jiang Zhi Shu. Por mucho que lo intente Xiang Qin no puede dejar de querer a Zhi Shu, así que se dispone a ganarse su amor, para ello cuenta con la ayuda de la mamá de Zhi Shu que desde un principio la vio como una futura nuera/hija. ¿Conseguirá Xiang Qin ablandar el corazón de Zhi Shu?

Muy, muy divertida. De las tres versiones masculinas de nuestro peculiar protagonista, Zhao Zi es el que mejor se porta con ella, lo que es de agradecer. Me costó varios intentos verla, pero al final terminé picándome y quedé encantada con ella. A pesar de que ya me sabía la historia de sobra, It started with a kiss tiene esos detallitos que la hacen sobresalir, y mucho, de sus otras versiones. Imprescindible.

18. The princess’ man

Este es uno de los mejores sageuk que he visto hasta ahora, ya lo dije en su momento cuando hice la reseña y sigo pensando lo mismo.

Este sageuk nos cuenta la historia de Lee Se Ryung es la hija del Gran Príncipe Suyang (el rey eventual séptimo de la dinastía Joseon). A diferencia de las mujeres de su época, Lee Se Ryung tiene un carácter audaz e inquisitivo. Lee Se Ryung luego cae en un fatídico romance con Kim Seung Yoo el hijo del General Kim Jongseo, un enemigo jurado de su padre antes de su ascensión al trono.El Principe Suyang conspira en contra de Kim Jongseo, lo asesina y también a otros miembros de su familia,Kim Seung Yoo, después de muchas dificultades regresa a tomar venganza teniendo que enfrentar los sentimientos amorosos hacia Se Ryung. Un drama muy interesante que te encantará y lo disfrutarás mucho.

La historia, los personajes, las relaciones entre los personajes, ya sean amorosas, de amistad o de odio, la estética… todo en The princess’ man me pareció insuperable. Es un drama que nos hace sufrir mucho pero que hace que ese sufrimiento valga la pena y tenga su recompensa. Lo súper recomiendo, si os gusta este género es un drama que no os lo podéis perdes, ¡es obligatorio!

17. Scent of a women

Este drama me sorprendió mucho. No esperaba mucho de él, quiero decir que pensaba que iba a ser un drama normalito, de esos que no destacan mucho y son todos muy parecidos. Cuan equivocada estaba.

Esta es la historia de Lee Young Jae (Kim Sun Ah) una mujer soltera de 34 años quien trabaja como una simple empleada y tiene que soportar algunas indignantes situaciones, las cuales la enfrenta con fortaleza. Cuando recibe la noticia de que sólo le queda 6 meses de vida decide vivir feliz, presentando su carta de renuncia y marchándose de vacaciones a todo lujo. Kang Ji Wook (Lee Dong Wook) es el heredero de una agencia de viajes, un tipo algo frío y distante que acaba por enamorarse de Lee Young Jae  y esto le cambiará la vida. Im Se Kyeong es la futura esposa de Kang JiWook , mientras que Choi Eun Suk  es un doctor, amigo de la infancia de Lee Young Jae, quien se queda a su lado y decide jugarsela por ella cuando se entera que a su amiga solo le quedan 6 meses de vida. Al Final, ¿Qué pasará? si  Lee Young Jae Descubre realmente el amor, ¿Vivirá para amar ? o ¿morirá amando? 

Scent of a woman es un drama que sorprende porque, al principio, pasa desapercibido por sus tintes humorísticos (humor negro, eso sí) y los miles de tópicos que tiene. Después da un giro de 180 grados y nos encontramos con un escenario muy dramático donde nuestra protagonista se encuentra en la peor de las situaciones; se está muriendo y no hay nada que hacer. Lo que hizo que este drama sea uno de mis favoritos es la fortaleza con que enfrenta la protagonista su situación, las ganas de vivir que tiene y el hecho de que decide vivir lo poco que le queda de vida como si ese día fuera el último. Una historia preciosa, con una historia de amor preciosa (Ji Wook la quiere muchísimo y, cuando se entera de su enfermedad, decide estar con ella hasta el último momento) y con un final que a mí me pareció maravilloso (a diferencia de lo que opinan otras personas). Muy recomendada.

16. Coffee prince

En realidad el nombre completo de este drama es The 1st shop of coffee prince, un título demasiado largo en mi opinión. Coffee prince es un drama que difícilmente no conoceréis. Fue muy famoso en su momento y en la época en la que estaba de moda eso de que las chicas fueran confundidas como chicos.

Pues bien, este drama se centra en la vida de Go Eun Chan (Yoon Eun Hye), una chica con una madre un tanto excéntrica y una hermana menor a la que tiene que cuidar. Debido a su previa experiencia en el Taekwondo, Eun Chan ha ido adquiriendo una personalidad fuerte propia de un hombre y ha tenido que dejar su feminidad para poder ayudar mejor a su familia con diferentes trabajos. Por su forma de vestir y expresarse Eun Chan es confundida y la ven como hombre. Choi Han Kyul (Gong Yoo), hijo de una familia reconocida y exitosa que, por decisión de su abuela, debe co-dirigir una cafetería para demostrar lo que es capaz de hacer, así que contrata a Eun Chan de quien piensa desde el principio que es un hombre para trabajar con él en “Coffee Prince”. 

Imaginaos el drama que monta Han Kyul cuando se empieza a sentir atraído por ella. Magnífica en ese sentido, el del humor. Con unas actuaciones increíbles (Yoon Eun Hye está espectacular) y unos personajes inolvidables. Tal vez porque fue mi primer drama coreano le tenga un cariño especial, pero es innegable que es una gran historia que merece la pena ver, además de ser un clásico 😉

15. Hanazakari no Kimitachi e (Hana Kimi)

Ni me acuerdo de cuanto hace que vi este dorama, lo único que recuerdo es que me reí muchísimo con él.

Ashiya Mizuki (Horikita Maki) es una chica japonesa que vive en los Estados Unidos, pero decide mudarse a Japón e ir a la misma escuela a la que va un ex atleta de salto de altura, Sano Izumi (Oguri Shun), a quien ella admira mucho, para ayudarlo a volver a saltar, ya que este se lesionó tras una visita a los Estados Unidos. Pero Sano Izumi asiste a un internado exclusivamente masculino, por lo que Ashiya Mizuki decide disfrazarse como un chico para cumplir el sueño de ayudarlo a sonreír nuevamente y que Sano vuelva a saltar. Lo que no imaginó es que iba a encontrarse con un sinfín de situaciones y personajes que cambiarían su vida. Pese a ello, ella se empeña cada día con una sonrisa en lograr abrir esa fortaleza de hielo que es la vida de su ídolo.

Es un dorama divertidísimo al que le tengo mucho cariño y que recomiendo enormemente. Vi Hana Kimi antes que To the Beautiful you y, comparándolas, la segunda me pareció una aberración; Hana Kimi era un drama que, más que en el amor (que también), se centra en la amistad y en el humor, mientras que la versión coreana llega un momento en el que se vuelve innecesaria y dramáticamente amorosa. ¡Así que si todavía no la habéis visto no sé a qué esperáis!

14. The Lover

Otro drama que me dejó sin palabras. The Lover es, sin duda, uno de los mejores dramas que he visto en este año.

Es un drama que cuenta la convivencia diaria de varias parejas que viven juntas en un complejo de apartamentos.

Hace relativamente poco hice una reseña sobre él. Y una vez más digo que, a pesar de parecer tener un argumento muy simple y poco llamativo, que lo tiene, The Lover tiene su propio y peculiar encanto. Cuenta con unos personajes más raros que un perro verde, muy divertidos, muy comunes, que viven vidas regidas por la rutina, como cualquier hijo de vecino. Ma-ra-vi-llo-sa. Espectacular y sorprendente. Me reí muchísimo con este drama, con sus situaciones tan comunes y cotidianas llevadas a tal extremo que es imposible no destornillarse de la risa. Al igual que es imposible no ponerse sentimental con las situaciones que tienen que afrontar nuestros protagonistas. Es un drama algo diferente al resto que, sin duda , hay que ver.

13. King of High School

Otro drama con el que me partí de risa. Decir que es divertido es quedarse corto.

Y es que nuestro Lee Min Suk (Seo In Guk) es un estudiante de secundaria que juega al hockey sobre hielo en su escuela. Por líos de su hermano mayor, a quien se parece mucho físicamente, acaba trabajando en la empresa Confo sustituyéndole. Es ahí donde conoce a Jung Soo Yeong (Lee Ha Na), de quien se acaba enamorando. Ella acabará sintiéndose atraída por él pero, evidentemente, no sabe que es un estudiante de secundaria de 18 años. ¿Qué hará Soo Yeong cuando se entere de que su director en realidad es un chico que todavía va al instituto?

El argumento no podría ser más absurdo y es eso precisamente lo que la hace atractiva. Aunque la trama se tambalea un poco, es decir, me pareció poco creíble la situación del hermano para desaparecer y de hecho le dan muy poca importancia al final, King of high school no podría ser más fascinante de lo que ya es. Tiene unos personajes fantásticos con los que te partes de risa (a cual más raro y gracioso) y una manera de contar la historia peculiar, me encantó en su momento y de hecho la estoy viendo por segunda vez, ¡no os la perdáis!

12. PRIDE

Este dorama japonés que tiene ya tantos años me conquistó por completo desde prácticamente el primer minuto.

Halu es el capitán de un equipo de hockey sobre hielo y es muy respetado por sus compañeros de equipo. Se toma muy en serio este deporte, pero no así el amor, al que considera un juego. Ahora ha decidido jugar con Aki, una chica que, desde que su novio se fue a Nueva York por cuestiones de trabajo hace dos años, se dedica a esperarle en un puente que él diseñó. Ellos prometieron volver a encontrarse allí y Aki, fiel, acude cada domingo desde hace dos años a esperarle. Las amigas, cansadas de ver que él no regresa ni se comunica con ella, deciden que ya es hora de que rehaga su vida y la llevan a un partido de hockey. Allí verá por primera vez a Halu.

A pesar de que tuvo un par de cosas que no me gustaron mucho (de las que hablé detenidamente cuando hice su reseña), sigo pensando que Pride es uno de los mejores dramas japoneses que he visto en mucho tiempo. Su naturalidad, la forma en que nos muestran la vida de nuestro personajes, las relaciones entre ellos tanto de amistad y amorosas… todo ello me parece que está hecho de una manera casi perfecta. Lo recomiendo muchísimo, lo recomendé hace poco ¡y lo vuelvo a hacer con más ímpetu!

11. I hear your voice 

Recuerdo cómo me emocioné con este drama. Y es que no me esperaba que la historia se desarrollara de la manera en que lo hizo y la verdad es que me gustó mucho el camino que fue tomando esta historia.

I hear your voice nos cuenta la histoira de Park Soo Ha (Lee Jong Suk), un chico de escuela secundaria que adquirió la capacidad sobrenatural de leer los pensamientos de la gente tras un accidente, en el cual falleció su padre. Él se encuentra en la búsqueda de una mujer a la que prometió proteger 10 años atrás.

Jang Hye Song (Lee Bo Yeong) es una defensora pública, una mujer amargada que no tiene si quiera un poco de modales y le resulta difícil estar entusiasmada con lo que hace. Su vida cambiará cuando se encuentre con Park Soo Ha, un joven que la ayudará a resolver sus casos en la corte con su gran habilidad. Entre ellos irá naciendo el amor poco a poco.

Y es que esta sinopsis se queda muy corta con lo que en realidad le sucede a nuestros protagonistas. Lo que me animó a ver este drama fue el hecho de que el protagonista pudiera leer las mentes de la gente, y mira tu por donde, terminó siendo uno de mis dramas favoritos. Cuenta con personajes maravillosos, con un villano de 10 y con un amor de noona de los más bonitos que he visto. ¡Muy recomendada!

10. Nine: nine time travels

Si no recuerdo mal, este drama no fue muy conocido en su momento, por lo menos en occidente, y es una lástima porque esconde una historia fascinante.

Este k-drama nos cuenta la historia de Park Sun Woo, quien trabaja como presentador en una estación de televisión. Él está enamorado de la reportera Joo Min Young, quien es brillante y honesta. Sun Woo entonces obtiene 9 artículos de incienso, lo que le permite retroceder 20 años en el tiempo, viajando al pasado.

Os confieso que cuando la empecé me pareció muy aburrida y nada interesante, y ni siquiera llegué a terminar el segundo capítulo. Grave error. Cuando decidí retomarla, tiempo después, me di cuenta lo tonta que había sido. Precisamente esos dos primeros capítulos son los más flojos, a partir de ahí es imposible despegarse de la pantalla. Nine: nine time travels, de los guionistas de Queen InHyun’s man, nos cuenta las consecuencias de querer cambiar el pasado. Muy emocionante, con una relación preciosa entre los protagonistas y os sorprenderá más de una vez. No os podéis perder esta historia porque sé que os dejará sin palabras.

9. Hana Yori Dango

A pesar de que me gustó más Pride, Hana Yori Dango tiene para mí mayor preferencia. ¿Por qué? Pues por el simple hecho de que fue el primer dorama que vi, el primero primerísimo de todos (incluidos k-dramas). Así que le tengo un cariño muy especial.

Makino Tsukushi (Inoue Mao) es una estudiante pobre en el Eitoku Gakuen, un colegio de estudiantes ridículamente millonarios y privilegiados que están liderados por las “4 Flores”, el F4, un grupo de cuatro chicos que provienen de las familias más poderosas de Japón: Domyoji Tsukasa (Matsumoto Jun), el líder y heredero de “Domyoji World Finance Group”; Hanazawa Rui (Oguri Shun), el introvertido heredero de una gran compañía; Nishikado Sojiro, un mujeriego heredero de un imperio de té ceremonial y Mimasaka Akira, el hijo de un famoso clan Yakuza venido a más. Si un estudiante por cualquier motivo se pone en el punto de mira del F4 recibe una tarjeta roja, que indica la aprobación para que todo el colegio le acose.

Poco se puede decir de este dorama que no sepáis, raro es quien no lo ha visto o no ha oído hablar de él. Simplemente sabed que Hana Yori Dango tiene la culpa de mi gran afición a los doramas y dramas, todo se lo debo a él y siempre ocupará un lugar muy especial en mi corazoncito XD Todo lo que aparece en este dorama en su momento me pareció fascinante, maravilloso y raro, era como ver un anime pero con gente de carne y hueso. Y me enamoré de él. Luego vi BBF y me horroricé con lo que hicieron con la historia, los personajes y con todo en general (os confieso que intenté verla dos veces y las dos veces fracasé). Quien haya visto BBF y no Hana Yori Dango más vale que se ponga ahora mismo a ello, ¡no tiene ni idea de lo que se pierde!

8. Queen InHyun’s man

Ya hablé de este drama en su momento (en la reseña que hice hace un tiempo).

Kim Boong Do es un erudito que había apoyado el restablecimiento de la reina In Hyun cuando los esquemas de Jang heebin dieron lugar a su ser depuesto y reemplazado por la reina consorte del rey Sukjong. Con la ayuda de un hechizo cuando está por morir en una pelea viaja 300 años en el futuro al Seúl moderno y se reúne con Choi Hee Jin, una actriz sin nombre que está esperando un renacimiento en su carrera a través de su papel como la Reina In Hyun en un drama de televisión. Ella le ayuda a conocer la historia de su tiempo y cambiar algunos eventos. Después de que comienzan a desarrollar sentimientos por el otro, pero ¿es posible para ellos tener una relación exitosa?

Lo que hizo que tanto me gustara este drama fue su temática centrada en los viajes en el tiempo, que como sabéis me encanta, su fantástica historia de amor, que hace que te derritas por su ñoñería tan adorable, y la enorme química que existe entre los protagonistas.

7. It’s okay, that’s love

Primer drama sobre enfermedades neurológicas. Con él empezaron todas esas historias que vinieron detrás con la misma temática todavía sin explorar.

Trata sobre Ji Hye Soo, una mujer con un trastorno de ansiedad es un miembro de primer año en el departamento de psiquiatría de un hospital universitario. Ella elige la psiquiatría por la apelación de no tener que trabajar horas extras en la noche y no tener que realizar una cirugía. Sin embargo su vida cambia después que se reune con Jang Jae Yul, un escritor de misterio y Dj de radio que sufre de neurosis obsesivo-compulsiva.

Se retratará la realidad de la vida y el amor de las personas de hoy en día que viven con cargas psicológicas. Se procurará dar una respuesta honesta y seria a la pregunta “¿Qué hace usted cuando su corazón se resfría, tiene cáncer o diabetes?”

It’s okay, that’s love es un drama muy humano, muy cercano y muy emotivo. Es uno de los mejores dramas que he visto nunca. Facinante. Magnífico. La manera en que nos cuentan como estos personajes afrontan sus enfermedades, intentándolo compaginar con llevar una vida normal, es sencillamente maravillosa y cuenta con unas interpretaciones de matrícula de honor. Muy, muy recomendado. A pesar de sus tintes dramáticos, es un drama muy divertido que deja una huella muy profunda en aquellos que lo ven. Y además de eso, cuenta con una de las mejores OST que he escuchado, cuando vuelvo a oír sus canciones todavía pienso en este drama y en el verano. Precioso.

6. Gaksital (Bridal Mask)

Esta es la historia de un héroe, basada en la ocupación de Japón en Corea.

Gaksital es un conjunto manhwa famoso en la década de 1930, durante la ocupación japonesa. El protagonista, Lee Kang To, es conocido como “Gaksital” porque él lleva una máscara para ocultar su rostro – una de esas máscaras de juego tradicionales, específicamente el de mejillas sonrosadas reservado para el papel de la mujer, también conocida como la novia. Él es un hombre modesto joven en la vida real, pero cuando se pone su máscara de superhéroe, lucha contra la injusticia aciertos y errores de los derechos en uno de los períodos más oscuros de la historia de Corea…

Lo pasé realmente mal viendo este drama. La angustia y la ira eran casi constantes en los capítulos, y todo me era transmitido. Realmente odié a Joo Won en los primeros capítulos, para luego convertirse en un gran personaje. Esta historia es muy emocionante, dramática y simplemente fantástica. Confieso que la he visto más de una vez y, aunque muchos pensarán que no tiene un buen final, yo creo que no podría un final más adecuado. La recomiendo muchísimo, no sólo cuenta con grandes personajes e interpretaciones, sino que creo que es uno de los mejores dramas históricos que he visto nunca.

5. Healer

No tenía ni idea de qué iba este drama. Lo que yo me imaginaba no tenía nada que ver con la realidad. Y sorprendentemente terminé siendo completamente conquistada por él.

¿Cómo se relaciona un evento ocurrido décadas atrás con tres personas que aparentan no tener nada en común? Kim Moon Ho (Yoo Ji Tae) es un popular reportero para un conglomerado mediático muy importante. Chae Young Shin (Park Min Young) trabaja como reportera para un diario online de segunda categoría dedicado a publicar noticias sensacionalistas de celebridades. Seo Jung Hoo (Ji Chang Wook) es un misterioso mensajero conocido por el pseudónimo “Healer” (Sanador). Cuando estas tres personas se encuentren, se embarcarán en una insólita travesía para descubrir qué sucedió años atrás mientras un grupo de amigos operaban una radio emisora pirata, e intentarán ayudar a la gente afectada por el evento. ¿Podrá su afán por descubrir la verdad ayudarlos a descubrir su destino?

La historia de este súperheroe moderno con tintes de espía me volvió loca. Todavía me emociono nada más pensar en este drama. Con una historia de amor preciosa, algún que otro  misterio y grandes personajes, Healer conquistó millones de corazones. Si todavía no la habéis visto, no perdáis más tiempo 😉

4. Good Doctor

¿Un médico autista? Cuando oí esto supe que esta historia no dejaría indiferente a nadie.

Park Shi Ohn es un joven con autismo, quien tiene mentalidad de un niño de 10 años de edad. Sin embargo, Park Shi Ohn posee mente fotografica, cosa que lo permite ser visto como un genio. Despues de entrar al hospital, Shi Ohn conoce a Cha Yoon Seo quien lo ayuda a que su vida en el hospital no sea tan pesada. Tiempo despues Shi Ohn empieza a tener sentimientos por Yoon Seo, cosa que lleva a una hermosa historia de amor. Gracias al carisma e inteligencia de Shi Ohn, logra ganarse el corazon de las personas y comprobar que su enfermedad no lo hace diferente. 

No tengo palabras para este drama. Me encantó, me emocionó, me conquistó con tan solo los primeros minutos. Sé que hay muchos reticentes a ver dramas médicos por los errores en medicina que suelen cometer, aun así, a esas personas, las animo a ver este drama. Creo que merece mucho la pena por su lado tan humano que tiene y la esperanza que puede dar a las personas que sufren esta enfermedad y a sus familiares. Tiene muchas otras cosas buenas, como los personajes, con los que sé que terminaréis por encariñaros con prácticamente todos ellos aunque os hayan dado algún que otro disgusto, y, aunque parece difícil, surge un muy bonito y dulce amor entre los protagonistas con los que se os caerá la baba. ¡Maravillosa!

3. Kill me, Heal me

¿Cómo un drama tan dramático, puede hacernos llorar de la risa? Ese es el gran encanto de Kill me, Heal me.

Cha Do Hyun (Ji Sung) sufre de trastorno de personalidad múltiple después de pasar por numerosos traumas que amenazaron su vida. Intentará volver a su vida normal con la ayuda de una residente de primer año en psiquiatría llamada Oh Ri Jin (Hwang Jung Eum). Las “siete personas” a quienes él creó en su mente como diferentes métodos de escape comenzarán una batalla para determinar quién tendrá el control de su vida.

¿Qué más se puede decir de este drama? Quien no lo conozca es que ha estado viviendo en una cueva los últimos meses. Jamás un drama me había hecho reír y llorar tanto como Kill me, Heal me. Su mejor definición sería “montaña rusa de emociones”, te puedes estar destornillando de la risa y al minuto siguiente llorando como una magdalena. O muriéndote de amor por los protagonistas y por todos y cada uno de sus personajes ejem¡YooNa team!ejem. Y así es como se ganó nuestro corazón, el mio el primero. Pasará mucho tiempo hasta encontrar un drama minimamente parecido a Kill me, Heal me.

2. Faith

He perdido la cuenta de las veces que he visto este drama, y es que me atrapó completamente.

El romance entre un guerrero de la antigüedad (Choi Young) y una doctora (Yoo Eun Soo) de los tiempos modernos, así como el proceso de hacer un rey verdadero. Yoo Eun Soo es una cirujana plástica de 33 años en el año 2012. Originalmente fue una cirujana general, pero pronto descubrió que era un trabajo excesivo, con bajo salario para la profesión y abandonó el barco de la cirugía general. Su sueño es abrir algún día su propio consultorio. Pero un día, Choi Young la secuestra y la lleva de vuelta a la Era de Goryeo, porque necesitan sus habilidades médicas. Este drama muestra el amor entre un guerrero a partir del período Goryeo y una doctora en el día de hoy, su amor trasciende el tiempo y el espacio. Su historia de amor se extiende por siglos, también las creencias en conflicto. ¿Logrará el amor de Choi young y Yoo Eun Soo traspasar la barrera del tiempo?

Tal vez mi adoración por Faith venga por los viajes en el tiempo que hay en él. Sin lugar a dudas es uno de sus mayores atractivos para mí. Pero no solo eso, es una historia muy interesante, divertida, que cuenta con dos historias de amor preciosas. No solo el amor que surge entre los protagonistas es adorable, sino también la historia de amor que nos cuentan sobre los reyes de Joseon, así como la amistad que hay entre el rey y Choi Young (no soy una fan loca de Lee Min Ho, pero admito que creo que este es el mejor personaje que ha hecho hasta ahora, y la verdad es que me tiene loquita). Si me pusiera a contar todo lo que me gusta de este drama no terminaría, solo sabed que no os arrepentiréis si decidís verla.

1.Two Weeks

Y por fin llegamos al número uno de este TOP. Este drama siempre ha sido mi debilidad, por ello decidí ponerlo en este lugar, porque creo que se lo tiene muy merecido.

Jang Tae San es un hombre fugitivo después de haber sido acusado falsamente de asesinato. Además, descubre que tiene una hija (Seo Soo Jin) que ahora está enferma de leucemia, por lo cual ella requiere un transplante de medula ósea. In Hye, madre de Soo Jin contacta a Tae San y le pide que salve a su hija.  El drama se extiende exactamente dos semanas, y nos habla de la lucha desesperada de Tae San por salvar a su hija y aclarar los asesinatos que ahora están sobre él.

Hace poco hice una reseña sobre él. Poco más tengo que decir. Me encanta esta historia porque me derrito con el amor incondicional del protagonista hacia su hija, está dispuesto a soportar cualquier cosa con tal de poder salvarla. Es fascinante como un hombre puede cambiar tanto cuando tiene una razón tan importante para hacerlo. Tae Sang sufre una de las mayores evoluciones que he visto jamás en ningún personaje. Jamás me cansaré de ver Two Weeks, para mí este drama roza la perfección, con un final que no podría haber sido mejor.

Una vez más pido perdón por la tardanza, he estado un poco liada estos días y no he tenido tiempo. Se me ha quedado bastante largo, pero había mucho que decir. Espero que os haya gustado y que os haya servido para apuntaros algún que otro dorama 😉 Estoy abierta a sugerencias de este tipo, recordad que este TOP me lo pidió una lectora, cualquier cosa de la que os gustaría que hablara solo tenéis que pedirla. Gracias por leer y no dudéis en comentar cuales son vuestros doramas o dramas favoritos 😉

TOP30: Mis doramas favoritos (Parte 1)

A petición de una de mis lectores, he hecho este TOP30 con mis doramas favoritos. Me ha costado sangre, sudor, lágrimas y tiempo, mucho tiempo, hacer la selección, sobre todo al llegar a los números más bajos. Me ha resultado casi imposible poner un dorama por encima de otro, no os podéis ni imaginar la de números que he tenido que hacer y la de vueltas que le he dado, pero tras mucho calentamiento de cabeza al final lo he conseguido.

Aquí no importa el país ni el género del dorama, los que están en esta lista son los doramas con los que más me emocioné, con los que más lloré, reí y disfruté, los que más me intrigaron, sorprendieron y obsesionaron. Así que todos y cada uno de ellos son una gran recomendación para vosotros. Más de uno (y de dos y de tres…) ya lo habré recomendado, así que estarán por el blog, no me lo tengáis en cuenta. Comencemos pues 😉

30. El hombre del viñedo.

Hace bastante tiempo que vi este drama, de hecho fue cuando todavía era una novata en el mundo de los doramas.

La historia que nos cuentan trata sobre Lee Ji Hyun (Yoon Eun Hye), una diseñadora de ropa que vive en Seúl que se niega a ir a vivir con su abuelo un año en su campo de viñedos en un pequeño pueblo. Sin embargo, su familia la consigue convencer, ya que si hace lo que le pide el abuelo, podría heredar todos los terrenos. Al llegar a su nuevo destino, se reencuentra con Jang Taek Gi (Oh Man Suk), un residente que fue injustamente detenido en Seúl por la policía después de que Ji Hyun le acusará erróneamente luego de que unos sujetos robaran su diseño.

Recuerdo este dorama con mucho cariño, a pesar de que no era perfecto y hubo algunas cosas que me pusieron un poco de los nervios, recuerdo que estaba enamoradísima del protagonista (a quien, por cierto, no he vuelto a ver en ningún otro drama 😥 ) y esta parejita tenía muchísima química y me hicieron pasar momentos muy divertidos; estamos hablando de una pareja compuesta por una niña pija, mimada y caprichosa, y un hombre de campo hasta la médula, una combinación explosiva. Una historia divertida, algo diferente y poco conocida, que merece una oportunidad.

29. I need a romance 3

No he visto ni la primera ni la segunda “temporada”, y lo digo entre comillas porque poco y nada tienen que ver entre ellas, y no tengo intención de hacerlo, no obstante, sí vi la tercera temporada principalmente porque me encantan los dos actores principales  y el “tercero en discordia”.  Hasta la actriz que hacía de segundona me gustaba.

I need a romance nos cuenta la historia de Shin Joo Yeon (Kim So Yeon), una exitosa mujer de 32 años que no cree en el verdadero amor debido a las rupturas amorosas que ha tenido, se ve involucrada en un triángulo amoroso entre Joo Wan -Allen Jo- (Sung Joon), un joven de 26 años que regresa a corea después de 17 años y Kang Tae Yoon (Nam Goong Min), colega y director de Joo Yeon, un hombre perfeccionista y adicto al trabajo, refinado y romántico, aunque tampoco cree en el amor verdadero. 

En su momento me pareció una historia entretenida, la pareja principal es simplemente maravillosa y eso de tener el amor como centro de la trama no está nada mal y más si lo tratan de forma más… normal, nada de ser puro y casto, gracias. Además de tener también momentos divertidos y, como ya he dicho, cuenta con muy buen reparto. Un “amor de noona” de esos que tanto nos gustan 😉

28. Love, Now

427346953033057240_d1d0dd18_c

Hasta yo misma me sorprendo al poner este dorama en este Top30. Y es que no soy mucho de doramas taiwaneses (aunque cada vez más eh) y menos si son doramas largos. Pero qué queréis que os diga, no recuerdo como llegó a mí, pero me enamoré completamente de esta historia y, sobre todo, de esta pareja tan adorable.

Love, Now nos cuenta la historia de Yang Yi Ru (Annie Chen), una adicta al trabajo. Su familia y sus amigos deciden hacerle una broma para reducir su velocidad. Le hacen creer que sólo tiene seis meses de vida y luego la mandan a un lugar de vacaciones para despejar su mente. Ella pasa su primer día sola en la playa viendo lamentarse a un extraño. Sin saberlo que el desconocido era un hombre de su pasado que se había enamorado de ella cuando se conocieron años atrás. Él se le propone al día siguiente. Antes de terminar sus vacaciones, se convierte en una mujer casada que no sabe que tiene más de 6 meses de vida. Pero cuando la broma se revela su nuevo marido se siente engañado y desata su ira sobre ella.

Hacer que yo me trague 72 capítulos no es tarea fácil, así de maravillosa es. Me gustó su sencillez, su cotidianidad, la historia de amor de esta parejita tan preciosa a la que amaréis indudablemente y, además, es una de las pocas veces en las que me gustó todos y cada uno de los personajes. Sí que hubo momentos un poco más flojos pero valió la pena soportarlos. Muy recomendada, no os la perdáis.

27. A Gentleman’s Dignity

Me encantó en su momento este drama. Quedé prendida de este cuarteto de amigos cuarentones con una mentalidad más propia de adolescentes.

 Este drama cuenta la historia de cuatro hombres de cuarenta años a medida que avanzan a través del amor, la ruptura, el éxito y el fracaso. Kim Do Jin (Jang DongvGun), un arquitecto con una lengua mordaz tienen una relación romántica con una estricta maestra de escuela secundaria Seo Yi Soo (Kim Ha Neul), quien también es árbitro en los partidos de béisbol amateur. Im Tae San (Kim Soo Ro) está saliendo con una mujer de corazón frío, pero se pregunta si hay alguien más por ahí para él. Choi Yoon (Kim Min Jong) trata de curar su corazón después de perder a su esposa hace cuatro años. Lee Jung Rok (Lee Jong Hyuk) se casa con una mujer mayor por su dinero pero puede perder su cómodo estilo de vida en un divorcio.

Como ya digo, más que el tema amoroso, que todas las parejas existentes en este drama son geniales (ya ni os quiero contar la principal), lo que más me gustó es la relación de amistad de estos hombres inmaduros y terriblemente sexys. La verdad es que tan solo pensar en ella me dan ganas de volver a verla XD Muy recomendada.

26. Vampire prosecutor 2

Pongo la segunda temporada en vez de la primera porque hay que hacer una estricta selección y, por raro que parezca, Vampire prosecutor es una de esas escasas excepciones en las que la segunda parte supera a la primera.

Continuación de la primera historia. Min Tae Yeon (Yun Jung Hoon) y el resto del equipo se enfrentará a nuevos interesantes casos. Por otro lado, la fiscal Yoo Jung In (Lee Young Ah) está muy cerca de descubrir la verdadera naturaleza de Tae Yeon…

Como ya he dicho, la segunda temporada de este drama me pareció sublime. Mucho más interesante que la primera, más emocionante, con más misterios y, como siempre pasa, se quedó en lo mejorcito. Desgraciadamente nos quedamos con las ganas de saber más porque a estas alturas dudo que haya una tercera temporada (aunque yo todavía la estoy esperando 😥 ) Si no habéis visto la primera, os animo a que la veáis y ya veréis como, al finalizarla, iréis corriendo a por la segunda. No hace falta decir que Yoo Jung Hoon está de infarto en este drama y solo por él vale la pena verlo ❤

25. My girlfriend is a Gumiho

Bueno, bueno, otro de mis primeros dramas. Decir que me gustó cuando lo vi es quedarse corto. Como ya digo, estaba empezando a ver doramas y todo este estilo humorístico-dramático-fantasioso al estilo coreano todavía lo tenía sin explorar y la verdad es que quedé fascinada. Mentiría si dijese que no lo he visto un par de veces 😛

Este drama de las hermanas Hong nos cuenta la historia de Chae Woong (Lee Seung Ki) un chico inmaduro e irresponsable universitario que lo único que quiere es ser un actor. Al hacer otra de sus barbaridades, intenta escapar del castigo de su abuelo y termina en un templo en donde libera por accidente a un legendario zorro de nueve colas, un Gumiho (Shin Min Ah). Este zorro resulta ser una chica que, después de haber estado cientos de años encerrada, no tiene intenciones de regresar, por lo cual se aprovecha de que Dae Woong cree que los zorros de nueve colas se comen hígados humanos y se queda a su lado. Aunque ella en realidad es una inocente y dulce chica. Entonces Chae Woong no tiene más remedio que hacerse cargo de ella.

Súper divertida, con una pareja muy adorable y con mucha química. El momento hoi-hoi ha pasado a la historia en doramalandia. Seguramente muchos de vosotros ya lo habréis visto, y no es de extrañar porque es muy famoso, pero si hay alguien que todavía no lo ha visto pues no sé a qué espera, la verdad, porque este es uno imprescindible para los amantes de los doramas.

24. Missing Noir M

De este drama hice una recomendación no hace mucho. Todo lo que había que decir sobre él ya está dicho. Maravillosa. Épica. Sublime. Inquietante. Sorprendente.

Gil Soo Hyun (Kim Kang Woo) es considerado un genio por su alto CI de 187. A la edad de 10 años, asistió a la Universidad de Harvard. Después de graduarse allí, se decidió a trabajar en el FBI y lo hizó durante 10 años. Luego, él renunció y decidió volver a Corea del Sur. A raiz de la petición de un asesino condenado es que entra en un extraño juego con él, y se ve a cargo de investigar las enigmáticas pistas que éste hombre le entrega para encontrar a su hermana pequeña antes de un plazo determinado. Despues de lograr resolver los diversos asesinatos que se suceden durante la búsqueda de la niña y de enfrentarse a una verdad inesperada, el ex agente Soo Hyun ahora trabaja como el líder de la Unidad Especial de Personas Desaparecidas. La unidad se ocupa de alrededor del 1% de los casos que involucran a personas desaparecidas envueltas en delitos violentos. Su trabajo raya en la perfección, pero Soo Hyun esconde un secreto. Su equipo lo conforma junto al det. Oh Dae Young (Park Hee Soon), detective durante 20 años y a quien le obsesiona la observación de la ley y se le conoce como un maestro en casos de personas desaparecidas, y la agente de policia Jin Seo Joon (Jo Bo Ah), experta hacker, quienes lo ayudaron en la investigación previa.

A los amantes del género negro, este es su dorama. Imprescindible para todo aquel que le guste este género y para los que no, también. Os dejará al borde de la silla en más de una ocasión. Muy recomendada. Lo único malo que tiene este género es que, una vez vista, ya nunca vuelve a ser lo mismo si la quieres volver a ver, pero eso lo podemos perdonar.

23. That winter, the wind blows

Precioso drama. Este tipo de historia me cuesta verla, principalmente porque no me gustan mucho todos esos enredos típicos de este género. Pero, no sé que tiene este dorama, que simplemente me conquistó. No sé si fue por los actores, fantásticos todos (Jo In Sung sobre todo), la historia en sí, que tiene mucho encanto, la bonita y adorable pareja que hacen ambos protagonistas o una mezcla de todo. El caso es que una se queda maravillada con este drama.

That winter, the wind blows es un melodrama sobre un hombre desamparado y una mujer ciega que no creen en el amor. Oh Soo ,de 29 años,es conocido como el mejor jugador en el barrio de Cheongdam, y vive una vida sin sentido. Su madre lo abandonó siendo aún un bebé bajo un árbol y perdió a su primer amor,por un accidente, cuando tenia 19 años.Debido a una estafa de su novia, quien se escapa con el dinero y lo inculpa a él,va a prisión y ese mismo dia su amigo del mismo nombre es atropellado y muere. Oh Young es la heredera de una gran empresa, pero se siente sola. Ella también ha vivido una vida difícil, perdió la vista y su padre falleció y añora el regreso de su hermano que no ve desde hace 21 años . Ella tiene que protegerse de quienes la rodean, pues no es capaz de confiar en nadie. Imposible resistirse a That winter, the wind blows 😉

22. Ghost

Confieso que al principio me pareció un poco aburrida. Afortunadamente decidí darle una oportunidad y acabé adorando este drama.

Ghost es un drama basado en un escuadrón de la investigación cibernética. Kim Woo Hyun (So Ji Sub) es el único hijo de un oficial de policía de alto rango. Woo Hyun entró en la academia de policía y se graduó ocupando el primer lugar. Como detective se une al departamento de investigación cibernética. Woo Hyun luego trabaja para revelar los secretos de los que se esconden en el mundo cibernético.

Con actores que hacen una interpretación espectacular (tanto protagonistas como antagonistas) y una historia en la que se enredan casos de asesinatos a la trama principal, Ghost es una muy buena opción qué ver cuando se tienen ganas de misterios. Esa música que caracterizaba al antagonista jamás podré olvidarla, te ponía los pelos de punta. ¡Otra que no os podéis perder!

21. What happens with my family

A pesar de que me dieron ganas de pegar a más de uno de en este drama (y más de una vez) por inmaduros y egoístas, la verdad es que este drama se fue ganando poco a poco mi corazón imperceptiblemente.

Este drama familiar trata sobre los acontecimientos que devienen cuando el padre de los niños demanda a sus hijos egoístas por ser desobedientes a sus padres. Este drama quiere hablar de la gratitud hacia una familia que todos hemos dado por sentado que debe protegernos y el secreto de la felicidad al decir “Gracias”, “Lo siento”, y “Te amo.” Se centrará sobre todo en la edad y en las generaciones jóvenes;en como van a resolver sus conflictos y lograr vivir en armonía.

No soy muy fan de los dramas familiares principalmente por su extensión, no obstante What happens with my family es una de esas con las que se tiene que hacer una excepción.  Maravillosos personajes (Kim Sang Kyung interpreta el mejor personaje ever), parejas preciosas y muy muy divertida. Además, nos enseña una gran lección sobre la familia, muy conmovedora también. Esta si que no os la podéis perder.

20. God’s gift – 14 days

Casi morí por la insufrible espera que tuve que sufrir mientras esperaba los siguientes capítulos, eso me pasa por verla mientras todavía estaba en emisión. El suspense y los misterios están más que asegurados con este drama, ¡me comía las uñas mientras lo veía! Fascinante.

Nos cuenta la historia de una madre cuya hija es secuestrada y asesinada, tiene la oportunidad de volver atrás en el tiempo justo dos semanas antes del incidente teniendo que correr para salvarla antes de que muera de nuevo. Junto a ella se encuentra un investigador privado que le ayuda cuando retrocede en el tiempo, y su marido, un abogado de derechos humanos que es un apasionado de su trabajo, que alberga un secreto. Además, participa su primer amor, un detective de la división de crímenes violentos, graduado de la academia de policía y número uno de su promoción, considerado como futuro material de comisario de la policía, que también la ayuda a encontrar al sospechoso que matará a su hija en dos semanas.

Creo que es uno de los mejores dramas que he visto de este género. No os dejará indiferentes, la única pega es ese final que yo, sinceramente, no entendí mucho. Pero aun así creo que vale muchísimo la pena verlo.


Y hasta aquí la primera parte de este TOP. He decidido hacerlo en doss porque era demasiado contenido para una sola vez, así que os toca esperar un poquito. No os olvidéis de comentar, ya sabéis que me encanta.

¡Muy pronto la segunda parte! 😉

Recomendación: PRIDE

  • Título original: プライド (Puraido)
  • Título en inglés: Pride
  • Título en español: Orgullo
  • Género: Romance, Drama
  • Episodios: 11
  • Año de emisión: 2004

Sinopsis: Halu es el capitán de un equipo de hockey sobre hielo y es muy respetado por sus compañeros de equipo. Se toma muy en serio este deporte, pero no así el amor, al que considera un juego. Ahora ha decidido jugar con Aki, una chica que, desde que su novio se fue a Nueva York por cuestiones de trabajo hace dos años, se dedica a esperarle en un puente que él diseñó. Ellos prometieron volver a encontrarse allí y Aki, fiel, acude cada domingo desde hace dos años a esperarle. Las amigas, cansadas de ver que él no regresa ni se comunica con ella, deciden que ya es hora de que rehaga su vida y la llevan a un partido de hockey. Allí verá por primera vez a Halu.


OPINIÓN PERSONAL: Ha pasado bastante tiempo desde que supe de la existencia de este dorama hasta que me decidí a verlo. No sé muy bien por qué pero eso de que fuera un dorama de hace once años me tiraba para atrás, en realidad siempre me pasa cuando se trata de series de hace tanto tiempo. Pero el no tener nada que ver y el estar un poco cansada de los dramas coreanos me ha dado ese pequeño empujón que me faltaba para decidirme de una vez por todas.

Pride se centra en tres temas; el hockey, la amistad y el orgullo. Diría que la historia gira en torno al equipo de hockey Blue Scorpions, y en parte así es, pero si lo pienso mejor, en realidad en lo que más se centra es en Haru (me niego rotundamente a escribir Halu, sé que muchos lo leeréis con L), el capitán de dicho equipo. Haru (Kimura Takuya) es un joven hombre que ama el hockey, su pasión es tan grande que no hay espacio en su vida para nada más. Es el que más trabaja y quien más en serio se lo toma, todo un líder nato y sus compañeros de equipo le respetan por ello. No obstante, este Haru serio y responsable está muy lejos de ser perfecto o un modelo a seguir; es inmaduro, frío y orgulloso, muy orgulloso, además de que no se toma en serio las relaciones amorosas, para él solo es un juego, eso sí, por lo menos tiene la decencia de dejarlo bien claro desde el principio a las mujeres con las que quiere “jugar”. Todo un iceman. Un día conoce a Aki (Takeuchi Yuki), una oficinista que trabaja para la compañía que patrocina a los Blue Scorpions, por quien se siente atraído prácticamente desde el primer momento.

Aki es una mujer del siglo pasado, así es como la define Haru, y la verdad es que no le falta razón. Aki lleva esperando a su novio dos años, se fue a Nueva York a trabajar y no ha sabido nada de él en todo el tiempo que lleva fuera, pero ella sigue esperándolo fielmente. Cuando Haru le propone que salgan juntos hasta que regrese su actual novio de Nueva York ella acepta, aunque al principio estaba un poco reticente, lo que es innegable es que se siente atraída por él. La relación entre estos dos no puede ser más bonita, creo que pueden ser la envidia de muchos. Y es que a muchos nos gustaría encontrar a alguien con quien poder reír, discutir, llorar, divertirnos, apoyarnos el uno en el otro, alguien en quien poder confiar y con poder ser nosotros mismos y creo que Haru y Aki tienen eso y más cuando están juntos.

Como ya he dicho, la historia no se centra en el amor, sino más bien en el hockey y en la vida de algunos de los jugadores. Conoceremos las historias de alguno de ellos, como Yamato (Sakaguchi Kenji), a quien adoro por cierto, quien resulta ser quien mejor conoce a Haru, y ambos son un gran apoyo para el otro. Tienen una amistad adorable. También tendremos relaciones amorosas secundarias, y todo será tratado de una manera muy natural. Es decir, una de las cosas que más me ha gustado de este dorama es que todo parece muy real. Son un grupo de personas normales y corrientes que tratan de vivir su vida, con sus problemas y sus alegrías, cosas que nos podrían pasar a cualquiera de nosotros, por lo que es un dorama que se hace muy cercano. Por no hablar de la maravillosa OST con la que cuenta, traída de la mano de QUEEN, así que preparaos para emocionaros cada vez que suene una de sus canciones.

En Pride se habla un japonés muy coloquial y juvenil que pocas veces he visto (u oído mejor dicho), hablan tan deprisa que a veces tenía que parar el vídeo porque no me daba tiempo a leer los subtitulos. Definitivamente me he vuelto a enamorar del japonés, me parece un idioma fascinante y muy difícil de aprender.

Lo que menos me ha gustado ha sido el comportamiento de ambos protagonistas de cara a los últimos capítulos. Tanto él como ella se comportan de manera absurda en mi opinión. Alargan algo demasiado tiempo, lo hacen por orgullo, sobre todo Haru, por miedo, tozudez y por estupidez. Aunque Haru también me pone de los nervios en cierto momento, a quien no puedo perdonar tan fácilmente es a Aki. Como mujer que soy me siento muy frustrada y enfadada ante su comportamiento. Primero que todo, si yo fuera ella habría mandado hace tiempo al dichoso novio a freír espárragos (por no decir algo peor). Un hombre que te ignora durante dos años sin explicación alguna no merece ni un solo pensamiento. Pero no, Aki es tonta y se convence a sí misma diciéndose que él realmente la quiere. Mentira. Él es de lo peorcito que me he encontrado, la trata fatal y de verdad que me dieron ganas de pegarle a él por mala gente y a ella por tonta y por ciega. Si al lado de Haru Aki se volvía una mujer fuerte y valiente, al lado de su novio se hacía muy pequeña, frágil, insegura y sin voluntad alguna. Tenían una relación muy tóxica en mi opinión. Y que conste que a mí Aki al principio me encantaba, de hecho la Aki que era al lado de Haru era maravillosa.

En fin, resumiendo. No soy una amante del deporte, siempre he creído que el hockey era un deporte de brutos, muy bestia, y la única vez que he patinado sobre hielo en mi vida fue hace mil años y no me separé del borde de la pista para no estamparme contra el suelo (o mejor dicho hielo). A pesar de todo esto, gracias a Haru y a los Blue Scorpions me vi emocionada ante este deporte, me han hecho disfrutar mucho y hasta llegué a celebrar sus victorias. Pride es un dorama que deja un buen sabor de boca tras un periodo un poco amargo. Nos habla sobre la amistad, el amor y sobre perseverar para conseguir lo que uno realmente quiere.

A pesar de tener algún que otro disgusto, Pride es un dorama que me ha gustado bastante, de hecho he visto pocos doramas japoneses que sean como este. Me parece que es fascinante; me he encariñado con muchos personajes, me he divertido mucho y también he llorado y sufrido, ¡hasta me he enfadado!. Es un sinfín de emociones y vale la pena verla, creedme, así que para los que se animen a verla aquí dejo un par de links para que la podáis disfrutar inmediatamente 😉

 Para descargar o verla online AQUÍ

 PRIDE ONLINE 

ADVERTENCIA: Haru es altamente adictivo, imposible no caer a sus pies. Queda bajo tu responsabilidad el ser seducida por él.

Es una pequeña broma que es muy verdad XD Nosotros nos vemos en la próxima, ¡no dejéis de comentar y apoyar este blog! 😉

PD: Muchas gracias a esa personita que me recomendó este dorama 😀

Recomendación: Ouroboros

  • Título: Ouroboros
  • Título en japonés: ウロボロス (Uroborosu)
  • Género: Misterio, Suspense, Acción, Drama, Policial
  • Episodios: 10

Sinopsis: Ikuo y Tatsuya son huérfanos. Viven en la casa de acogida Mahoroba, un orfanato. Su profesora Yuiko, quien cuidó muy bien de ellos como una verdadera hermana mayor, fue asesinada justo en frente de ellos. Ikuo y Tatsuya dicen a la policía lo que vieron, pero el caso fue cubierto por la policía quienes le dicen que no digan nada y que olviden todo lo que vieron. Quince años después, Ikuo trabaja como detective, él es una buena persona y su tasa de arrestos es la más alta en la estación de policía. Mientras tanto, Tatsuya usa su buena apariencia e inteligencia, y se convierte en un yakuza de alto rango. Ahora el detective Ikuo y el yakuza Tatsuya tienen un propósito en común, encontrar al asesino de Yuiko, desenterrar la verdad y revelar el lado oscuro de la organización policial.


OPINIÓN PERSONAL: Fue después de haber empezado este dorama que me enteré que en realidad está basado en el manga Ouroboros: Keisatsu wo Sabaku wa Ware ni Ari del mangaka Kanzaki Yuya, y en ese momento muchas cosas que aparecen en la serie cobraron sentido. Evidentemente no me he leído el manga, así que no podré opinar si es una buena adaptación o no, lo único que haré será dar mi opinión sobre el dorama.

Antes que nada creo que, en el caso de que lo desconozcáis, es necesario que sepáis lo que es un ouroboros, ya que creo que es importante conocer su significado para entender el porqué de este título y la constante referencia al ouroboros, así que cito textualmente de wikipedia:

El uróboros (también ouroboros o uroboros) (del griego «ουροβóρος», “uróvoro”, a su vez de oyrá, “cola”, y borá, “alimento”) es un símbolo que muestra a un animal serpentiforme que engulle su propia cola y que conforma, con su cuerpo, una forma circular. El uróboros simboliza el ciclo eterno de las cosas, también el esfuerzo eterno, la lucha eterna o bien el esfuerzo inútil, ya que el ciclo vuelve a comenzar a pesar de las acciones para impedirlo.

 Ikuo (Ikuta Toma) y Tatsuya (Oguri Shun) se refieren a sí mismos como “ouroboros”. Ambos crecieron juntos en la casa de acogida Mahoroba y, aunque no tienen ninguna relación de sangre, hay algo que los une mucho más que cualquier parentesco; el deseo ferviente de vengar la muerte de la profesora Yuiko, quien les dio su amor como cualquier madre o hermana mayor haría.

Ikuo sobresale por sus logros como detective, lo que hace llamar la atención de sus compañeros y superiores. Es un chico alegre, despistado y hasta torpe que a pesar de todo tiene una curiosa habilidad para atrapar criminales. No obstante, Ikuo esconde su verdadera identidad así como personalidad y propósito, un lado oscuro del que no podría librarse por mucho que quisiera. Su nueva compañera de trabajo, Hibino Mizuki (Ueno Juri), hija del comisario de policía Hibino Kunihiko (Mitshuishi Ken), hará tambalear los cimientos de su propósito de venganza y comenzará a dudar, ¿será capaz de continuar su venganza?

Tatsuya, en cambio, se convirtió en poco tiempo en un yakuza (mafia japonesa) y ayuda en las sombras a Ikuo a resolver casos para que ascienda en la policía y así llegar hasta los “peces gordos”. A diferencia de Ikuo, Tatsuya es firme en su convicción y no habrá nada que lo haga dudar, vengará a Yuiko a cualquier precio, sin importar perderse a sí mismo, ya sea el alma o la vida. La verdad es que este personaje es muy típico de los mangas, ¿un mafioso trajeado las veinticuatro horas del día y con gafas? Cuando supe que estaba basado en un manga entonces todo tuvo sentido.

La verdad es que tanto Ikuo como Tatsuya, aunque puede que este último mucho más, sufren una especie de síndrome de Edipo hacia Yuiko, así que más que sentimientos hacia una madre o hermana y por muy raro que pueda sonar, yo siempre he visto sus acciones como las de un hombre que quiere vengar la muerte de su amada.

Ambos irán desenterrando poco a poco todos los misterios que envuelven la muerte de Yuiko e irán descubriendo que su muerte esconde mucho más de lo que jamás llegaron a imaginar. ¿Quién mató a Yuiko en aquella fatídica noche? ¿Y quien es realmente Yuiko? Tan bien hilados están todos estos misterios que es imposible de imaginar o prever lo que realmente sucedió y quienes estuvieron involucrados. Misterio, un punto muy a favor de este dorama.

Ouroboros es un magnífico dorama sobre el crimen, que nos muestra ese lado corrupto de la policía y nos plantea la duda moral de lo que se considera justicia y lo que no. Cuenta con maravillosas interpretaciones y con personajes que nos harán sufrir un poco, sobre todo Ikuo y Tatsuya. Mi problema con ellos es que sabía que no estaban haciendo las cosas bien, que habían optado por el mal camino y, a pesar de no ser los héroes de la historia, tenía miedo del final que tendrían porque me encariñé mucho con ellos. Es una historia con un trasfondo muy oscuro así que no esperéis un final muy feliz, aunque no puedo decir que me haya parecido un mal final, creo que es el más adecuado y lógico.  Ambos encuentran lo que en realidad iban buscando desde aquella trágica noche.

Recomendar este dorama sería poco, es una pena que a pesar de haber sido emitido en enero parece que muy poca gente lo conoce, así que espero que os animéis a verlo porque yo lo considero un dorama de diez que os atrapará hasta el final, así pues aquí os dejo los links, ¡disfrutadlo! 😉

doramasjc.com: OUROBOROS (online)

asia-team.net: OUROBOROS (descarga)

¡Dejad vuestra opnión! ¿Conociáis ya este dorama? Si es así, ¿qué os pareció en su momento? ¡No olvidéis que podéis seguirme tanto en Twitter como en Facebook para estar al tanto de todas mis actualizaciones! Nos leemos en la próxima entrada 😉

Recomendación: Doctors’ affairs

  • Título original: 医師たちの恋愛事情
  • Título romaji: Ishitachi no Renai Jijou
  • Título en inglés: Doctors’ affairs
  • Título en español: Asuntos de doctores
  • Episodios: 11
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Haruki Morita es un cirujano con un fuerte sentido de la justicia. Se resiste el sistema en el hospital universitario que da prioridad a las ganancias y la autoridad. Haruki Morita sólo se preocupa acerca de cómo salvar a sus pacientes. Entonces conoce a Chizuru Kondo. Chizuru Kondo es una cirujana mayor que él que también está tan consumida por su trabajo que ya pasó la llamada “edad de casarse” hace mucho tiempo. Haruki Morita se enamorará de Chizuru Kondo.


OPINIÓN PERSONAL: Hacía siglos que no veía ningún dorama japonés y la verdad es que ya se echaba de menos. Los doramas japoneses suelen ser eclipsados por los coreanos y más si se trata de este tipo de dorama dónde un gran y conmovedor romance no es el principal protagonista, yo misma estaba un poco reacia al principio, de hecho empecé a verlo porque no tenía nada mejor que hacer. Bendito aburrimiento que me empujó a ver este dorama. Dejadme que os cuente un poco sobre esta estupenda historia.

Doctors’ affairs nos transporta hasta los pasillos de un hospital universitario de Tokio, donde nos mostrará el día a día de los médicos que trabajan allí, concretamente se centrará en seis de ellos; conoceremos sus sueños, sus miedos, sus romances y sus problemas. Lo que me llamó la atención de este dorama es que resultó ser mucho más maduro que cualquier otro drama japonés que hubiera visto antes, por lo que despertó una gran curiosidad en mí. Me recordó un poco a aquella serie española de hace bastantes años, Hospital central, de la que la verdad no recuerdo mucho pero que lo poco que recuerdo se asemejaba bastante. En ambas un grupo de médicos intenta compaginar su vida personal con su vida laboral, pues un médico es médico las veinticuatro horas al día, los trescientos sesenta y cinco días al año. Teniendo tan poca vida personal fuera del trabajo, es irremediable que se creen ciertos vínculos o roces entre los compañeros de trabajo; amoríos, grandes amistades, discusiones y diferencias de opiniones son muy comunes pero todo esto se debe dejar a un lado cuando llega el momento de salvar una vida.

El dorama comienza con la llegada de Haruki Morita (Saito Takumi) al hospital universitario como nuevo doctor. Haruki es un joven doctor con mucho talento que viene de un pequeño hospital de provincia y que solo se preocupa por la salud de sus pacientes y por dar su mayor esfuerzo para curarlos a todos. Haruki se topará con muchos problemas en este hospital pues se encontrará con que todos allí se preocupan del dinero que puedan ganar más que de los propios pacientes.

Chizuru Kondo (Ishida Yuriko) es una doctora que poco a poco fue olvidando el motivo por el que estudió medicina, volviéndose una mujer fría y que sigue las normas del hospital a rajatabla aunque eso perjudique a los  pacientes. La lógica de Chizuru se tambaleará con la llegada de Haruki, quien le recordará poco a poco el verdadero deber de un médico.

En realidad todos y todo en el hospital universitario cambiará poco a poco tras la llegada de Haruki, todos se irán volviendo un poco más humanos. Eso es otra de las cosas que me gustó tanto de este dorama, nos muestran a estos doctores de una manera muy mundana, nos recuerdan que los médicos también son personas con sus problemas, sus preocupaciones, sus alegrías y sus penas y todo esto les puede afectar en su trabajo.

Otra cosa muy interesante es que nos muestran sin tapujos cómo es la sociedad japonesa. Había olvidado lo obsesionados que están con el respeto; no importa lo que hagas, incluso si eres traicionado por tu mejor amigo, tu respuesta hacia él será hiriente pero siempre respetuosa. Y a veces ese respeto no es más que hipocresía. El qué dirán también es un gran peso que deben soportar los japoneses. Estos dos conceptos y las consecuencias de seguirlos a rajatabla están muy bien reflejados en este dorama, de hecho hay un personaje, la esposa del doctor Nishi, que incluso me llegó a dar miedo el modo en que tiene de enfrentar cierto problema, con una gran frialdad y como si no hubiera pasado nada, con una gran e inquietante sonrisa falsa pintada en su cara.

Además, Doctors’ affairs contiene un gran mensaje para los japoneses; el trabajo no lo es todo. Una de las cosas más preocupantes que veo en estos personajes es que la gran mayoría de ellos son unos adictos al trabajo. Adictos nivel japonés. Y eso afecta sobre todo a nuestros protagonistas, uno de los grandes impedimentos de Chizuru para poder tener una relación amorosa con alguien (Haruki es un gran candidato) es que tiene miedo que sus emociones al estar enamorada afecten a su rendimiento en el trabajo, así como su miedo de casarse y que su vida matrimonial le reste tiempo a su trabajo. Pero Haruki no se queda atrás, el muy bruto no vuelve ni una sola vez a su casa después del trabajo, se queda todas las noches en el hospital aunque no tenga turno de noche “por si le necesitan”, estudiando o haciendo cualquier otra cosa que sea de utilidad. Eso para un español es impensable, vamos ni se nos pasaría por la cabeza. Y la verdad es que no tiene que ser muy sano tanto exceso de trabajo.

Afortunadamente todos los personajes sufren una gran evolución conforme va transcurriendo la historia y conseguirán ese equilibrio entre la vida personal y la laboral. Estos jóvenes doctores (y otros no tan jóvenes) llegan a aprender a través de sus pacientes, de las historias que cada uno de ellos tiene, y yo creo firmemente que en parte es gracias a ellos que nuestros doctores consiguen madurar y humanizarse un poquito más. Disfrutaréis de unas parejitas preciosas, de grandes amistades y de unos médicos excepcionales. También conoceréis personajes que, aunque al principio no soportéis, más tarde os daréis cuenta que no eran tan malos como parecían.

Doctors’ affaris es un fascinante dorama que resulta muy cercano puesto que nos cuentan la vida cotidiana de un grupo de doctores, es un dorama muy humano que te sacará más de una sonrisa y te dejará con un muy buen sabor de boca, lo recomiendo muchísimo, si le dais una oportunidad estoy segura de que no os arrepentiréis 🙂

viki.com: Doctors’ affairs

¡No os olvidéis de dejar vuestra opinión! ¿conocíais este dorama? Si es así, ¿qué os pareció? ¡Si todavía no lo habéis visto no perdáis más el tiempo y a por él! 😉 Nosotros nos leemos en la próxima entrada, ¡besitos! ❤