Uncontrollably fond

  • Título original: 함부로 애틋하게 (Hambooro Aeteuthage)
  • Título en inglés: Uncontrollably fond
  • También conocido como: Indiscreetly Fondly
  • Género: Melodrama, Drama
  • Episodios: 20
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: La gente cambia, ¿pero, puede adaptarse el corazón?. Shin Joon Young y No Eul eran inseparables y estaban muy enamorados en su adolescencia. Pero circunstancias no controlables los separaron y tomaron diferentes rumbos. Joon Young es ahora una súper estrella de la actuación y cantante, mientras que No Eul se convirtió en una productora y directora de documentales. Cuando sus caminos se cruzan de nuevo años más tarde, Joon Young descubre que No Eul es ahora una persona muy diferente de la que recordaba: materialista y dispuesta a hacer cualquier cosa para salir adelante. ¿Hay alguna esperanza para Joon Young y No Eul de reavivar su relación pasada?


OPINIÓN PERSONAL: Hacía mucho tiempo que no os traía una reseña sobre un melodrama y debo confesar que no fue mi intención el ver ningún drama de este género, pero esto es lo que pasa por no buscar la suficiente información antes de empezar nada. También es verdad que la sinopsis deja mucho que desear… otra vez, así que empecé Uncontrollably fond con una venda negra y tupida en los ojos, creyendo que me iba a encontrar con una cosa y, en cambio, terminé topándome con otra muy distinta.

He de confesar que los dos primeros capítulos me parecieron un horror; nos transportan al pasado de los protagonistas y todo me pareció muy predecible, nos lo cuentan mal y con prisas y a veces con un romanticismo dramático y cursi completamente innecesario; era demasiado pronto para eso. Aun así continué viéndolo, ¿por qué? Quién sabe, el caso es que lo hice y al final terminé enganchándome y todo.

Uncontrollably fond tiene muchas cosas que no me gustaron, que a veces me parecieron muy predecibles y sabía que a la larga me iba a hacer sufrir. Pero, como ya he dicho alguna vez, tengo un problema con este tipo de doramas y es que no puedo dejar de verlos a pesar de saber lo mal que lo voy a pasar y lo parecidos que pueden llegar a ser entre sí. No sé si lo que voy a decir a continuación se puede considerar un spolier pues, a pesar de que es lo primero de lo que te enteras cuando empiezas el primer capítulo, el caso es que no está en la sinopsis así que no me odiéis mucho si vosotros creéis que es un spoiler pero es que si no digo esto no puedo hacer una buena reseña.

Shin Joon Young (Kim Woo Bin) es actor y una de las estrellas hallyu más famosas de todo el país; tiene dinero, fama, talento y belleza. Nada le falta en la vida aunque tal vez le sobre algo de arrogancia y mal carácter pues bendita paciencia la que hay que tener con este hombre. No obstante, un día descubre que tiene una grave enfermedad y le queda muy poco tiempo de vida. A ver quien me adivina cuál es esa terrible enfermedad. Sí, es lo que estáis pensando; un tumor en el cerebro. Perdonad mi sarcasmo pero es que a veces pienso que los guionistas coreanos no conocen ninguna otra enfermedad terminal, ¡será por enfermedades!. Y no creáis que me estoy burlando de ello, os lo he mencionado más arriba y en otras ocasiones, yo siento una inexplicable debilidad y atracción por las historias con protagonistas en fase terminal de un cáncer, y creo que esta es una de las grandes razones por las que seguí viendo la serie tras esos fatídicos dos primeros capítulos.

En este momento tan delicado es cuando se reencuentra con su primer amor, No Eul (Suzy), de quien se separó hacía años por ciertas circunstancias. Lo único que piensa es en reconquistarla y pasar el poco de tiempo de vida que le queda junto a ella y así poder morir sin arrepentimientos y en paz. Pero las cosas no sucederán como él desea y habrá obstáculos en su camino que le recordarán un pasado y una deuda que debe pagar, una deuda que él se echó sobre sus hombros y que llevaba mucho tiempo queriendo olvidar. Pero el pasado siempre nos persigue y Joon Young terminará dándose cuenta que no puede marcharse sin antes hacer lo que debe y pagar por su pecado o, mejor dicho, error. Y así es como decidirá alejarse de No Eul con todo el dolor que eso les producirá a ambos.

Creo que lo que más me atrae de este tipo de historias es ver cómo el protagonista afectado por dicha enfermedad sufre y la afronta a su manera; ver su dolor, su debilidad y su lado más humano es algo que me parece fascinante y más si, como suele pasar, deciden escondérselo al resto del mundo y sufrir en silencio, llevar el peso de esa terrible enfermedad sobre sus hombros. Y Shin Joon Young no es una excepción a la regla, pasará mucho tiempo hasta que alguien se llegue a enterar de la enfermedad que sufre y del poco tiempo que le queda de vida.

Si hay algo por lo que vale la pena ver Uncontrollably fond es por Joon Young, más que ver cómo se desarrolla la acción o la relación entre él y No Eul la cual, por cierto, nos dará momentos muy amargos y de sufrimiento, mi deseo era saber cómo iba a ser el final de este personaje, cómo se iba a ir desarrollando y si lograría los objetivos que se había propuesto. Nos encontraremos con personajes maravillosos que nos sorprenderán con su evolución en la historia; no todos serán lo que parecen y tengo que admitir que me ha gustado mucho las relaciones entre los familiares de las familias que aparecen en este dorama, es una de las pocas veces que un hijo chaebol se lleva bien con su padre y eso me ha gustado verlo, deberían hacerlo más a menudo, olvidándonos por supuesto de los altibajos que hayan o no tenido durante la historia.

También quiero resaltar la pareja secundaria que se forma, no voy a decir nombres para no fastidiarlo, pero creo que son adorables y ojalá hubiéramos podido disfrutar de ellos un poquito más. Por supuesto que ellos tampoco se libran del melodrama que ambienta y rodea toda la trama y que nos lo hará pasar francamente mal en algunas ocasiones, preparad la caja de pañuelos porque vais a sufrir de lo lindo, como buen melodrama que es. Sobre el final diré que, una vez más, me he quedado con un sentimiento agridulce. No me ha disgustado pero tampoco me ha maravillado, aunque sí que me considero satisfecha en muchos aspectos. Tal vez haya echado en falta un pequeño epílogo donde nos contaran muy brevemente algunas cosas que me hubiera gustado ver pero que dejan a nuestra imaginación.

Concluyendo, Uncontrollably fond es un dorama que es complicado de ver si no le das una oportunidad. Yo lo recomiendo si estáis en una de esas épocas ávidas de dramatismo, si es así este es vuestro drama. Me deja satisfecha y sin arrepentimientos de haberlo empezado, aunque haya sido a ciegas, sin duda que el protagonista masculino sea Kim Woo Bin es un gran incentivo, ya que lo considero muy buen actor, además que cuenta con una maravilloso OST. Así que a los que les haya interesado y se animen a verlo, ya sabéis que , como siempre, aquí os dejo un par de links para que podías verlo online, que la disfrutéis ¡y no os olvidéis las cajas de pañuelos!

 UNCONTROLLABLY FOND (VIKI.COM) 

UNCONTROLLABLY FOND (ESTRENOSDORAMAS.ORG) 

¡Y hasta aquí el post! Hoy se me ha quedado un pelín más largo, pero es que tenía mucho que decir y yo cuando me pongo ya no puedo parar. Espero que os haya gustado ¡y no olvidéis dejar vuestra opinión en los comentarios! Disfrutad de lo que queda de día y nosotros no leemos pronto, ¡ciao!

Descendants of the sun

  • Título original: 태양의 후예 (Taeyangui Hooye)
  • Título en inglés: Descendants of the sun
  • Título en español: Descendientes del sol
  • Género: Drama, Melodrama, Romance
  • Episodios: 16 + 3 especiales
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Yoo Si Jin  es el capitán de las Fuerzas Especiales. Él, junto al Sargento Superior Seo Dae Young, atrapan a un ladrón que se lastima durante su captura, es enviado al hospital mientras que Dae Young se da cuenta que le ha robado su móvil y van a recuperarlo. En la sala de emergencias, Si Yin se encuentra con la Dra. Kang Mo Yeon (Song Hye Kyo) por primera vez. Mo Yeon confunde a Si Jin como parte de una banda criminal pero él le prueba que es un soldado del ejército. Si Yin intentará conquistar a Mo Yeon a como dé lugar pero, ¿podrá ella soportar el que él sea un soldado?


OPINIÓN PERSONAL: Después de… siglos desde que me la empecé, por fin os traigo la reseña del drama más famoso de los últimos meses, Descendants of the sun. No voy a negar que me ha costado bastante terminármelo, la verdad es que entiendo de dónde viene toda esa fama, más centrada en quienes son los actores que en la calidad de la historia, pero para mí eso no ha sido suficiente como para considerarlo el mejor drama de lo que llevamos del 2016. Le he encontrado faltas, y muchas, en el desarrollo de la historia, de los personajes y de las relaciones entre ellos. Vayámoslo viendo poco a poco.

Creo firmemente que la gran fama que ha conseguido Descendants of the sun viene, en gran parte, por el regreso al mundo de los doramas de Song Joong Ki tras realizar el servicio militar obligatorio de Corea. Y lo creo así porque este chico arrasa allá por donde pasa, yo misma recuerdo haberme apuntado este drama principalmente por él y sé que como yo, millones. Y sí, admito que, pasados dos minutos del primer capítulo, ya estaba completamente conquistada por el personaje de Song Joong Ki, el capitán Yoo Si Jin, y no os exagero nada. Ese carisma, esa sonrisa chulesca, esos aires de defensor de la patria, de guerrero y héroe… Es una combinación explosiva a la que pocos se pueden resistir, y yo no estoy entre ellos.

Por si era poco incentivo para nosotros el tener este personaje como protagonista, los guionistas nos deleitaron con una variedad de soldado, un poco más serio, un robot que solo sabe recibir órdenes pero que esconde un corazoncito muy dulce, siempre conservando todo ese carisma y esa chulería de Yoo Si Jin, por supupesto; hablo del sargento mayor y mejor amigo de Yoo Si Jin, Seo Dae Yung (Jin Goo), uno de los mejores personajes de este drama, en mi humilde opinión. Cuan grande fue mi sorpresa cuando vi a este actor interpretando a semejante personaje que, para quien no lo sepa, Jin Goo es quien interpretó al detective Ma Dong Wook en Falling for innocence, personaje del que me enamoré y por el que sufrí mucho. Pues sabiendo este último dato, ya no podía resistirme más a este dorama.

Dejando la testosterona a un lado, admito que Descendant of the sun sabe cómo captar la atención y los primeros capítulos me dieron muy buenos momentos, aunque ya se olía en el aire ese fondo cursi, ñoño, empalagoso , telenovelesco del que había oído hablar. No tengo nada en contra de los trasfondos telenovelescos, muchos dramas lo tienen y es un encanto más de los doramas, pero en cantidades industriales puede ser… irritante. Y eso es lo que sucede en Descendants of the sun, a veces todo parece demasiado bonito, demasiado dramático o demasiado…  irreal. Los personajes masculinos son demasiado perfectos, todos utilizan frases demasiado rocambolescas, a veces pensaba que estaba viendo una película americana en vez de una serie coreana. Nadie en su sano juicio hablaría como hablan en muchas ocasiones los personajes de Descendants of the sun, ningún coreano de a pie, vaya. Y, como sabéis, yo estoy obsesionada con la naturalidad de las historias y aquí naturalidad cero.

En cuanto a las parejas que se forman, creo que entre Yoo Si Jin y la doctora Kang Mo Yeon (Song Hye Kyo) no termina de cuajar esa química especial que solo se da a veces. La verdad es que al principio pensé que sí tendrían mucha química pero, conforme avanzaba la historia, me di cuenta de que no era así. Tal vez la relación se deteriora mucho ante mis ojos entre tantas idas y venidas por parte de Kang Mo Yeon, que dudará bastante si salir o no con Yoo Si Jin, y eso siempre me desespera. La pareja que se forma entre Seo Dae Yung y la teniente primera cirujana Yoon Myung Joo (Kim Ji Won) me pareció más bonita y eso que para idas y venidas las de estos dos, que rompen y vuelven, rompen y vuelven, rompen y vuelven… pero algo tienen estos dos que me parecía muy adorable y terminé sintiendo más afecto por esta pareja secundaria que por la protagonista.

En cuanto a la trama, creo que deja mucho que desear. Es cierto que todo lo que pasa en el país inventado llamado Uruk es muy interesante, de hecho es la mejor parte de todo el dorama pero, una vez que vuelven, me dio la sensación de que la trama se desequilibraba un poco, como que no sabían muy bien por dónde tirar. He echado de menos ese hilo conductor que suele haber en todos los dramas que va hilando unos personajes con otros, unos hechos con otros que parecían que no tenían nada que ver… así que los últimos capítulos me parecieron un poco flojos y descoordinados.

A pesar de todo esto tengo que admitir que cuenta con momentos muy interesantes y otros muy emotivos pero, en mi opinión, el drama debería haber acabado en el momento en el que dejan Uruk, todo lo demás creo que sobra un poco, aunque es cierto que el final es muy melodramático y emotivo a la vez, como debe de ser cuando se trata del género melodrama. Y esta es mi humilde opinión sobre Descendants of the sun, para aquellos que todavía no lo hayan visto y que se animen a hacerlo aquí dejo dos links para que podáis poneros a ello ahora mismo, ¡disfrutádlo!

viki.mx: DESCENDANTS OF THE SUN

doramastv.com: DESCENDANTS OF THE SUN

¡No olvidéis en dejar vuestra opinión más abajo! ¿Creéis que es uno de los mejores dramas que se han estrenado hasta ahora o, como yo, pensáis que está algo sobrevalorado? Recordad también que me podéis seguir tanto por FACEBOOK  como por TWITTER y estar al tanto de todas mis publicaciones. ¡Nos leemos pronto! 🙂

Recomendación: Remember, war of son

  • Título original: 리멤버 – 아들의 전쟁
  • Título en inglés: Remember – war of son
  • Género: Melodrama, Legal, Misterio, Suspense
  • Estado: Finalizado

Sinopsis:  Seo Jin Woo tiene la condición de “hipertimesia”, lo que le permite recordar todo en perfecto detalle, como si estuviera viendo una fotografía.

Después de que su padre fuera injustamente acusado de un terrible crimen y, por si no fuera suficiente, su padre empieza a perder la memoria por culpa del Alzheimer, lo que complicará todavía más las cosas para este padre e hijo. Tras vivir grandes injusticias, Seo Jin Woo decide convertirse en abogado y así poder demostrar la inocencia de su padre él mismo.


OPINIÓN PERSONAL: Estando un poco harta de ver comedias románticas, esta vez me he decantado por ver un melodrama, género que tenía un poco apartado desde hace bastante tiempo. Y, aunque no es un melodrama que se centre en una trágica e imposible historia de amor, eso no quita que sea una gran historia y que nos trasmita ese dramatismo y sufrimiento típico de este género.

Este drama coreano gira en torno a Seo Jin Woo (Yoo Seung Ho) y las injusticias de las que son víctimas tanto él como su padre. Injusticias que nos harán llorar de rabia y de impotencia, injusticias que no solo son hechas por hombres sino también por el destino, que se ensañará cruelmente con ellos, añadiendo sal a las heridas.

Como ya sabéis tras leer la sinopsis, el padre de Jin Woo es acusado injustamente de asesinato. Ambos harán todo lo posible para demostrar la inocencia del padre, pero hombres poderosos se encargarán de que eso no suceda y, para más inri, el Alzheimer que empieza a sufrir el padre de Jin Woo complicará todavía más las cosas. Desesperado, Jin Woo acudirá a uno de los mejores abogados de Seúl, y bastante peculiar he de añadir, llamado Park Dong Ho (Park Sung Woong), junto con él y la estudiante de derecho Lee In Ha (Park Min Yoong) luchará contra el dinero y la influencia de esas personas que se creen por encima de la ley, deshumanizadas por la ambición y el poder. Pero las cosas no salen como esperaban y su padre es finalmente declarado culpable.

Herido, desolado y desconfiado, Jin Woo decide convertirse en abogado y demostrar la inocencia de su padre por sus propios medios. Y ahí es cuando empezara la lucha desesperada y contra reloj de un hijo por salvar la vida y restablecer el honor de su padre.

He de admitir que cuando empecé este drama pensé que iría por otro camino. No imaginaba que iba a ser como fue y tengo que decir que me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Iba en busca de una buena historia llena de misterios, de giros inesperados y, sí, llena de dramatismo, y Remember tiene todo eso y más. Es una lucha constante en busca de la justicia, está llena de traiciones, de codicia, de sufrimiento, es cruel, es injusta y muy emotiva.

Si estáis buscando una buena historia de amor, este no es vuestro drama, de hecho, la que se supone que es la pareja protagonista, Jin Woo e In Ha, a mis ojos son más bien como grandes amigos más que otra cosa. Aunque en el drama nos quiere dar la versión más amorosa de estos dos, creo que pegan más como amigos, una amistad de esas que son para toda la vida y que no hay nada que pueda interferir en ella. Por supuesto que Jin Woo sin In Ha no habría podido llegar hasta el final de todo, ella no solo le ayuda con el caso de su padre sino que resulta ser un gran apoyo moral y una gran fuente de fortaleza para él.

La ausencia de esa gran historia de amor recae en otra relación que resulta ser un amor bien distinto. Me refiero a la relación que hay entre Jin Woo y Park Dong Ho quien, recordemos, es el abogado al que acude Jin Woo tras ser su padre acusado. Sin lugar a dudas esta relación es uno de los grandes pilares de esta historia, como ellos mismos dicen, ambos tienen un extraño y difícil destino. Esta relación va mucho más allá del bromance, no creo que esa sea la palabra indicada para definirla… no puede definirse como un sentimiento parecido al de un padre y un hijo, tampoco como la típica relación entre hermanos (hyung y dongsaeng), es mucho más complicado que todo eso, o al menos eso es lo que a mí me transmitieron. Sea como fuere, la camaradería, amistad, amor… llamadlo como queráis, que se forma entre ellos, nos hará sufrir bastante, nos emocionará y hasta será el culpable de soltar alguna lágrimilla que otra. Park Dong Ho se ha convertido en mi personaje preferido de este drama, y es que este hombre se hace querer, con ese acento tan marcado y tan gracioso de Busan y esa personalidad tan peculiar que tiene es imposible no cogerle cariño.

*Para los más sensibles a estas cosas, este párrafo puede considerarse un pequeño spoiler, aunque se sabe desde el primer capítulo quién es este personaje. Sea como fuere, que lo lea quien quiera 😉 * En contraposición a Park Dong Ho, el heredero del Grupo In Ho, Nam Gyu Man (Nam Goong Min) es, sin duda alguna, el personaje más odioso y despreciable de esta historia. La interpretación del actor que le da vida, mi queridísimo Nam Goong Min, es sublime. Jamás había sentido tanto desprecio, tanto odio ni tanto miedo, porque hay ocasiones en el que Nam Gyu Man da verdadero miedo… es simplemente espectacular, un gran trabajo y un personaje épico, uno de los mejores villanos que he conocido hasta ahora (entiéndase por mejor como de los más malvados y sin escrúpulos).

Una de las grandes preocupaciones de los fans por esta historia es el final. Desde el principio se augura que no puede ser un final completamente feliz y, efectivamente, no lo es. Es un final… complicado. Jin Woo es un personaje que sufre mucho, que es víctima de muchas injusticias y es un personaje con el que he sufrido mucho. Podría decirse que estoy un poco mosqueada con los guionistas por ensañarse tanto con este personaje y darle ese final tan… agridulce. Me recuerda un poco a cómo me sentí tras ver Flowers for Algernon. Curiosamente, ambos doramas se han convertido en dos de mis favoritos, a pesar de tener ese tipo de final.

Os recomiendo encarecidamente que la veáis, es una gran historia que no os podéis perder, pues cuenta con personajes maravillosos a los que, por desgracia, no puedo nombrar a todos, las actuaciones, la banda sonora que consigue ponerte los pelos de punta… todo es de primera. Eso sí, si os decidís a verla, preparaos mentalmente para sufrir porque la injusticia tiene el papel protagónico durante toda la historia y eso es bastante enervante. ¿Podrá realmente vencer la justicia en un mundo gobernado por las personas con poder y dinero?

Para los interesados, aquí os dejo el link como siempre, esta vez solo os dejo el de viki ya que se puede ver tanto en las Américas como en Europa, ¡disfrutad de esta gran historia! 😉

viki.com: REMEMBER: WAR OF SON

Recordad que podéis seguir este blog tanto en TWITTER como en FACEBOOK para poder estar al tanto de mis publicaciones. Nos leemos pronto mis queridos lectores 😀

Recomendación: Two Weeks

  • Título original: 투 윅스 (tu uiksu)
  • Título en inglés: Two Weeks
  • Título en español: Dos Semanas
  • Género: Acción, Crimen, Familia, Romance
  • Episodios: 16

Sinopsis: Jang Tae San se convierte en fugitivo después de haber sido acusado falsamente de asesinato. Días antes de ser acusado, descubre que tiene una hija de ocho años, Seo Soo Jin, quien está enferma de leucemia, por lo cual ella necesita un trasplante de médula ósea. In Hye, madre de Soo Jin, contacta a Tae San y le pide que salve a su hija.  El drama se extiende exactamente en dos semanas, y nos habla de la lucha desesperada de Tae San por sobrevivir para poder así salvar a su hija y aclarar los asesinatos que ahora están sobre él.


OPINIÓN PERSONAL: He dudado un poco en si hacer o no una reseña de este drama. La verdad es que yo lo vi cuando fue emitido, allá por el 2013, pero tras ver Scholar who walks the night me dieron ganas de ver una vez más este dorama, así que no puedo hablar de esta serie como una persona que acaba de ver una historia por primera vez, aun así creo que Two Weeks un drama que debe ser recomendado para que todos aquellos que todavía no lo hayan visto puedan disfrutar de esta fascinante historia.

Recuerdo que, cuando estaba en emisión, me interesó principalmente porque Lee Jun Ki tenía el papel protagónico, a quien ya conocía gracias a Arang and the Magistrate donde me gustó bastante, sin embargo, eso de que toda la historia transcurriera en dos semanas, no sé muy bien porqué pero me tiraba para atrás, al igual que el saber que la historia no se centraba en el romance (y en aquella época estaba yo muy romanticona) así que tardé un poco en decidirme. Cuento todo esto porque puede que haya personas que se sientan de la misma manera que yo me sentí al principio y animo a todo aquel que se sienta así o de forma parecida a que se deje de dudas y se ponga a verla ya mismo. ¿Pero qué es lo que tiene Two Weeks que la hace tan imprescindible?

Pues bien, Two Weeks nos habla de la desesperada lucha de un hombre por salvar a su pequeña hija de ocho años, quien está gravemente enferma. Ese hombre es Jang Tae Sang (Lee Jun Ki), quien ha llevado una mala vida, desastrosa diría yo, tanto así que ha estado un total de dos veces en la cárcel. Con un pasado algo confuso que nos irán revelando poco a poco, Tae Sang es un muerto en vida a quien no le importa nada ni nadie, ni siquiera le importaría morir al día siguiente. Un despojo humano. Así es como ha estado viviendo los últimos ocho años, dando tumbos de un lado a otro mientras los días pasaban, hasta que, un día, aparece Seo In Hye (Park Ha Sun), su ex-novia, quien le pide que sea donante de médula para su hija enferma.

Habrá dos momentos cruciales en su vida que sucederán casi al mismo tiempo, uno es el día en el que se entera de que tiene una hija, el otro será cuando sea injustamente acusado por el asesinato de la joven Oh Mi Sook (Im Se Mi). Esos dos momentos darán un giro de ciento ochenta grados en su vida y convertirán la vida de Tae Sang en un infierno durante dos largas semanas. Tras ser acusado se convertirá en un fugitivo, será perseguido por los buenos y por los malos, no podrá confiar en nadie y su vida correrá peligro en innumerables veces. A pesar de todo el infierno que tendrá que vivir, hará cualquier cosa pro llegar con vida hasta el día de la operación de su hija, de quien depende su vida, y sacará la fuerza y la valentía de seguir adelante gracias a su pequeña.

El personaje de Jang Tae Sang sufre una de las mayores evoluciones que jamás había visto en un personaje. Comienza siendo un hombre sin esperanza y sin ganas ni fuerzas para vivir quien es manipulado por todos sin importarle demasiado y acaba siendo todo un héroe, luchando desesperadamente por sobrevivir y salvar a su hija, lo único bueno que tiene en la vida. Nos demostrará a todos quien es realmente Jang Tae Sang, un hombre fuerte, valiente, inteligente y, sobre todo, un padre dispuesto a lo que sea por su hija.

Sin duda, Jang Tae Sang es el mejor personaje que he visto de Lee Jun Ki. Solo por él vale la pena ver este dorama. Pero, por supuesto, no es lo único bueno que tiene este drama, cuenta con una larga lista de buenos personajes; Soo Jin, la hija de Tae Sang  e In Hye, nos robará a todos el corazón con su inocencia, su ternura y su inteligencia. Aparecerá ante Tae Sang en su constante huida a modo de subconsciente, con quien hablará en sus momentos de soledad y desesperación y quien le ayudará a aclarar sus ideas, por supuesto es todo producto de la imaginación de Tae Sang. No obstante, existen momentos muy tiernos entre padre e hija que nos conmoverán a todos. Y es que el punto más fuerte de este dorama es el inmenso amor que siente Tae Sang por su hija Soo Jin y todo lo que está dispuesto hacer para salvarla.

In Hye es otro personaje muy fuerte. Deja de lado todo el rencor y el dolor que le hace sentir el simple hecho de ver a Tae Sang, con quien tiene un difícil pasado que nos darán a conocer poco a poco, y se enfoca en el único objetivo de salvar a su adorada hija. Ayudará a Tae Sang todo lo que pueda para que sobreviva y pueda limpiar su nombre. También viviremos momentos muy conmovedores y tristes  entre esta pareja, quienes una vez sintieron un gran amor el uno por el otro.

Para complicar todo un poco más, In Hye resulta estar comprometida con un detective, Im Sang Goo (Ryu Soo Young), quien está encargado de atrapar a Tae Sang, lo que pondrá a In Hye en una posición muy difícil. La fiscal Park Jae Kyung (Kim So Young) está especialmente interesada en atrapar a Tae Sang, pues ella conocía a la víctima y, al principio, es movida por un sentimiento de culpabilidad y resentimiento hacia Tae Sang, no obstante esta fiscal tendrá un papel muy importante en el proceso de aclarar los cargos de Tae Sang, resulta ser un personaje muy interesante. Desgraciadamente a nuestro pobre protagonista no solo lo perseguirá la policía sino también aquellos quienes lo acusaron de asesinato.

Intensa, turbulenta y muy conmovedora, así es Two Weeks, un drama que recomiendo muchísimo y que pienso que es imprescindible. Tanto me gustó en su momento, y me sigue gustando, que está en mi top3 de dramas favoritos, y con eso creo que lo digo todo.  No os procupéis por el final porque no podría tener uno mejor, después de pasar por todo lo que pasan los personajes, es comprensible que sea un final un poco abierto, no obstante ya os digo que este final no decepcionará a nadie.

Os dejo los links para que podáis ir directitos a verla y como creo que merece la pena descargarla, también os dejo un link de descarga 😉

viki.com: Two Weeks (ONLINE)

asia-team.net: Two Weeks (DESCARGA)

¡No dejéis de comentar este drama! Me encantaría saber vuestra opinión sobre él y si soy yo la única fascinada con esta historia, tanto así que ya me la he visto unas tres o cuatro veces 😄  Siento haber tardado tanto en publicar una nueva entrada, ¡prometo no atrasarme tanto para la próxima! Nos leemos pronto mis lectores 😉

MASK

  • Título original: 가면 (gamyeon)
  • Título en inglés: Mask
  • Título en español: Máscara
  • Género: Melodrama, Romance
  • Episodios: 20
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: El drama es acerca de personas “que viven escondiendo sus verdaderos rostros detrás de las máscaras que llevan”, y se centra alrededor de una mujer que entra en una familia chaebol “por casualidad”.

Ji Sook atraviesa por un período difícil, debido a un préstamo que realizó su padre. Debido a ésto, ella ha estado viviendo como Eun Ha, quien pertenece a una familia adinerada y se parece mucho a Ji Sook.

Cuando Min Woo tenía 7 años, él se convirtió en el sucesor de una gran compañía que tenía su familia. A través de su familia, él conoce a Eun Ha. Y se da cuenta que es una persona diferente a la mujer adinerada que él conoció. Min Woo empieza a tener sentimientos por ella.


OPINIÓN PERSONAL: Tenía muchas ganas de ver este drama, me sentí muy atraída por la sinopsis cuando la leí por primera vez y tanto creí que me iba a gustar que esperé pacientemente hasta que estuvieron los 20 capítulos emitidos para empezarlo y poder verlo de una sola tanda.

Sin embargo, las expectativas que tenía puestas en él me llevaron a tener alguna que otra gran decepción. Mask ha resultado ser muy distinto a como me imaginé, me ha decepcionado mucho pero también me ha dado muchas sorpresas, me he encariñado con personajes que jamás pensé que me encariñaría y he terminado por no soportar otros a los que pensé que adoraría.

Puede que lo que diga a continuación no concuerde con muchas personas y que algunos piensen que me he vuelto loca, yo misma me sorprendí que pensase de esta manera. Y es que, en mi opinión, los personajes principales dejan mucho que desear, sobre todo Choi Min Woo (Joo Ji Hoon). Creo que es un personaje bastante inútil e irrelevante. Los que ya hayáis visto este dorama decidme, ¿qué es lo que hace en toda la historia? A parte de llorar por los rincones, romper cosas y pensar que está mal de la cabeza. Un personaje débil, sin una personalidad muy definida, con un problema de vocalización que me ponía de los nervios (en serio, no se le entendía nada, parecía tener una lengua de trapo) y que, a pesar de ser el protagonista masculino, no tiene mucha relevancia en la historia, ni siquiera al final.

Todo lo hace Byun Ji Sook (Soo Ae), una mujer que, se puede decir así, no tiene más remedio que hacerse pasar por la hija de un político, Seo Eun Ha. Ji Sook al principio me gustó, era una mujer sencilla que decide (un poco obligada) dejar todo atrás, su trabajo, su familia y sus amigos, para poder ayudar a su familia a salir adelante y pagar la gran deuda que tienen. Me pareció una mujer fuerte que lucha contra las conspiraciones de su cuñado como buenamente puede. Sin embargo encontré la actuación de esta actriz un poco sosa y a veces forzada, intentaba darle una chispa a la relación entre Ji Sook y Min Woo que nunca terminaba por prenderse, pues este es otro de los grandes defectos de este drama.

Hacía mucho tiempo que no me encontraba con una pareja principal tan sosa, sin ningún tipo de gracia ni química. Me pareció muy aburrida, no llegué a entender porqué se enamoraron o cuándo ya que no creo que tuvieran situaciones en las que se pudiera dar lugar al amor. Simplemente un día sucedió, no se sabe muy bien cómo. Por ello a veces se me hacía muy pesado el continuar viendo esta serie.

Otro personaje que tuvo un buen comienzo pero que luego decayó fue el hermano pequeño de Ji Sook, Ji Hyuk (Hoya de Infinite), quien me pareció un personaje muy interesante que intenta afrontar la, digamos ausencia, de su hermana como puede. Siempre ha sido un rebelde y desde que Ji Sook los deja a él y a sus padres, él se verá en la obligación de afrontar la deuda que generó su padre, no obstante, el método que escoge no resulta ser el más adecuado, lo que le causará graves problemas. Ji Hyuk y Ji Sook mantienen una muy bonita relación entre ellos y, aunque este personaje decae un poco (simplemente porque le quitan mucho protagonismo entorno a la mitad de la historia), creo que Hoya es uno de esos pocos idols que pueden actuar muy bien, como ya demostró en Reply 1997.

Pero volviendo a lo de antes, si no podía ni ver a los protagonistas, ¿qué es lo que me animó a seguir viéndola? Muy sencillo, fue todo gracias a los personajes secundarios. Puede que, después de lo que voy a decir a continuación, haya incluso algunas personas con ganas de tirarme piedras o algo por el estilo, pero es que creo que ambos personajes secundarios les dan mil vueltas a los protagonistas.

Min Seok Hoon, interpretado por Yun Jong Hoon, está casado con la hermana mayor de Min Woo, Choi Mi Yeon (Yoo In Yeong), y es el que planea el intercambio de Ji Sook por Seo Eun Ha. Seok Hoon es un personaje que eclipsa completamente a Min Woo; a diferencia de este último, Seok Hoon es un personaje misterioso, impredecible y que confunde al espectador. De los personajes más manipuladores con los que me he topado, usa hasta el final a su esposa sin ningún tipo de remordimiento. Y, a pesar de que por la mitad de la historia se vuelve un poco más predecible, creo que Seok Hoon es el mejor personaje de todo el dorama con diferencia; no tiene buenas intenciones, nunca las ha tenido y nunca las tendría, no obstante me vi a mí misma encandilada por este personaje y me encontré emocionada por las cosas que hacía, por la manera en la que manipulaba a todas las personas, yo incluida pues más de una vez fui engañada por él, y terminé divirtiéndome mucho con él cuando triunfaba en algo… de dudosa moral. Tal vez fue culpa de que ya conocía al actor que lo interpreta (que me encanta) por lo que contaba con una gran ventaja.

No obstante, algo parecido me sucedió con su esposa. Mi Yeon es un personaje que no logré comprender hasta prácticamente el final de la historia. Al principio me pareció la típica ricachona caprichosa que se pasa el día bebiendo copas de vino, que odia a todo el mundo por el simple hecho de existir y que codicia la empresa de su padre. Pero poco a poco me fui dando cuenta de que era un personaje con mucho más trasfondo; resultó ser una simple mujer que cometió el terrible error de enamorarse de la persona equivocada, quien le llevará a la perdición. Puede que algunos consideren el amor que siente por Seok Hoon como una obsesión, yo en cambio creo que es amor verdadero, pues nos lo demostrará a lo largo del drama en incontables veces, aunque al principio pareciera todo lo contrario.

Fascinada con estos dos personajes, era irremediable que terminara encariñándome con esta pareja que, como leí por ahí, tienen una manera muy extraña de quererse. Me hubiera gustado que les dieran mucho más protagonismo como pareja porque creo que podría haber sido una historia mucho más bonita e interesante que la de los personajes principales. Lamentablemente a los que nos gustó esta pareja más que la protagonista nos quedamos con las ganas de saber y ver más sobre ellos, daría lo que fuera por saber cómo se conocieron por primera vez, cómo fue su historia antes de llegar al matrimonio. Su final me dejó un mal sabor de boca, todavía no puedo superar cómo acabaron estos dos, me pareció muy injusto e incluso cruel por parte de los guionistas.

Tal vez si se hubieran conocido en otras circunstancias, todo habría sido distinto para ellos. Sé que muchos pensarán que estoy loca por pensar así, que él la utilizaba a ella y ella a él, y sin embargo sigo creyendo que, tras las máscaras que ambos llevaban, se escondía una pareja muy hermosa y verdadera.

Mi Yeon y Seok Hoon;

Se me acumulan las lágrimas en los ojos viendo esta bonita imagen. Este es mi homenaje a ellos, dos personajes que eran maravillosos y que merecían ser más de lo que les dejaron ser.

Como podéis ver no hago mucha mención a los protagonistas, y eso es simplemente porque no me transmitieron nada, su historia podría haber sido preciosa y sin embargo fue completamente absorbida por esta otra historia simplemente porque no supieron llevarla de la mejor manera (y porque los dos actores no podían tener menos química).

Es la primera vez que me sucede algo así, que anteponga a los personajes secundarios (a los que suelo aborrecer o por lo menos me disgustan un poco), a los principales, quienes normalmente captan toda mi atención. Por ello creo que me ha merecido la pena ver este k-drama. Aunque terminara un poco disgustada porque Mi Yeon y Seok Hoon no recibieron toda la atención que se merecían, me alegro de haberlo visto. Así que recomiendo que lo veáis y descubráis vosotros mismos si Ji Sook y Min Woo merecían o no ser el centro de atención, o si por el contrario habría sido mejor que lo fueran Mi Yeon y Seok Hoon. ¿A qué team perteneces? 😉

viki.com: MASK

doramastv.com: MASK

Si ya lo habéis visto, ¡comentad qué os pareció en su momento! Yo por mi parte me despido hasta la próxima, ¡nos leemos! 😀