TOP10: K-pop, así empezó todo

kpop

Hoy cogemos la máquina del tiempo y viajamos a una época del k-pop en la que muchos en occidente eran todavía principiantes en este mundo y otros, como yo misma, estábamos empezando a dar nuestros primeros pasos en el k-pop. Como soy una persona muy nostálgica he querido compartir contigo aquellas canciones con las que yo, como muchas otras personas, crecí, me instruí y terminé especializándome en k-pop. Es posible que también te dé un arranque de nostalgia escuchando estas canciones y es que si son esas con las que también te empezaste a adentrar en este mundo es normal que les guardes un lugar especial en tu corazón, al igual que a mí me ocurre. Y, si por lo contrario, acabas de empezar en este mundo y no conoces estas canciones por ser de hace algunos años, esta es una gran oportunidad para conocer nuevas canciones, la mayoría muy pegadizas, he de añadir. ¡Comencemos!

1. SUPER JUNIOR: sORRY, SORRY; Mr. simple

¿Hay alguien que no conozca estas dos canciones de Super Junior? Me cuesta creerlo ya que estas canciones no solo son de las primeras que muchos escuchamos sino que Super Junior es uno de las boyband más famosas y queridas en occidente, así que posiblemente haya sido el primer grupo de k-pop para mucha gente. Si te estás preguntando si lo fue para mí, pues no, no lo fue. Sí que fue de los primeros que escuché pero ahora que ya estoy bien formada en este fandom admito que he dejado a Super Junior de lado desde hace bastante tiempo, ya que prefiero otro estilo. Eso sí, estas dos canciones siguen estando en mi lista de reproducción. Por cierto, ¿soy la única que en el principio de Sorry, Sorry escucha “sé que le pegó” repetidamente?

2. Girls generation (snsd): gee

Recuerdo perfectamente la revolución que fue para mi descubrir una girlband como SNDS a través de la canción Gee, no porque para mí SNDS sea una maravilla, me gustan algunas canciones pero ahí acaba la cosa. A lo que me refiero es a las cantidades industriales de aegyo que hay en este MV, algo que nunca antes había visto y que en ese momento ni siquiera sabía qué era exactamente, al baile tan… cuqui y “fácil” de bailar y a la letra tan pegadiza y sencilla que hasta una persona como yo que, en aquel entonces, no tenía ni pajolera idea de coreano, podía cantar. Fue todo un descubrimiento en aquella época y hoy en día sigo sin poder dejar de escuchar esta canción.

3. nu’est: face

Recuerdo que llegué hasta Nu’est yendo de un grupo a otro, hasta que me salió este vídeo y me enamoré de él, de la canción y de Ren. Me gustó tanto porque lo encontré bastante diferente de lo que hasta ese momento había escuchado. Si que es verdad que no he seguido muy de cerca a esta boyband, pero en aquel momento llegué a escuchar miles de veces esta canción.

4. Sistar: So cool

El cambio que fue pasar de las inocentes SNDS a las sexy Sistar fue muy grande. Me sorprendí mucho cuando vi este mv y la verdad es que me cayeron en gracia por esa mezcla de niña buena sexy y no tan inocente. Además Hyorin es para mí una de las cantantes con mejor voz en el mundo del k-pop. Fue un respiro entre tanta girlband llena de aegyo y siguen siendo hasta hoy una de mis girlband favoritas, ¡no hay nada como escuchar Sistar para alegrarse el día!

5. BIGBANG: FANTASTIC BABY

Recuerdo el bombazo que fue para mí descubrir un grupo como Bigbang y más aún siendo a través de Fantastic baby. Esta sí que fue la primera, primerísima, canción que escuché de k-pop y fue porque me la pasó una amiga. Ahí empezó todo. Entre el boomshakalaka y el wow fantastic baby era muy difícil no caer en la tentación de investigar más sobre esta boyband y otras, una cosa lleva la otra y aquí sigo a mis veintitrés tacos fangirleando por culpa de los idols.

6. T-ARA: BO pEEP, BO pEEP; LOVEY DOVEY

Nunca he sido muy fan de T-ARA pero tengo que admitir que tengo debilidad por esta dos canciones suyas. También fueron de las primeras canciones de k-pop que escuché y a día de hoy las sigo cantando y bailando, o al menos intentándolo, como el primer día. La verdad es que siempre he querido bailar Lovey dovey pero nunca me ha salido bien, ¡soy una negada para el baile! Pero eso no me ha privado nunca de bailarla en casa, eso sí, sin que nadie me vea.

7. EXO: MAMA

La época en que EXO seguía siendo EXO (no me malinterpretéis, me refiero a cuando todavía eran doce integrantes), una de las más llamativas canciones es MAMA. Cuando la escuché por primera vez me quedé muy impresionada por este MV tan impresionante, con esos efectos que están bastante bien, el baile que es fascinante y ellos lo hacen de diez, la música… Todo era muy atrayente y creo que me pasé más de una semana escuchando esta canción todos los santos días. Era muy gracioso porque por aquella época, al oír cuando decían “mama”, pensaba que estaban llamando a su madre o algo así, cuando en realidad se refieren a “su majestad la reina”, a ese nivel llegaba mi incultura coreana por aquel entonces. Aunque tengo a EXO abandonado desde Overdose, lo cierto es que me dio muy fuerte por ellos en mis comienzos de k-poper.

8. 2ne1: i am the best

I am the best de 2ne1 resultó ser una de mis grandes obsesiones por aquellos años. Era ponérmela y sentirme de verdad como la mejor, la más molona del barrio vamos. Una buena canción para subirse la autoestima, además, ¿quién no ha bailado alguna vez esta canción?

9. infinite: before the dawn

Si hay algo que empecé a entender con Infinite es que a los coreanos les encanta el drama, e Infinite son pioneros en este tema. Before the dawn es una de las canciones más dramáticas que he escuchado nunca, dramática en el sentido de cómo está cantada, cómo la bailan… ese comienzo que dice “because I listen to my heartbeat one by one”, ese “why, why, why why”, son los ejemplos más claros del dramatismo que se halla en esta canción y, cuando lo escuché por primera vez, simplemente me fascino. Poder cantar con ese mismo dramatismo es una de las cosas más satisfactorias y divertidas que se puede hacer. Por ello Infinite sigue siendo una de mis boyband favoritas.

10. SHINEE: SHERLOCK; lucifer

Perdí la cuenta de las veces que he visto la dance version de Sherlock. SHINee fue, tras Bigbang, la segunda banda de k-pop que escuché y quedé hipnotizada por esta canción, este baile y por los idols que componen este grupo. Todavía me rio cada vez que escucho “soy un dorito”, el cachondeo que hubo con eso en el fandom fue épico. Pero antes de escuchar Sherlock, escuché Lucifer, ambas canciones forman parte de mis comienzos y les tengo mucho cariño, todavía me encantan y las sigo escuchando de vez en cuando. Es una lástima porque, para mí, esta fue la mejor época de SHINee, hoy en día no me gustan tanto sus canciones y la verdad es que los echo mucho de menos.

Parece que no, pero lo cierto es que las cosas en el mundo del k-pop han cambiado y es normal, las cosas se pasan de moda y vienen otras en su lugar. Ya no se ven esas vestimentas estrafalarias, ni los peinados tan extravagantes pero lo cierto es que mantienen su esencia y, una vez que pruebas este mundo, es muy difícil dejarlo. Ya sabéis, ¡renovarse o morir!

Si te ha gustado este viaje en el tiempo por las canciones con las que muchos nos empezamos a adentrar en el mundo del k-pop dale a me gusta, comparte y/o deja un comentario, ¿con qué canciones empezaste tu aventura de k-poper? ¡Compártelo con todos!

gracias por leer.

Doramas más allá del romance

Mis queridos lectores, después del desafortunado percance que tuve con mi portátil por culpa de mi torpeza innata, por fin puedo volver a mis tareas de bloggera. Y lo hago con un post que surgió al ir navegando por internet, en una web de series como otra cualquiera, en la cual me topé con que alguien había subido un drama coreano, algo que no es muy común pero que sucede de vez en cuando. Y surgió mi indignación al ver en los comentarios cómo alguien aconsejaba a otra persona que no lo viera porque todos los doramas se centran única y exclusivamente en el amor y el romance.

Es cierto, y no lo vamos a negar, que la gran mayoría se centran en las relaciones amorosas de los personajes y todo lo demás rodea a ese gran, traicionero o imposible amor. Ese es uno de los grandes encantos de este género, pero no es exclusivo de todos los doramas, y que la gente piense eso es lo que me hace enfadar. Es por ello que, a raíz de esa persona que, está claro, poco sabe de este mundo, me he decidido a hacer una lista con doramas en los que el amor no es el protagonista, sino un secundario más de la trama, e incluso a veces es totalmente inexistente. No confundáis este listado con una recomendación, no lo es, simplemente quiero señalar que también hay doramas que no son del estilo de las telenovelas. Pues bien, después de esta aclaración comencemos con nuestra lista y demostrémosles a todos que en doramalandia también hay cabida para la acción, el misterio y el suspense:

1. Border

Border es un dorama japonés que se centra en un detective de crímenes violentos, Ango Ishikawa, quien, en la investigación de un caso de asesinato a un ex agente de policía, recibe un disparo en la cabeza. Milagrosamente sobrevive al incidente y vuelve al trabajo lo más pronto que le es posible. Pero algo ha cambiado en Ango Ishikawa… ahora es capaz de ver y hablar con los muertos. Este detective se obsesionará con los casos de asesinato que tendrá en adelante, pues el ver a su víctima en forma de fantasma hará que vea las cosas completamente diferente a como antes las veía, ahora será mucho más doloroso. Border es un dorama muy corto, de nueve capítulos, pero son capítulos muy intensos. Este dorama me dejó muy impresionada, descolocada diría yo, por el giro que toma la trama y el giro que da el protagonista, y a pesar que no hay ni una sola gota de romance, es uno de los doramas japoneses que más marcada me ha dejado, jamás olvidaré ese final.

2. Six flying dragons

Este drama coreano histórico tampoco tiene como tema central el romance, aunque, cierto es que tiene sus momentos románticos entre algún que otro personaje. Aun así, el verdadero eje de este drama es la política, el  momento transitorio entre un periodo histórico y otro. Nos encontramos en un Goryeo putrefacto, corrompido por las avaricias de sus políticos, su realeza y su nobleza, llevando al resto de la población a la miseria. Este grupo de seis dragones intentarán instaurar un nuevo régimen liderado por los nuevos ideales y la nueva política, a pesar del riesgo que eso conlleva, puesto que está considerado como el peor acto de traición. A pesar de tener en parón este dorama, lo cierto es que no podría tratar un tema más interesante, estamos hablando de cómo fue el paso de Goryeo a Joseon, un momento histórico muy importante en la historia coreana. Por ello y por mucho más, este drama ha logrado la fama de la que tanto puede presumir, y que bien merecida tiene, he de añadir.

3. The village:  Achiara’s Secret

The village es un drama coreano que se sale mucho del guión general que suelen tener prácticamente todos los doramas. Es un thriller con mucho misterio que se centra en un pequeño pueblo donde nada es lo que parece y, cuando So Yoon, una profesora de inglés que llega nueva al pueblo, encuentra un cadáver enterrado, será entonces cuando empiece a desmoronarse la fachada que mantenían en ese pueblo donde se guardan muchos más secretos de los que podríamos llegar a imaginar. Independientemente de si es mejor o peor drama, lo cierto es que consigue el objetivo de confundirnos, de hacernos sospechar de prácticamente todos los personajes. El amor aquí está como segundo o tercer plato, no es el eje de la historia ni mucho menos y, de hecho,  estaría de más en este tipo de ambiente.

4. Love me if you dare

Este dorama chino sí que tiene un poco de romance, de hecho el amor surge entre los protagonistas y es uno de los pequeños pilares de la trama. No obstante, el ambiente en Love me if you dare es tan oscuro a veces que el romance se contagia también de esa oscuridad. El encanto de este dorama recae en los casos de asesinatos que van resolviendo, los que les llevarán a un juego macabro orquestado por un asesino anónimo, es decir, cuya identidad no conoceremos hasta bien entrada la trama, lo que mantendrá el misterio y el suspense. Incluso el propio protagonista está rodeado de misterio y a veces transmite cierta inquietud, tanto al resto de personajes como a los espectadores. En este ambiente tan tenso, lleno de misterio, suspense, inquietud, oscuridad y sangre, es difícil que el romance no sea influenciado por este ambiente a veces tan… creepy.

5. Liar Game

Liar Game es un drama coreano, un ramake del dorama japonés que lleva el mismo nombre. La trama se centra en un juego ficticio llamado “Liar Game Tournament” que incita a sus participantes a mentir y engañar para poder ir superando las pruebas y llegar hasta el final para optar por el premio que son, nada más y nada menos, que 10 billones de won. No tengo ni idea de cómo será la versión japonesa pero, conociéndolos, sé que este tipo de doramas se les da mucho mejor a los japoneses. Sea como fuere, la trama es rara de por sí, y es un claro ejemplo de drama no romántico. Confieso que no me acuerdo muy bien de cómo se desarrolla, lo tengo apuntado en mi lista de “doramas que volver a ver”. Prometo que si lo hago haré una reseña en condiciones de este drama que, y de eso sí me acuerdo, nos cuenta una historia algo fuera de lo común.

Y hasta aquí esta pequeña lista que, recordad, no es ninguna recomendación. Aunque eso no quiere decir que no sean buenas historias. Con esta lista pretendo hacer saber a todo aquél que lo lea que en doramalandia hay mucho más que historias románticas que rozan la cursilería, y estos doramas son la prueba de ello. Espero que os haya parecido interesante, ¡no olvidéis comentar cualquier cosa que se os haya pasado por la cabeza mientras leíais! ¿Creéis que son buenos ejemplos de doramas no románticos? ¿Se os ocurre algún otro dorama que hayáis visto de este tipo? ¡Si es así no dudéis en comentarlo más abajo! Y os propongo un reto… a ver quién me adivina a qué dorama pertenece la imagen que hace de portada en este post, ¡una pista! Es un dorama no romántico del que hice una reseña 😉 

Personajes 4D: raro, raro, raro

¡Comienza el maratón post!

Este es el primero de muchos otros post que voy a ir subiendo durante esta semana, ¡así que estad atentos durante estos días! Si no sabes de qué leches estoy hablando,        pincha aquí  para enterarte 😉

Algunos se preguntarán, ¿qué se entiende por personalidad 4D? Pues veréis, de vez en cuando, viendo algún dorama o drama, nos topamos con algún que otro personaje algo… fuera de lo común. Hablo de ese tipo de personaje que resulta ser todo menos normal, que al principio nos desconcierta, nos resulta extraño, a veces llegamos a pensar incluso que está un poco mal de la cabeza pero que, conforme van pasando los capítulos, le vamos cogiendo cariño, vamos disfrutando de sus locuras y terminamos por llegar a la conclusión de que, sea o no el protagonista de la historia, le da vida, es como si fuera el alma del dorama. Ese personaje excéntrico, raro, peculiar… eso es la personalidad 4D. Hoy vamos a conocer alguno de esos personajes tan peculiares, por no decir raros, que siempre terminan por dejar huella y que merecen tener un espacio en este blog. ¡Comencemos pues!

1. Jung Soo Young (The king of high-school life conduct)

Todo aquel que haya visto este drama sabe de lo que hablo. Soo Young es una mujer que intenta sobrevivir en el mundo empresarial como mejor puede contando con sus escasos estudios. Decir que es rara es quedarse corto. Tiene esa clase de personalidad que, a los ojos de la mayoría de las personas, resulta rara y eso hace que se aprovechen mucho de ella, sobre todo si le sumamos que es  más buena que el pan. Todo en ella es peculiar, hasta su forma de vestir, pero lo que me gusta de esta chica es que no le importa lo que los demás piensen de ella, de hecho yo creo que ni se da cuenta de que se sale de lo que se suele considerar “normal”. Además, es gracias a esa personalidad tan poco común que Min Suk se enamora de ella, así que no necesita cambiar absolutamente nada para llamar la atención de ningún hombre, todo lo contrario, Soo Young debería ser un ejemplo para todas las mujeres. Sin este personaje estoy segura que The king of high school no sería lo mismo.

2.Cha Seung Jo (Cheongdamdong Alice)

Recuerdo que este personaje me chocó mucho en su momento. Me acuerdo que me parecía que estaba loco de remate pero tal vez fuera porque todavía no llevaba mucho tiempo viendo doramas y puede que por eso me sorprendiera más al no estar acostumbrada a estos personajes. El caso es que este hombre al final terminó por conquistarme con esa locura suya y le cogí tanto cariño que ya llevo un tiempo queriendo ver otra vez este drama (por varias razones, eso sí) pero una de las grandes razones es este personaje. Y, como una imagen vale más que mil palabras… aquí os dejo un vídeo que enseña todo lo que me gustaría expresar por palabras.

3.Cheong Song Yi (You who comes from the stars)

Sinceramente, creo que esta actriz está sobrevalorada. Pero independientemente de si es mejor o peor actriz de lo que la mayoría de personas piensa, la realidad es que el personaje Cheong Song Yi es una mujer bastante excéntrica. Narcisista, egocéntrica y piena que es el ombligo del mundo, todo lo que se espera de una actriz que tiene esa tremenda fama, no obstante, no deja de tener un comportamiento un tanto peculiar que la mete en más de un lío. Tal vez se deba por su condición de super estrella o simplemente nació así, sea como fuere, Song Yi protagoniza bastantes momentos divertidos en los que no sabes muy bien qué hacer, si adorarla u odiarla, lo que sí harás serás reírte con ella… o de ella XD.

4.Kang Min Ho (Falling for innocence)

Y aquí tenemos a Kang Min Ho, uno de mis favoritos. Decir que es excéntrico es quedarse corto. Min Ho es mucho más que eso y en más de una ocasión ha dejado boquiabiertos a los que tenía a su alrededor por culpa de su comportamiento tan… peculiar. La verdad es que al principio del drama me caía hasta mal, era un egocéntrico, malvado y vengativo empresario al que solo le importaba la vengarse al precio que fuera. Luego fui descubriendo lo que este personaje verdaderamente escondía; una personalidad 4D de las más explosivas que he visto. ¡Me encanta!

5.Kim Shi Hyuk (She was pretty)

Shi Hyuk, a parte de ser más raro que un perro verde y vivir en su propio planeta, lo que también le pasa a este personajazo (el mejor de toda la serie en mi opinión) es que es muy tonto. Y con tonto no me estoy refiriendo a su coeficiente intelectual, sino a que es muy payaso, le encanta hacer bromas, el se lo pasa pipa gastando bromas a sus compañeros de trabajo, sobre todo a “Jackson”. Y a nosotros nos hacía partirnos de la risa siempre, sin él She was pretty habría sido un fracaso rotundo, eso está clarísimo.

BONUS: Bo Jin Yan (Love me if you dare)

A pesar de no haber terminado de ver este dorama, he visto lo suficiente para saber que aquí mi querido Jin Yan no es precisamente lo que se dice normal. Pero, a diferencia del resto de personajes que contiene esta lista, a Jin Yan no nos lo presentan como un excéntrico (que lo es), y peculiar personaje que nos hace reír con sus locuras, no. Jin Yan es raro, antisocial, narcisista, tremendamente inteligente y un inadaptado a la sociedad que no sabe cómo comportarse con la gente, no sabe ser “políticamente correcto” y eso le trae algún que otro problema. Es misterioso y tiene excentricidades muy… excéntricas. Son tales sus rarezas que te hace plantearte qué es lo que pasa exactamente por su cabeza que, sin duda, es todo un mundo a parte, y quién es realmente.

Espero que os haya parecido interesante este TOP. Sin duda todos y cada uno de estos personajes son excepcionales, si recordáis o tenéis algún otro personaje que os haya llamado la atención por su personalidad, su forma de actuar o que os haya dejado huella por lo que sea, compartidlo con todos nosotros en los comentarios, ¿quién es el personaje más raro con el que te has topado? ¡No dudéis en dejar vuestra opinión abajo!

¡No olvidéis que podéis seguirme tanto en TWITTER como en FACEBOOK para estar al tanto de mis pulicaciones! Por mi parte ya he acabado por ahora, pronto tendréis más noticias de mí. Nos leemos~ 🙂

Lista negra de doramas: una y no más

Os doy la bienvenida nuevamente. Me complace decir que por fin puedo continuar con el blog, que tan abandonado ha estado en estas últimas semanas. Vuelvo a ser libre y a tener el tiempo más que suficiente para seguir publicando entradas y retomar los doramas que tengo pendiente desde hace tiempo. Todavía no me he podido terminar ninguno, pero no tardaré en hacerlo. Mientras tanto, hoy os traigo esta pequeña lista negra de doramas, es decir, doramas que no me han gustado . Porque sí, hay doramas que, por más que lo intentas, no puedes verlos, simplemente tienen algo que no te convence y a veces incluso es imposible terminarlos.  A mí me ha pasado unas cuantas veces, pero aquí os dejo los que menos me han gustado de todos, un top 5 de dramas que no volvería a ver por nada del mundo.

Pero antes de comenzar quiero dejar claro que esta lista está basada única y exclusivamente en mis gustos, así que puede que choque con la opinión de otras personas, al igual que no quiero privar a nadie de ver o no un dorama, si estáis decididos a verlo, hacedlo, así podréis opinar vosotros mismo de él. Mi intención no es decir a nadie qué ver o qué no ver, así que no me odiéis mucho 😄

AVISO: Esta entrada puede contener SPOILERS, queda bajo tu responsabilidad seguir leyendo, ¡yo ya te he avisado, y quien avisa no es traidor! 😉

5. Love Rain

Puede que ahora mucha gente se esté tirando de los pelos preguntándose como puede ser que no me guste este drama, uno de los grandes favoritos entre el público latinoamericano y uno de los más vistos, un clásico. Pues es muy sencillo de explicar. La verdad es que cuando lo empecé estaba muy emocionada porque era uno de esos dramas llenos de romanticismo y cursiladas que tanto me gustan, y además tenía como protagonista a Jang Geun Suk, un actor con el que estaba encandilada por aquél entonces.

Pero entonces, a partir del capitulo 9 más o menos, empezaron con la estúpida idea de que no pueden estar juntos porque sus padres se querían, se quisieron y se seguían queriendo. Ya ves tu, que tendrá que ver una cosa con la otra. Me pareció tan absurdo que le dieran tantas vueltas a un asunto que, en mi opinión, no tenía importancia alguna y, de hecho, en eso se basa toda la trama, que no sé ni cómo soporté verla entera. Aquellas personas que, como yo, sean de España me entenderán perfectamente, después de ocho largas temporadas de la serie Los Serrano, una serie que tiene como protagonista una familia que se forma tras el segundo matrimonio de los padres, cada uno con sus propios hijos, y donde esos hijos terminan enamorados de su hermanastro/hermanastra pues, que queréis que os diga, no me convencía mucho la historia de Love Rain.

 4. Goong

Otro clásico de los más queridos por las fans latinoamericanas que a mí, personalmente, no me gustó. También lo empecé muy ilusionada porque eso de estar ambientado en una Corea donde la familia real todavía está vigente me llamó mucho la atención. Pero creo que no supieron aprovechar la trama de la mejor manera, aunque si no recuerdo mal está basado en un mangwa.

Sea como fuere, lo que no me gustó de este drama es que, llega un punto en el que la protagonista se pasa los capítulos llorando como una magdalena, tanto que es lo primero que me viene a la mente cuando pienso en Goong. Claro que nuestro protagonista masculino no se queda corto, de hecho, se pasa bastante al mortificar a la protagonista, lo recuerdo siendo bastante cruel y, sí, nos gustan los chicos malos, pero una cosa que esté bien. Yo soy ella, y le hubiera mandado a freír espárragos por muy príncipe que fuera. Definitivamente no me gustó este drama.

3. Lie to me

Que quede claro que me encantan estos dos actores, tanto ella como él, y los considero a ambos como unos grandes de la comedia coreana. Pero cuando el guión no da para más, por muy buenos que sean los actores no hay nada que hacer. Y es que este drama es un sinsentido.

Analicemos el título, Lie to me. Si nos guiamos por él, lo más lógico que cabe esperar es una historia donde haya alguna que otra menteria, y las hay, claro, pero cuando la historia se basa en que una serie de circunstancia hacen a los protagonistas fingir que son pareja, pero a la primera de cambio se entera todo el mundo a la primera de cambio de la mentira, ¿qué sentido tiene el resto del dorama? Y si encima le sumamos a la típica ex-novia que se fue dejándole el corazón roto al protagonista que vuelve de nuevo decidida a ir tras él y él, que sigue enamoradísimo (obsesionado diría yo) de ella va como un tonto corriendo a su lado, dejando de lado a nuestra protagonista, sin ninguna delicadeza he de añadir. Pues qué queréis que os diga, fueron tantas cosas que no me gustaron que no fui capaz de verla terminar. Es una lástima, porque considero que uno de los besos más épicos de toda doramalandia se encuentra en este drama, ya sabéis de qué os hablo, de ese beso con sabor a coca-cola 😉

2. Cheongdam-dong Alice

Este es, con diferencia, uno de los dramas que menos me han gustado. No sé ni cómo aguanté viéndolo hasta el final, pero me enorgullece decir que tuve la fuerza de voluntad de verlo hasta el último segundo, a pesar que conforme iba avanzando la historia, menos me iba gustando.

La única razón por la que seguí viéndolo fue porque debido a Park Shi Ho, el protagonista masculino que interpreta en este drama uno de mis personajes favoritos en doramalandia, simplemente quedé encandilada con este personaje tan… peculiar. Tal vez precisamente por eso es por lo que tan poco me gusta este drama, porque no soporto que la protagonista acabe mintiéndole y aprovechándose de él de esa manera, algo que él no se merece porque, a diferencia de otras muchas veces, él la adora y la trata como una reina. Y me ponía furiosa saber que a ella no le importaba él y que le mentía de la manera más cruel fingiéndo que le correspondía. Claro que al final acaba enamorada de él, y vale que ella no llevaba una vida fácil, pero eso no quita que lo que hacía estaba mal, por ello no la soportaba y por ello tan poco me gusta este drama.

1. Sorry, I love you

Este fue uno de los primeros dramas que vi y todavía recuerdo lo mucho que sufrí viéndolo. Creo que no he llegado a sufrir tanto como con este drama. Me pareció horrible de principio a fin y si seguí viéndolo fue únicamente porque tenía la esperanza de que las cosas se arreglarían.

Se ensañan tanto con el protagonista durante toda la historia que llega a ser inhumano y aquí nuestra protagonista no se queda corta. De hecho yo diría que es la que peor se porta con él porque, a pesar de quererle, no llega a hacer nada por él en ningún momento, y parece no importarle demasiado que se esté muriendo. Pero si hay algo peor aún es el final. Uno de los peores finales que recuerdo en la historia de doramalandia es sin duda el de Sorry, I love you.

Y estos son los dramas que recuerdo que menos me han gustado o que me han decepcionado enormemente. Curiosamente son todos coreanos, ¿por qué será?  En fin, como punto y final quiero recordaros que esta es solo mi humilde opinión, si no habéis visto ninguno de estos doramas y teníais intención de hacerlo que mi opinión no os haga cambiar de idea, siempre es mejor verlo y juzgar por ti mismo. Gracias a todos los que han seguido visitando el blog a pesar de no haber actualizaciones en bastante tiempo, estoy muy sorprendida de que haya tenido tantas visitas, ¡muchas gracias a todos mis queridísimos lectores!

❤ ¡Feliz día de San Valentín! ❤