Recomendación: Mirror of the witch

  • Título original: 마녀보감 (Manyeobogam)
  • Título en inglés: Mirrow of the witch
  • Conocida también como: Witch Exemplar; Witch Bogam
  • Título en español: El espejo de la bruja
  • Género: Drama, Romance, Fantasía, Histórico
  • Episodios: 20
  • Estado: Finalizado

Sinopsis:  La Reina Sim es incapaz de tener hijos, pues es estéril. Desesperada por tener descendencia para el trono de Joseon, acude a la hechicera Hong Joo para que le ayude a tener un hijo. Es así como, gracias a la magia negra, la Reina Sim es capaz de dar a luz a gemelos: un niño y una niña. Los niños nacieron con una maldición, pero la maldición fue transmitida a sólo uno de ellos; la princesa. Para evitar las consecuencias de la maldición, Yeon Hee ha vivido toda su vida aislada en una pequeña cabaña en la montaña sin saber la verdad de su origen. En esa montaña conocerá a Heo Jun, un joven hijo bastardo de un noble. El día de su decimoséptimo cumpleaños la maldición se empieza a cumplir ¿será capaz de detenerla con la ayuda de Heo Jun?


OPINIÓN PERSONAL: Después de bastante tiempo sin tocar este género, hoy os traigo la reseña de un sageuk, es decir, un drama histórico. Sé que hay gente que, a pesar de llevar un tiempo viendo doramas, todavía no se anima con este género, yo misma, que adoro los sageuk, me encuentro a veces con dificultades para seguirlos. Entiendo a esas personas que son un poco reticentes a verlos, pues hay muchas cosas a las que acostumbrarse y que ir aprendiendo para poder entender todo el ambiente de este tipo de doramas. Pues bien, Mirror of the witch sería una buena opción para ir adentrándose poco a poco en el mundo sageuk y además sería empezar a lo grande.

Y os preguntaréis porqué. Pues veréis, Mirror of the witch es un drama histórico poco común, deja un poco más apartado el lado más histórico, es decir, las dinastías, los rangos, las traiciones, las conspiraciones políticas, las luchas de poder por el trono… todas esas cosas que pueden ser un poco difíciles de entender si es la primera vez que ves un sageuk. Y, en cambio, se centra en el lado más místico y lo explota de una manera magistral. Así pues, tenemos una trama que gira alrededor de la magia, las maldiciones y los sacrificios, lo que le da un atractivo increíble ya que es poco común encontrarse con este tipo de base en un drama.

 Mirror of the witch cuenta la historia de Yeon Hee (Kim Sae Ron), una joven princesa que nace con una maldición. Su vida se verá marcada para siempre por dicha maldición, la cual será la culpable de todas sus desgracias. Yeon Hee crecerá lejos de palacio, ajena a todo esto, en una pequeña cabaña perdida en un bosque en el que, dicen los rumores, está lleno de malos espíritus. A pesar de estar encerrada y sola, Yeon Hee es una joven alegre, pura y buena que espera poder disfrutar de su libertad algún día.

Heo Jun (Yoon Shi Yoon) es un hombre que ha vivido siempre marcado por ser el hijo bastardo de una familia noble, despreciado y repudiado por todos aquellos que lo consideran inferior. El destino querrá que un día vaya a parar a esa pequeña cabaña situada en la montaña maldita, esa de la que tanto hablan los rumores. A partir de ese momento, Yeon Hee y Heo Jun se verán envueltos el uno con el otro, quedando sus vidas entrelazadas como jamás imaginaron.

La magia negra y las maldiciones son claros protagonistas en este drama y de ella se ocupará la hechicera Hong Joo (Yum Jung Ah), una mujer resentida con el mundo y con el palacio que intentará destruir la a la familia real a cualquier precio. Tenéis ante vosotros a la villana más retorcida y malvada que jamás he visto en doramalandia. Las cosas que es capaz de hacer y, de hecho, que hace, para lograr sus objetivos van más allá de la imaginación, es una de las mejores villanas con las que me he topado y la gran interpretación que hace la actriz es increíble. Hong Joo es clave para esta historia, ella hace y deshace a su antojo de una manera muy frustrante para nosotros que sufrimos con los personajes, ya no solo por su uso de la magia negra, con la que logra controlar a muchos, sino que su poder de manipular e influenciar a las personas es tal que nunca se sabe qué puede pasar ni quien será su próximo títere.

Es precisamente por ese poder de persuasión por el que nunca se sabe qué puede hacer o no un personaje, de momento el que menos te lo esperas cae bajo su influencia y se te derrumba la admiración por ese personaje. También es asombrosa la evolución que sufren la gran mayoría de los personajes en Mirror of the witch. Es fascinante, por poner un ejemplo, la evolución de Heo Jun, un personaje que empieza sin saber muy bien quien es ni cual es su labor en la vida, sigue viviendo porque sigue respirando, se deja llevar por la corriente y es quien los demás esperan que sea. Pues bien, este Jun tan frágil y contenido no tiene nada que ver con el Jun que no se lo pensará dos veces antes de arriesgar su propia vida por Yeon Hee. Después de dos largos y tortuosos años sin Yoon Shi Yoon debido al servicio militar, lo tenemos de vuelta interpretando tremendo personaje, ¡qué más se puede pedir!

Otra que no se queda corta es Yeon Hee, la que empieza siendo una joven frágil, solitaria y pura que se verá obligada a afrontar grandes dificultades y lo hará de una manera muy valiente, asumirá la gran carga que conlleva su maldición y hará hasta lo imposible para romperla, aunque eso signifique poner en riesgo su propia vida.

En la reseña de Beautiful Gong Shim hablábamos del poco protagonismo que le daban a las mujeres en los dramas, pues bien, Mirror of the witch se sale del patrón y, no contentos con ponernos a una villana de diez, nos deleitan con una protagonista femenina de armas tomar. Estoy muy contenta con este dorama por ello, las chicas cogen el timón en esta historia y lo hacen magníficamente. La joven actriz que interpreta a Yeon Hee, Kim Sae Ron, ha dejado el listón muy alto, con lo joven que es y el tremendo talento que tiene.

Es por esta juventud (solo tiene quince o dieciséis años) que no encontraremos muchos momentos, ¿cómo decirlo…? El contacto físico entre los dos amantes está muy limitado. Y la verdad es que creo que fue una sabia decisión. Cuando me enteré de que Kim Sae Ron era la protagonista y, al ver la diferencia de edad entre ella y Yoon Shi Yoon, temí mucho por el futuro de esta pareja de enamorados. Normalmente no me preocupa la diferencia de edad pero, al ser ella todavía una menor, no puedo hacer otra cosa más que alegrarme de que no haya habido mucho… skinship, como dirían los coreanos. Y, si os soy sincera, no creo que hiciera falta. Es tanta la química que hay entre ellos, que no hace falta mostrar nada para darte cuenta del gran amor que se tienen.

Yeon Hee y Heo Jun se han convertido en una de las parejas que más me han marcado últimamente. Tienen una historia tan trágica, tan hermosa y es tan bello y puro el amor que se tienen que se han ganado lugar muy especial en mi corazón. Los voy a echar mucho de menos y creo que nunca voy a poder olvidar su historia. Confieso que tengo un gran trauma ahora que he terminado de ver Mirror of the witch, me ha llenado tanto que ahora me siento un poco vacía, ya no solo por la historia de amor, sino por toda la temática de la magia, lo trágico, lo macabro… todo me ha parecido perfecto. La única cosa, por ponerle un pero, que me ha faltado ha sido un poquito más de magia blanca. Muchas maldiciones y magia negra pero, ¿dónde está la ayuda de los cielos? Me hubiera gustado que explotaran un poco más ese lado bueno de la magia, pero que se le va a hacer.

No quiero adelantar mucho de la trama porque considero que es mejor que lo veáis por vuestros propios ojos, aunque la verdad es que hoy me he extendido bastante. Dejándoos ya, os animo muchísimo a que la veáis, tanto a los que les gusta los sageuk como a los que no, os aseguro que no tiene ningún desperdicio. Además, os voy a dar un pequeño consejo, por si le queréis agregar emoción al asunto; el primer capítulo lo empecé cuando ya era de noche, estaba a oscuras yo sola en mi habitación y os confieso que me dio un poco de miedito ese primer capítulo, al no saber a lo que exactamente me enfrentaba mezclado con esa aura tan oscura que hay en ese primer capítulo, la música que le ponen, lo macabro de la situación… fue tremendo, os recomiendo que, al menos ese primer capítulo, lo veáis así. Tal vez a vosotros no os inquiete como a mi, pero oye, por probar. Bueno, aquí os dejo el link, ¡espero que lo disfrutéis como mínimo la mitad de lo que yo lo he disfrutado!

viki.com: MIRROR OF THE WITCH

¡Recordad dejar vuestra opinión en los comentarios! ¿Os ha interesado el drama? Si ya lo habéis visto, ¿qué os ha parecido? Compartid con todos vuestros pensamientos, ¡y nos leemos pronto!

Scholar who walks the night

  • Título original: 밤을 걷는 선비 (Bameul Geotneun Sonbi)
  • Título en inglés: Scholar who walks the night
  • Título en español: Erudito que camina en la noche
  • Género: Histórico, Fantasía, Romance
  • Episodios: 20
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Una hija de una familia humilde, vive su vida escondiendo su verdadera identidad, vistiendo como un hombre. Para mantener a su familia se dedica a encontrar y vender libros, algunos de los cuales se encuentran en los límites de la legalidad. Ella conoce a un erudito atractivo caminando por la noche, quien le pide encontrar un libro que perteneció a un príncipe que existió cien años atrás, pero el erudito esconde un gran secreto; en realidad es un vampiro que busca venganza por todos aquellos que le fueron arrebatados en el pasado.


OPINIÓN PERSONAL: Está más que claro que en esta temporada están de moda los vampiros en Corea. Por si nos había sabido a poco con los dramas Blood Orange Mermelade (¿me dejo alguno?), Scholar who walks the night ha sido la tercera entrega (completamente independiente a las anteriores) en estas últimas semanas. Por supuesto yo no me lo podía perder, no si el nombre de Lee Jun Ki iba seguido de la palabra vampiro.

No es que me haya apasionado este dorama pero tampoco hay que hacerle ascos. De hecho, de estos tres dramas sobre vampiros, la mejor en mi opinión es Shcolar who walks the night principalmente porque dejan de adornar a los vampiros, están caracterizados como lo que son; vampiros. ¿Qué es eso de beber sangre en copas de vino o en bolsitas para zumo de tomate? Una buena serie sobre vampiros tiene que tener, sobre todo, sangre. Y os aseguro que uno de los grandes protagonistas en este dorama es la sangre y la muerte, de hecho yo creo que la capital de Joseon se queda a la mitad de su población original al término de este drama.

Kim Sung Yeol (Lee Jun Ki) es un vampiro que ha vivido más de cien años que carga con un trágico pasado que marcó su existencia profundamente. Habiendo perdido a todos sus seres queridos, está decidido a vengarse del vampiro que destruyó todo lo importante para él, así le cueste la vida. Es en el proceso de cumplir esta venganza cuando conoce a Yang Sun, una joven vendedora de libros que esconde que es mujer para poder sobrevivir. Ambos se enredarán en un trágico destino que ya había sido decidido por ellos.

Kim Sung Yeol es de carácter sombrío, alguien que jamás se abre a los demás y que vive para morir. Toda esta tristeza, crudeza y nostalgia por lo que ya fue sumado al gran secreto que guarda al resto de las personas marcan su carácter y hacen que sea a los ojos de los demás alguien imponente y misterioso. Difícil no caer a sus pies y más cuando se pone en modo vampiro sediento o furioso. Pienso que este no es uno de los mejores personajes que ha interpretado Lee Jun Ki, no digo que haya hecho una mala interpretación, todo lo contrario, hace una magnífica interpretación, simplemente creo que le faltaba algo al personaje, claro que eso no quiere decir que no haya disfrutado viéndolo actuar, siempre es un placer verlo en acción, claro que es evidente que no puedo ser objetiva con este hombre.

Por supuesto Yang Sun (Lee Yoo Bi) quedará fascinada con él desde el instante en que lo ve por primera vez. A diferencia de él, Yang Sun es alegre y brillante, una mujer que ha tenido  una vida difícil, recordemos que los únicos que saben que en realidad es una mujer es su familia, y pensad en lo difícil que tiene que ser ocultar eso. Estaba deseando ver a esta actriz como protagonista ya que me encanta la manera en la que actúa y esta vez también ha estado a la altura de mis expectativas, aunque si que es verdad que me hubiera gustado que le dieran un poco más de protagonismo en los últimos episodios, en mi opinión era demasiado pasiva en las acciones que se llevaban a cabo, claro que eso no es culpa de ella.

Hay bastantes personajes que merecen mención, porque de lo que rebosa esta serie es de buenos personajes. Lee Yoon (Chang Min), el príncipe heredero, es uno de ellos. Tuve muchos altibajos con este personaje y aunque llegó un momento en el que me decepcionó bastante, tanto que llegué hasta a despreciarlo, afortunadamente enderezó su camino y volvió a ser un digno heredero firme en sus ideales, terminando por ser un magnífico personaje.

Choi Hye Ryung (Kim So Eun) es otro personaje con el que tengo una especie de amor-odio. Al principio me resultaba insoportable simplemente por el papel que le tocaría jugar (algo que me resultaba demasiado visto ya) pero sorprendentemente no llevaron a este personaje por el camino que era evidente, lo que le dio unos cuantos puntos a su favor . Después empecé a comprenderla poco a poco. A pesar de su frialdad y la máscara que lleva ante todos, Hye Ryung es una mujer que también ha sufrido mucho y que ha tenido que soportar las consecuencias de la codicia de su padre, a pesar de haber vivido el peor destino posible, termina por demostrar quien es realmente detrás de toda esa fachada y será un gran apoyo para Lee Yoon.

No puedo negar que me sorprendió que se formara una pareja entre estos dos, yo esperaba que cerrara el cuarteto amoroso junto con Kim Sung Yeol, Yang Sun y Lee Yoon, pero ni hubo triángulo amoroso y mucho menos hubo cuarteto. Me hubiera gustado que le hubieran dado un poco más de protagonismo a esta pareja, es decir que me han faltado escenas que nos mostraran su amor.

Por último analizaré a un último personaje, el mejor personaje de este drama en mi opinión. Gwi (Lee Soo Hyuk) es un vampiro que ha vivido miles de años aterrorizando a la humanidad. Es cruel, considera a los humanos unos seres inferiores y despreciables, está ávido de sangre y poder y hace mucho que perdió la poca humanidad que alguna vez pudo haber existido dentro de él. Creo que este personaje es fascinante porque, a pesar de ser un vampiro con todas las letras, es decir, malvado y temible, a quien no le tiembla la mano el ir matando gente chupándoles la sangre, creando el pánico y disfrutando de ello, creo que, irónicamente, es muy humano. Gwi ha estado solo durante demasiado tiempo, una cifra que nos resulta muy difícil de imaginar, no entiende a los humanos y en el fondo envidia a Kim Sung Yeol por conservar su corazón humano, codicia el poder de la manera que lo haría cualquier humano, en mi opinión lo hace para llamar la atención como un niño lo haría. Por supuesto la mejor versión de este personaje es su lado psicópata pero a pesar de asesinar a miles de personas no he podido evitar quedar fascinada por este personaje y creo que no hay nadie mejor para este papel que Lee Soo Hyuk quien, aunque al principio me hizo dudar de si estaría a la altura (nunca lo he considerado un gran actor a pesar de ser un bellezón), terminó por sorprenderme y admito que hizo una buena interpretación.

Algo que no me gustó nada es que todos estos personajes tienen preocupantes ideas suicidas, una especie de complejo de héroe, ya sabéis a lo que me refiero, no les importa sacrificarse a ellos mismos si con eso consiguen salvar a los demás cuando en realidad todos sabemos que sería una muerte inútil. Los últimos capítulos cogen bastante fuerza y se vuelven muy interesantes, lástima que la hayan fastidiado en el último capítulo (como normalmente hacen). A mi parecer todo sucede demasiado deprisa y el final, aunque es bueno, es insatisfactorio, ya que le dan muy poco espacio y nos dejan con las ganas de tener un poco más y con un par de dudas que podrían haber tenido el detalle de explicarnos.

Yo recomiendo que la veáis, puede que no sea un drama perfecto pero sé que disfrutaréis mucho viendo a Lee Jun Ki y a Lee Soo Hyuk siendo vampiros, chupando sangre y siendo sexys como solo ellos saben y al fin y al cabo cuenta con una buena historia llena de misterios que también cuenta con muchas escenas románticas entre los protas (y besos ¡muchos besos!). Así que ya sabéis, aquí tenéis los links como siempre, ¡disfrutadla!

viki.mx: Scholar who walks the night

estrenosdoramas.org: Scholar who walks the night

No olvidéis dejar vuestra opinión a modo de comentario ¡ya sabéis que me muero por saber que pensáis! Yo por mi parte acabo aquí por hoy, nos leemos en el próximo post mis queridos lectores~

Recomendación: Rurouni Kenshin, Kyoto Inferno

  • Título original: るろうに剣心 京都大火編
  • Título romaji (transcrito): Rurouni Kenshin Kyoto Taika Hen
  • Título en inglés: Rurouni Kenshin, Kyoto inferno
  • Título en español: Rurouni Kenshin, Kyoto en llamas
  • Género: Acción, Histórico, Samurai
  • Duración: 139 min

Sinopsis: Después de su terrible experiencia con Udo Jin-e, la tranquilidad de Kenshin Himura es interrumpida por la presencia de Hajime Saito, el ex capitán del Shinsengumi que asumió un alias en la policía de Tokio. Éste le pide su ayuda una vez más; Kenshin debe ir contra Shishio Makoto, antiguo samurai que está tratando de derrocar al nuevo gobierno con un derramamiento de sangre. Mientras que el destino del país está en juego, Kenshin se ve obligado a tomar la decisión de desenvainar o no su espada una vez más, esa que tiempo atrás prometió no volver a utilizar.


OPINIÓN PERSONAL: Peliculón. Así de claro lo digo, sin rodeos y sin medias tintas. La segunda entrega de la trilogía de Rurouni Kenshin supera a la primera, primera película que también fue extraordinaria, aunque es verdad que hace bastante tiempo que la vi y no recuerdo cada detalle.

Para aquellos que no estén muy metidos en el mundo del manga o de los samurais, Rurouni Kenshin comenzó siendo una serie manga publicada por primera vez en 1994 hasta 1999, escrita por el mangaka Watsuki Nobuhiro. Consiguió la suficiente fama como para llegar a la pequeña pantalla convirtiéndose en una serie de televisión (anime). Su temática acerca de la paz, el amor y la redención, le ha valido una popularidad muy importante en Japón y en todos los países a donde la obra se hizo famosa. Y, sorprendentemente, el personaje Rurouni Kenshin está basado en el personaje histórico de Kawakami Gensai y en otros personajes históricos como el rōnin Musashi Miyamoto.

Manga, serie anime, películas, ovas e incluso un libro fue escrito sobre este personaje y sobre esta historia, así que no podía faltar un live action y, aunque tardaron lo suyo (la primera película se estrenó en 2012), por fin tenemos el live action completito (las tres películas ya se estrenaron) y yo por supuesto que no me lo podía perder.

No sé cuantos de vosotros alguna vez habrá oído hablar sobre Rurouni Kenshin, cuántos seréis fans incondicionales o cuantos, como yo, recordaréis ver en la tele a ese pequeño samurai pelirrojo que siempre luchaba contra los malos y las injusticias. No tengo muchos recuerdos del anime en sí, era demasiado pequeña para enterarme bien de la historia y ni siquiera la seguía fielmente. No obstante, ahora ya estoy bien grande y aunque he de admitir que me da bastante pereza ponerme con la serie (anime), estas películas para mí han sido como un regalo caído del cielo y una gran oportunidad para conocer bien a fondo la historia. Porque estás películas están basadas en el manga original, y por lo que he podido leer, son bastante fieles al manga y los fans están bastante contentos con el resultado. Algo que, como ya sabréis, no ocurre muy a menudo con las adaptaciones.

Así pues, volviendo a la película, no solo consigue ser fiel al manga, sino que, además, tiene una belleza extraordinaria, es decir, a todo amante del Japón feudal le fascinará la increíble ambientación lograda en esta película. Tiene tal belleza visual que a veces me quedaba embobada deleitándome con la maravillosa imagen que tenía delante de mí.

Pero ahí no queda toda su belleza, todavía hay más. ¿Alguna vez habéis escuchado el término de “el arte de matar”? Este término se les atribuía, o se les atribuye, a los samurais debido a su increíble dominio de la espada (katana) y de las artes marciales. Es fascinante la manera en el que representan este término, jamás había considerado hermoso el asesinar a alguien. No os asustéis, no me he vuelto loca, lo que quiero decir es que la manera de luchar de los samurai dista mucho de una pelea callejera. En sus movimientos hay técnica, hay destreza, incluso diría que hay delicadeza y todo esto resulta hermoso.

Así que a los amantes de las artes marciales y los samurais, preparaos bien porque Rurouni Kenshin, Kyoto Inferno cuenta con una buena tanda de luchas y peleas que os dejarán sin aliento. Nada de peleas cutres, aquí se nota que, una de dos, o hay más de un experto en artes marciales en el elenco (que es muy probable) o que todo está muy bien ensayado. Aunque yo me inclino más por la primera opción, por lo menos si nos referimos al protagonista, interpretado por el maravilloso Sato Takeru, quien hace una magnífica interpretación y demuestra un gran dominio de las artes marciales. No se me ocurre a ningún otro actor mejor que él para este papel. Es imposible no quedar fascinado por Kenshin, ese pequeño hombrecillo con una inesperada inocencia y torpeza que se transforma en un fiero guerrero cuando la situación lo exige.

En esta película tendrá que luchar contra el temido Shishio Makoto, un antiguo samurai que no parará hasta destruir al gobierno actual y acabar con la nueva Era de la manera más brutal posible. En mi opinión este hombre está un poco mal de la cabeza después de tanta pelea, de tantas traiciones y de tanta guerra. Pondrá a Kenshin en una encrucijada y le llevará a debatirse entre seguir con su resolución o promesa de no volver a usar su espada para matar o hacerlo para defender la estabilidad del país y de la gente a la que quiere.

Hay muchísimos personajes y todos ellos fantásticos, aun así no me detendré en ellos, solo sabed que cuentan con un gran reparto y elenco y que las actuaciones son sublimes. Por supuesto que no todo es perfecto y maravilloso, todos sabemos como actúan los japoneses y lo exagerados que son en algunas cosas, o mejor dicho, exageran en algunas situaciones (o por lo menos a mi me lo parece), como Sano, amigo y compañero de Kenshin, este personaje es el, digamos, “tonto” del grupo, el más bruto y el que lo exagera todo.  Por no hablar de los hombres “voladores” que hay en toda película asiática de guerreros, afortunadamente aquí no se pasan mucho. Pero curiosamente esa exageración también es el encanto que le dan los japoneses a sus creaciones.

Esta película, o mejor dicho, estas películas, nos hablan sobre el ideal de un hombre arrepentido y avergonzado de su pasado, un pasado que conlleva un gran peso sobre sus hombros, su arrepentimiento y la redención que desea conseguir por aquellos contra quienes luchó y mató por una supuesta paz. Un hombre que está decidido a no volver a matar y a conservar esa paz que tantas vidas se llevó por el camino. Por supuesto no será nada fácil de conseguir, el mundo no está dispuesto a dejar de lado las guerras tan fácilmente. Y, aunque no es mucho, también tenemos un poquito de romance o al menos una insinuación poco sutil a este. Por todos es sabido que lo que sienten Kenshin y Kaoru no es una simple amistad.

Nadie dijo que cambiar el mundo fuera a ser fácil y Kenshin se da cuenta de ello en esta película, donde sus principios se tambalean por las presiones a las que es sometido y, como él mismo dijo… sólo soy un hombre con unas ideas tontas en la cabeza”. ¿Será suficiente un solo hombre para cambiar el destino de todo un país?

Por supuesto, la película se queda en lo mejorcito. Vamos que nos dejan al borde de la silla y con los nervios a flor de piel. Compadezco a aquellos que vieron esta película en el cine y tuvieron que esperar meses para ver la continuación. Yo por mi parte, veré la tercera y última secuela de esta trilogía en cuanto pueda (mañana mismo si es posible). Y si vosotros sentís curiosidad por esta maravillosa historia, no lo dudéis ni un segundo más e ir a por ella, os la recomiendo enormemente 😉 Así que si habéis visto la primera película y todavía no veis la segunda, ¡no sé a qué esperáis!

 asia-team.net: Rurouni Kenshin: Kyoto Inferno (Descarga) (muy buena calidad)

doramastv.com: Rurouni Kenshin: Kyoto Inferno (online) (calidad más baja)

Y como soy así de buena gente, para aquellos que no hayan visto la primera película, por si os ha picado la curiosidad, aquí os dejo un link de descarga, ¡no os arrepentiréis! 😉

asia-team.net: Rurouni Kenshin (2012)

¡Dejad vuestra opinión en la sección de comentarios! Si la habéis visto comentad que os pareció en su momento y si no es así, ¡dejadme saber si os gustaría verla! Nos leemos en la próxima mis lectores 😀

The Princess’ Man (aka El hombre de la princesa)

  • Título original: 공주의 남자
  • Título en inglés: The princess’ man
  • Título en español: El hombre de la princesa
  • Episodios: 24
  • Género: Histórico, Drama, Romance
  • Estado: Finalizado

Sinopsis: Lee Se Ryung es la hija del Gran Príncipe Suyang (el rey eventual séptimo de la dinastía Joseon). A diferencia de las mujeres de su época, Lee Se Ryung tiene un carácter audaz e inquisitivo. Lee Se Ryung luego cae en un fatídico romance con Kim Seung Yoo el hijo del General Kim Jongseo, un enemigo jurado de su padre antes de su ascensión al trono.El Principe Suyang conspira en contra de Kim Jongseo, lo asesina y también a otros miembros de su familia,Kim Seung Yoo, después de muchas dificultades regresa a tomar venganza teniendo que enfrentar los sentimientos amorosos hacia Se Ryung. ¿Cómo terminará la historia entre estos dos desafortunados amantes?


OPINIÓN PERSONAL: Había oído hablar de este sageuk miles de veces y leí sobre él otras mil, pero nunca me había animado a verlo hasta ahora. No sé ni por dónde empezar. Tal vez por decir que es considerado como el Romeo y Julieta coreano y creo que con tan solo saber eso es una razón más que suficiente para plantearse verlo.

A pesar de que tiene cosas que no me han convencido del todo y al final me ha dejado con algunas dudas o, más que dudas, curiosidad por saber qué pasó con ciertos personajes, tengo que decir que no esperaba que fuera una historia tan fascinante. Ya no solo por la historia de amor que se cuenta, que por supuesto es uno de sus mayores fuertes, sino por la manera en la que te la plantean, desde dos puntos de vista completamente diferentes y, en mitad de todo ese revuelto de conflictos, traiciones y odio, se encuentran los protagonistas, prácticamente enemigos por naturaleza debido al enfrentamiento entre sus familias, que han caído en la desgracia de enamorarse el uno del otro condenándose ellos mismos a un gran sufrimiento. Y nosotros sufriremos con ellos de la misma forma, eso os lo puedo asegurar.

Dicho solo esto, sé que a muchos que conozcan bien la historia de Romeo y Julieta les parecerá muy similar, demasiado tal vez. Pues no os equivoquéis, todo posible parecido, intencionado o no, llega hasta ahí.

Lo primero que nos encontramos al empezar el primer episodio es una dramática escena, a algunos podría no gustarle el echo de que la historia comience con un gran spoiler, a mí personalmente me parece un incentivo para seguir viendo capítulos hasta descubrir cómo se llegará a la situación que nos mostraron al principio, al fin y al cabo al leer la sinopsis ya sabes un poquito lo que va a ocurrir.

Así pues, como ya he mencionado antes, en tan solo 24 episodios ocurren muchísimas cosas sobre las que resulta difícil mencionar a todas y cada una de ellas, por ello conozcamos un poco más de esta historia a través de algunos de sus personajes, quienes han resultado ser un elenco de lujo, tanto si son más buenos o más malos, no importa porque se disfruta con cada uno de ellos, unos te profesaran amor y otros odio, pero ninguno te dejará indiferente. Comencemos con los personajes principales:

Kim Seung Yoo, interpretado por Park Shi Hoo, es un profesor algo holgazán, despreocupado y mujeriego al que se le encarga dar clases a la princesa, a quien no le gusta recibir esas clases y siempre juega bromas pesadas a sus profesores, haciendo que estos renuncien. Es gracias a estas recién asignadas clases que Seung Yoo conocerá a Se Ryung, de la que se irá enamorando poco a poco sin saber de quien es hija. Así de simple es como comienza un tormentoso camino para estos dos. Kim Seung Yoo sufre un gran cambio en su personalidad tras la injusta muerte de su padre y tras ser traicionado por gente cercana a él y descubrir de quien es hija Se Ryung, la mujer que ama. Sufre tal calvario que se convierte en alguien sin alma, movido solo por su sed de venganza. Park Shi Hoo hace una brillante interpretación, es imposible no caer rendidita a los pies de Seung Yoo, ya sea por su picardía del principio o el alma en pena y ser  vengativo en el que se convierte después. Independientemente de cualquier escándalo que tuvo Park Shi Hoo, fuera cierto o no, para mí es un gran actor y este es el mejor drama que he visto de él hasta ahora, y espero que todavía tenga una gran carrera por delante.

Lee Se Ryung, interpretada por Moon Chae Won, es una joven de la nobleza algo distinta a las demás hijas de nobles, pues está determinada a aprender a montar a caballo, algo que a ninguna joven de alta cuna se le ocurriría jamás. Valiente, alegre y justa, así es ella. Al principio no quiere o no puede creer que su padre tenga intenciones de hacerse con el trono y lo defiende como cualquier hija haría. Termina perdidamente enamorada de Seung Yoo sabiendo perfectamente de quien es hijo, pero ignorando completamente la gravedad de la situación entre sus familias. Lee Se Ryung es, para mí, el mejor personaje que aparece. Es maravillosa y es la que más sufre de todos porque, a pesar de que Seung Yoo es objeto de odio y de quien se quiere deshacer todo el mundo, Se Ryung es quien tiene que elegir entre su padre o el hombre a quien ama. Sufrí mucho por ella porque se encontraba en una situación en la que, pasara lo que pasase, iba a sufrir muchísimo. Y lo da todo por él, por defenderlo, por ayudarle a hacer justicia y por amarlo, porque, si no fuera por ella, esta historia de amor habría acabado antes de que les diera tiempo a empezar algo.

Como podréis imaginar, la relación entre ambos es tormentosa y muy dramática, un amor que estaba condenado desde el principio y que fue juzgado por todos. A pesar de todos y de ellos mismos, lo que sienten el uno por el otro es más fuerte que cualquier situación y persona y no podrán resistir estar separados. Pero, ¿logrará este amor vencer todas las dificultades?

No obstante, The Princess’ man no solo es una apasionante y dramática historia de amor, también es un magnífico drama histórico que nos cuenta lo que un hombre es capaz de hacer con tal de llegar al trono, es un sageuk en todo su esplendor, una joya para todos aquellos que amen este género.

Una de las cosas que más me gustó en cuanto a sus personajes es que el padre de Se Ryung, el príncipe Suyang, a pesar de ser el culpable de muchas muertes, pude ver algún atisbo de humanidad. Pude ver culpabilidad en él. Es un hombre que codicia el trono sin darse cuenta de que ya lo tiene todo y, a pesar de la situación que vive su hija predilecta, Se Ryung, no cambia su actitud y llega a ser muy cruel con ella, a quien siempre la he considerado como el pepito grillo personal de Suyang. Por culpa de su codicia llegará a perder aquellas cosas de las que había olvidado su importancia. Me gustó también el final que tuvo, no el que yo me esperaba pero sí, tal vez, el más adecuado para que todo encajara bien en su sitio y no puedo dar más detalles si no queréis ningún spoiler 😉

A quienes no quiero dejar de mencionar es a la pareja secundaria de este drama. Una pareja secundaria formada por la princesa Kyung Hye y Jung Jong, uno de los mejores amigos de Seung Yoo, de la que es imposible no encariñarse. Ambos personajes son esenciales en la historia, lo que más me gustó de Kyung Hye, a quien al principio malinterpreté, es que ella y Se Ryung, que por cierto son primas, empiezan siendo amigas y, al final de la historia, lo son incluso más, tras haber pasado por muchos altibajos, eso sí. Muchas veces la amistad entre mujeres que aparece en los doramas queda rota por algún hombre, la envidia o alguna desafortunada situación y me parece precioso que ellas conserven su amistad a pesar de muchas cosas.

Otra gran amistad es la de Seung Yoo con Jeong Jong y Shin Myun. A pesar de las disputas entre sus padres, siempre se mantuvieron al margen de estas. Aunque Shin Myun fue un personaje al que nunca llegué a comprender y quien me sacaba siempre de quicio, su lógica me resultaba incomprensible y simplemente no podía con él.

Y aquí viene la pregunta del millón, ¿hay o no final feliz? Sé que a muchos les gusta saber si se encontrarán con un final feliz o no tras soportar tanto sufrimiento, porque quien se decida a ver este sageuk que se prepare bien la mente y el corazón porque lo va a pasar muy mal, yo lloré a lágrima viva. Pues bien, lo único que diré es que creo que no pudo haber un final mejor para este drama, después de todo lo que pasa, que es mucho, acabarlo de otra forma más perfecta habría sido un error, porque no habría sido realista. No quiero decir mucho más para no fastidiar a nadie el final, pero a mí me gustó bastante aunque eso sí, no me lo esperaba de esa manera, no después de todo lo que tienen que pasan por un ideal. Algunas muertes me parecieron innecesarias y otras muy dolorosas, pues como ya he dicho antes es muy fácil de encariñarse con algunos personajes.

De lo que no hay duda es de que todo aficionado a los doramas no puede perdérselo, creo que es imprescindible de ver. Por ello yo lo tengo en mi exclusiva colección de dramas descargados y para aquél o aquella que también lo quiera descargar, aquí dejo el link junto con otro de visionario online:

Descarga: The Princess’ man

Online: The Princess’ man

Si ya habéis visto este dorama decidme, ¿qué os pareció en su momento? ¿Os conquistó de la misma manera que a mí? ¡No dejéis de compartir vuestra opinión! Os espero en la próxima entrada, besitos ❤

¿Qué significa realmente ser una Geisha o Gisaeng?

49cfaf3a078fcee66279cc38ffa1fab8

Debido, principalmente, a películas y series, muchos somos conscientes de que una vez existieron las llamadas Geishas y Gisaeng, pero muy pocos conocen lo que verdaderamente suponía ser una de ellas y muchos (demasiados) confunden este término con lo que antiguamente era ser una prostituta. Y por la exasperación que eso siempre me ha provocado, me he sentido en la obligación de hacer esta entrada para explicar lo que verdaderamente significaba ser una Geisha y ser una Gisaeng.

Al pertenecer a diferentes países y culturas, debe ser explicado por separado ya que, a pesar de ser esencialmente muy parecidas, no dejan de ser dos términos independientes el uno del otro.

1. GISAENG

a9f116d2b76a8cd19939c48769e26761Las Gisaeng o 기생, también llamadas Ginyeo (기녀), eran mujeres coreanas dedicadas al entretenimiento. Muchos tienen en mente que las Gisaeng eran simples prostitutas que vendían su cuerpo para sobrevivir. Cuan equivocados están, primero que nada, no todas las Gisaeng eran prostitutas.

Las Gisaeng eran artistas dedicadas a entretener a los nobles y reyes y para ello eran concienzudamente entrenadas en las bellas artes, así como la música y la danza, en la medicina y la costura, la poesía y la prosa. Incluso eran empleadas para entretener a visitantes dignatarios de China y Japón.

Su primera aparición fue en la Dinastía Goryeo y, a pesar de todo el entrenamiento que recibían en todas estas artes, las Gisaeng estaban situadas en el último escalón de la sociedad, teniendo el mismo nivel social que los esclavos.

Existían muy pocas maneras (y muy difíciles) para poder dejar de ser una Gisaeng, en cambio, hay muchas formas de convertirse en una. Esclavas que eran vendidas, condenadas a prostituirse por su baja condición social, hijas de Gisaeng que heredaban el estatus de su madre e incluso algunas hijas de aristócratas se convertían en Gisaeng como castigo por violar las estrictas normas sexuales del período Joseon.

Como podréis imaginar, la vida de una Gisaeng era muy difícil. Eran educadas de la mejor manera, abriéndose incluso escuelas gisaeng. Sin embargo, el aprender grandes conocimientos no evitaba la condena de ser vistas como lo más bajo de la sociedad. Aún así, ha habido durante la historia coreana grandes mujeres Gisaeng que llegaron a jugar un papel muy importante, aunque eso no fue suficiente para recordar sus nombres, algunos si han pasado a la historia como lo fueron Hwang Jin Yi, música e intelectual de Gaeseong, quien fue interpretada por la maravillosa actriz Han Ji Won en el k-drama histórico que lleva su nombre; Non Gae, recordada por asesinar a un general japonés en la batalla de Jinju; Eowudong, escritora, poetisa, político, bailarina, artista, académica, pintora y filósofa del siglo XV; y Kim Ja-Ya, la última kisaeng entrenada de la manera clásica en Corea del Sur.

Hay muchas referencias a las Gisaeng en los dramas históricos, y en muchos de ellos hay alguna Gisaeng que juega un papel bastante importante pero, lo que no falta en ninguno de ellos es la referencia a su dominio en las artes. En esta escena del k-drama histórico Gu Family Book, podemos ver un ejemplo de ello. La calidad no es muy buena pero aun así sigue siendo impresionante.

2. GEISHA

Una Geisha o 芸者es, al igual que las Gisaeng, una artista tradicional japonesa, cuyas labores consistían en entretener a los aristocráticos en fiestas, reuniones o banquetes tras haber recibido un aprendizaje que podía ser tanto desde los 15 años como desde la infancia.

Para sorpresa de muchos, sabed que las Geishas originalmente la mayoría eran hombres. Las geishas usaban sus habilidades en distintas artes japonesas, música, baile, y narración. Las Geisha masculino comenzaron a declinar, y para el 1800 las Geisha femeninas (conocidas originalmente como onna geisha, literalmente ‘geisha mujer’) los superaron en número, y el término “geisha” comenzó a usarse para referirse a las mujeres con habilidades para el entretenimiento. Durante su niñez, las Geisha a veces trabajaban como criadas o asistentes de las más experimentadas, y luego como aprendices de Geisha. Durante su primer mes de entrenamiento solo se dedicaban a observar y adaptarse; tras ello se celebraba una ceremonia en la cual se emparejaba con una onee-san que se convertiría en su mentora y guía durante su aprendizaje en el karyukai (algo así como la casa de Geisha), haciendo todo lo posible para que fuera famosa, talentosa y respetada.

Por increíble que parezca y a diferencia de Corea del Sur, todavía existen las geishas. Parece un poco extraño pero en ciudades como Kioto se mantiene una importante tradición de las geishas. Sí, existen las geishas modernas, son una realidad que muy pocos conocen y siempre ha existido cierta confusión, especialmente fuera de Japón, sobre la naturaleza de la profesión de las geishas. Esta confusión se ha complicado debido a la comparación con las oiran (cortesanas de muy alto rango que sí ejercían la prostitución o, dicho de una manera más elegante; instruidas en el arte del placer sexual), por ello siempre se ha insistido en apartar la idea de que una Geisha se vendía su cuerpo, aunque eso no quiere decir que no coquetearan. Aun así, el debate sigue en la mesa, sobre todo después de publicarse la novela Memorias de una Geisha, con la que el debate de si las geishas vendían su virginidad o no aumentó, creando una gran polémica.

Lo único que está claro es que nadie se pone de acuerdo en este tema,  así que nos otros nos limitaremos a apreciar lo que sí sabemos, que tanto las gisaeng como las geishas lograron dominar todas las artes de forma extraordinaria y, aunque pocos las llegaron apreciar verdaderamente como se merecían, a mí me gusta recordarlas de una forma… distinta a como la mayoría (sobre todo en occidente) las conoce, tal vez algo idealizada, pero realmente bella.

Escena de MEMORIAS DE UNA GEISHA: Danza de Sayuri

¿Qué os ha parecido esta entrada? ¿Qué pensáis sobre la labor que desempeñaban las gisaeng y las geishas? ¡Si os ha gustado no olvidéis dejad vuestra opinión!

Shine or go crazy

    • Shine_or_Go_Crazy-p1 Tígulo original: 빛나거나 미치거나
    • Título en inglés: Shine or go crazy
    • Título en español: Brilla o enloquece
    • Género: Histórico, Romance
    • Episodios: 24
    • Estado: Finalizado
    • Sinopsis: Una maldición impuesta sobre un príncipe y una princesa de dos naciones diferentes durante la era de Goryeo entrelaza sus destinos y contribuye al surgimiento de una nueva nación. Wang So es un príncipe de Goryeo al que marginan y mantienen alejado de su legítimo lugar en el trono a causa de una profecía que anuncia que hundirá a su nación en un río de sangre. Shin Yool es la última princesa de Balhae. A causa del fatídico destino que anuncia que se convertirá en luz de una nación diferente, Shin Yool escapa de una muerte cercana a manos de su propia gente y crece bajo la protección de Gang Myeong y Baek Myo, antiguos sirvientes reales. Una situación fortuita llevará a Wang So y Shin Yool a contraer matrimonio por un día, cambiando sus destinos para siempre.

OPINIÓN PERSONAL: Tengo una extraña relación con este k-drama, una especie de amor-odio. La verdad es que conforme lo iba viendo cada vez me gustaba menos pero aún así no podía dejar de verlo, ¿extraño, verdad?

Lo empecé porque hacía  mucho tiempo que no veía ningún drama histórico y me apetecía ver alguno, así que me decidí por Shine or go crazy. Lo que más me gusta de ver dramas históricos es poder aprender la cultura tradicional coreana e incluso a veces parte de su historia ya que muchos de ellos están basados en hechos reales, por ello siempre los empiezo con grandes expectativas. No obstante, a veces, como es el caso de Shine or go crazy, esas expectativas van desapareciendo poco a poco.

Y es que hubo muchas cosas que no me gustaron y muchas otras que habrían sido mejor hechas de otra forma.

Para empezar, tenemos un “triángulo” amoroso compuesto por el príncipe Wang So (Jang Hyuk), la última princesa de Balhea Shin Yool (Oh Seo Yoon) y la princesa Yeo Won (Lee Ha Nui). O al menos eso pensé al leer la sinopsis y al empezar el drama. Luego resultó que de triángulo amoroso tenía poco, el verdadero triángulo lo formaban Wang So, Shin Yool y el príncipe Wang Uk (Im Joo Hwan), que termina enamorándose de Shin Yool (algo bastante evidente desde el principio). Y esta es una de mis grandes decepciones con este drama. Yo esperaba un dramático triángulo amoroso junto a las dos princesas que, en mi opinión, habría sido lo más lógico por eso de que ambas han nacido bajo no sé qué estrella.  Pero no podría haber estado más equivocada, de hecho creo que con quien menos interactúa Wang So en todo el drama es precisamente con la princesa Yeo Won, y eso que es su esposa.

Una gran decepción, como ya he mencionado, ¿por qué? Porque por primera vez después de tres largos años viendo doramas quería que el protagonista se quedara con la tercera persona en discordia, es decir, con la princesa Yeo Won.

La princesa Yeo Won, interpretado por la ex Miss Corea Lee Ha Nui (y de la cual me declaro fan incondicional), resulta ser, en mi opinión, el personaje más interesante y con más personalidad de todos. Al principio de la historia, Yeo Won resulta ser mala malísima. Fría, calculadora, sin escrúpulos y dispuesta a hacer cualquier cosa para lograr sus metas, todo ello bajo una inquebrantable elegancia. Maravillosa. Toda una femme fatale de la era Joseon. Pero a pesar de todo eso, conforme avanza la historia, te das cuenta que ella también tiene su propio corazoncito y su propio sufrimiento. Se va haciendo un poco más humana y descubres el por qué de su comportamiento. Una lástima que no le hayan dado más protagonismo.

Al lado de un personaje tan maravilloso como este, los protagonistas dejan mucho que desear.

Shin Yool es mi segunda decepción. Resulta ser la típica protagonista de un drama histórico; alegre, con una bondad al nivel de Teresa de Calcuta y con un trágico pasado. Para mí fue un personaje simple, muy plano, sin trasfondo y demasiado predecible.

En lo que se refiere a Wang So, tengo sentimientos encontrados. Es interpretado por el maravilloso Jang Hyuk y pasé muy buenos momentos volviendo a oír su risa tan particular y contagiosa, pero, quizá porque tenía demasiado reciente Fated to love you, me parecía estar viendo a un Lee Gun con perilla y túnica.

Pero lo peor de todo y más decepcionante fue la química que existía entre los protagonistas, completamente nula, en mi opinión. Si Shin Yool me parecía predecible y simple, la relación entre ella y Wang So era mucho peor. Wang So más que enamorado me parecía obsesionado y preocupantemente dependiente de Shin Yool, mientras que ella se mantenía distante e indiferente en demasiadas ocasiones, no importa que fuera por fuerzas mayores, hay un límite para todo.

Todo habría sido muy distinto con la princesa Yeo Won. Habría resultado un romance más dramático, más tormentoso (no olvidemos que Yeo Won no tenía muy buenas intenciones al principio, lo que habría dificultado un supuesto romance entre ellos), pero indudablemente habría sido más apasionado e interesante, uno de esos romances con los que da gusto sufrir.

Pero eso solo ocurrió en mi imaginación y puede que lo siguiera viendo precisamente porque tenía la esperanza de que la historia diera un giro de 180 grados.

Para mi gusto le faltó acción, la trama al final se hizo aburrida, sin grandes acontecimientos, la supuesta profecía y destino quedó en el olvido, los interrogantes alrededor de la familia de Shin Yool también quedaron en segundo plano, o más bien en tercero, en los últimos capítulos todo ocurre muy deprisa para llegar a un final bastante carente, de hecho para mí Shine or go crazy es como una gran introducción para lo que debería haber sido la verdadera historia… y que no fue. Sin lugar a dudas borraría los últimos minutos del último capítulo.

Definitivamente carece de muchas cosas y no se encuentra entre mis dramas favoritos.

Para quién se anime a verlo aquí dejo dos links de diferentes webs, como siempre:

En viki.com: http://www.viki.com/tv/25665c-shine-or-go-crazy?q=shine%20or%20go

En doramastv.com: http://doramastv.com/drama/shine-or-go-crazy/

Queen In Hyun’s man (aka 300 años de amor)

  • images Título original: 인현왕후의 남자
  • Título en inglés: Queen In Hyun’s man
  • Título en español: 300 años de amor/ El hombre de la reinia In Hyun
  • Episodios: 16
  • Género: Histórico, Fantasía, Romance, Comedia, Drama
  • Estado: Finalizado
    Sinopsis: Kim Boong Do es un erudito que había apoyado el restablecimiento de la reina In Hyun cuando los esquemas de Jang hee bin dieron lugar a su ser depuesto y reemplazado por la reina consorte del rey Sukjong. Con la ayuda de un hechizo cuando está por morir en una pelea viaja 300 años en el futuro al Seúl moderno y allí conoce a Choi Hee Jin, una actriz sin nombre que está esperando un renacimiento en su carrera a través de su papel como la Reina In Hyun en un drama de televisión. Ella le ayudará a conocer la historia de su tiempo y a cambiar algunos eventos del pasado. Comenzarán a desarrollar fuertes sentimientos el uno por el otro pero, ¿podrá sobrevivir un amor suspendido en el tiempo?


OPINIÓN PERSONAL: Para mí, Queen In Hyun’s man es uno de los mejores k-dramas románticos que existen, o mejor dicho, uno de los mejores que he visto hasta ahora, lo que no es poco. Tanto es así, que ahora mismo me encuentro viéndola por tercera vez. Pero, ¿qué es exactamente lo que la hace tan especial?

Uno de los mayores atractivos de este drama es el concepto de “viajes en el tiempo”. Me arriesgaría a decir que se podrían contar con los dedos de una mano los k-dramas que tratan sobre viajes en el tiempo, un estilo muy poco explotado teniendo en cuenta lo mucho que suele gustar. Yo misma me considero una fanática de esta temática. Pero, sin duda, su mayor fuerte es el amor que surge entre dos personas de diferentes épocas, lo que nos augura un dramático amor lleno de dificultades, y eso nos encanta. Porque no hay nada como ver a dos amantes luchando con todas sus fuerzas por permanecer juntos.

Queen In Hyun’s man no es una excepción, el amor que sienten Kim Boong Do y Choi Hee Jin está condenado al sufrimiento, y los espectadores estamos condenados a sufrir con ellos. Es incontable las veces que Hee Jin sufre por la ausencia de su amado, con quien no se puede comunicar de ninguna manera y por quien teme que en cualquier momento pueda ser asesinado o no sea capaz de regresar al futuro. Es realmente admirable como ella puede soportar tanta angustia, no creo que cualquier persona fuera capaz de hacerlo y en comparación con Kim Boong Do, está en clara desventaja.

Profundizando más en ambos protagonistas, podríamos definir a Choi Hee Jin, interpretado por Yoo In Na, como una chica de la gran ciudad que sueña con convertirse en una reconocida actriz. Alegre, descarada, algo alocada y ella misma se refiere incontables veces a sí misma como una chica poco inteligente. Yo personalmente le cogí un  gran cariño a este personaje, es verdad que a veces puede ser un poco tonta, o ingenua, pero es alguien que sabe lo que quiere y que lucha por ello con todas sus fuerzas, y eso es de admirar.

En contraposición, tenemos a Kim Boong Do, interpretado por el actor Ji Hyun Woo, un erudito que obtuvo el primer lugar en el examen de servicio civil. Es un personaje extremadamente inteligente, como pocos los hay, y no solo por su estatus como erudito, sino también es inteligente a la hora de enfrentar los sucesos que van ocurriendo, es uno de esos personajes difíciles de engañar, que resuelven los problemas en un visto y no visto, lo que a mí personalmente me encanta, porque no hay nada peor que tener un protagonista que no se entera de nada de lo que pasa a su alrededor.

Pero sin lugar a dudas el mayor encanto de Kim Boong Do son esos aires de casanova que tiene. Carisma, como dirían los coreanos, carisma que va esparciendo a diestro y siniestro. Ahí donde lo ves todo serio, con la resolución de hacer justicia en un mundo donde priman las traiciones y los engaños, Kim Boong Do llega al futuro y resulta ser todo un galán, algo que Hee Jin nos recuerda a nosotros y a él mismo cientos de veces.

En cuanto a los personajes secundarios, tenemos a la amiga y manager de Hee Jin, Jo Soo Kyung (Ga Deuk Hi), quien intenta poner a Hee Jin con los pies en la tierra y quien se pone en contra en varias ocasiones del romance entre Hee Jin y Kim Boong Do, principalmente porque le parece una persona extraña y desconfía bastante de él. Es un personaje con mucha racionalidad, que no se entera de nada de lo que pasa alrededor de Kim Boong Do y eso le frustra y le hace sospechar de él.

Por otro lado tenemos al famoso actor Han Dong Min (Kim Jin Woo), ex-novio de Hee Jin. Es un personaje egocéntrico, caprichoso, inmaduro e infantil que rompió con Hee Jin cuando consiguió su fama porque, según él, “no estaban a la misma altura”. A pesar de todo esto, le cogí un poco de cariño, ya que protagoniza varios momentos cómicos y al fin y al cabo, debajo de toda esa capa, se esconde el corazón de un buen chico. Incluso me dió lástima, porque comparándolo con Kim Boong Do, el pobre no tenía ningún atractivo.

Y por último tenemos a Min Ahm, interpretado por el reconocido actor Uhm Hyo Sup, digamos que el malo de la película. Es el ministro de justicia quién intentará acabar con Kim Boong Do y la Reina In Hyun. Por culpa de él, nuestros protagonistas sufrirán más de lo debido.

En cuanto al amor de nuestros protagonistas, a parte de ser todo un suplicio en cierta forma, es un amor puro, verdadero y que protagoniza momentos verdaderamente preciosos y envidiables. Preparaos para vomitar algodón de azúcar, porque Queen In Hyun’s man es un primer y segundo plato de cursilería con postre de ñoñería. Se nota la gran química que hay entre los dos actores, y no es de extrañar ya que este amor traspasó la frontera de la fantasía para convertirse en realidad, pues ambos terminaron por estar juntos en la vida real.  Una lástima que el amor se acabara entre ellos.

Resumiendo, Queen In Hyun’s man es un drama que te hará reír y llorar a mares, que te derretirá con su romance y que no podrás olvidar en mucho tiempo. Así que si perteneces a ese pequeño grupo de personas que todavía no lo ha visto, ¡a qué esperas!

Y para vuestra comodidad, aquí tenéis dos links de distintas webs:

En viki.com: http://www.viki.com/tv/7823c-queen-in-hyuns-man

En doramastv.com: http://doramastv.com/drama/queen-hyuns-man/