Jeju Loveland, ¿el lugar ideal para celebrar San Valentín?

jejuloveland

Corea no deja de sorprendernos con sus costumbres, sus celebraciones, su música y su cultura. En esta ocasión vamos a viajar a un lugar lleno de excentricidad, falto de pudor y que, como mínimo, nos va a dejar con la boca abierta, yo todavía no salgo de mi asombro. Si eres una de esas personas que tan solo de escuchar la palabra sexo se pone colorado y le entra el pudor repentino, será mejor que prepares tu mente y tu corazón, no vaya a ser que te dé un mini infarto, pues te aseguro que la imagen de cabecera será lo más puro y casto que vas a ver en este post.

Que su nombre no te engañe, Jeju Loveland no es un lugar que le haga homenaje al amor, no, nada de eso. Este lugar que, estoy segura, te resultará que menos que peculiar, se trata de un parque sexual. Cuidado con las mentes sucias, lo que realmente es Jeju Loveland es un parque en el que se combina el arte y la sensualidad. Este parque situado al norte de la isla Jeju, isla que tan bien conocemos aquellos que vemos dramas coreanos, se encuentran 140 esculturas de 20 artistas diferentes basadas en el erotismo.

Lo interesante de este lugar no solo se encuentra en la temática que tratan sus esculturas, sino todo lo que rodea a estas. Como puedes ver en la imagen, llama mucho la atención lo realistas que resultan las expresiones faciales de las estatuas, lo detallado que está en su rostro el placer. Otra de las cosas que debes saber sobre este lugar y sus estatuas es que algunas de ellas representan personajes mitológicos occidentales, por ejemplo hay una en la que se puede ver a una mujer teniendo relaciones con un fauno, personaje de la mitología romana mitad hombre mitad cabra. Otro aspecto muy importante que hace de este un lugar todavía más interesante es que cualquier visitante puede interactuar con cualquier estatua, algo crucial para el éxito del que está gozando este parque.

 Todas las estatuas de Jeju Loveland son explícitas, aunque hay algunas más conceptuales, lo cierto es que no dejan de tener una connotación sexual. Fetiches, prácticas sexuales poco convencionales, tríos, posturas imposibles…  ¡hasta las señales tienen connotación sexual! Todo eso y más es lo que podemos encontrar en este parque erótico.

Incluso escoger el momento para visitarlo es importante ya que, al caer la noche, las estatuas se iluminan, y cada una de ellas cuenta con una iluminación especial dándole un enfoque distinto, por ello el paseo nocturno se vuelve más interesante.

No sé si Jeju Loveland es el lugar más indicado para pasar el día de San Valentín, probablemente sea una opción muy interesante, sea como fuere, lo que sí es verdad es que este parque es un lugar al que, si tienes oportunidad, debes ir sin dudarlo, pues estoy segura de que nunca has visto nada así expuesto de manera tan natural, despreocupándose de los prejuicios, un sitio en el que seguro te reirás y del que podrás presumir y sorprender a mucha gente enseñando las fotos de recuerdo. Ya que yo aquí no puedo expandirme todo lo que quisiera, no puedo poner muchas más fotos, aun así te animo a que busques alguna más y te dejes sorprender todavía más por este lugar tan peculiar, es tan fácil como poner Jeju Loveland en tu buscador y te saldrán más imágenes. Yo, por mi parte, no puedo evitar finalizar este post de la siguiente manera…

Ahjummas interactuando con una estatua.

Si te ha gustado este post, ¡estoy segura que el Museo del retrete también te fascinará! ¿Todavía no lo conoces?

PD: Quiero dar las gracias a Zillah, quien me informó de la existencia de este lugar. Si tú también quieres que hable de algún lugar de Asia, alguna película, algún dorama… lo que sea, ¡no dudes en  pedírmelo!

¡fELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN!
¡gRACIAS POR LEer!

 

¿Cómo se celebra Halloween en Asia?

La fiesta de Halloween está a la vuelta de la esquina y, a pesar de ser una celebración que nació en Estados Unidos, hace ya bastante tiempo que se expandió por el resto del mundo y, como no podía ser de otra forma, en Asia también se instaló. Hoy te voy a hablar sobre cómo se celebra en este continente esta festividad pues, aunque no lo parezca, los asiáticos tienen su propia forma de celebrarla, ¡conozcamos esas peculiaridades juntos!

En la cultura de cualquier país, ya sea de Asia, de Europa, de África o de América, existen leyendas y tradiciones para honrar a los muertos, a los seres queridos que ya nos han dejado y han cruzado al otro lado. Es por ello que, en cada país o en cada cultura, existen diferentes tradiciones para honrar a los muertos que se han fundido con la fiesta de Halloween, una fiesta que hace no tanto tiempo nos era ajena y extraña. Por esa razón, iremos descubriendo cómo se celebra Halloween en Asia, país por país.

Japón

La fiesta de Halloween en Japón ha tenido un gran auge en los últimos años, y es que desde siempre a los japoneses les ha encantado eso de disfrazarse, como muy bien sabrán todos aquellos que conozcan la cultura del cosplay. En esta afición, los japoneses nos demuestran día a día lo bien que se les da disfrazarse, yo casi lo consideraría un don que solo ellos poseen. Halloween se ve afectado en gran medida por el cosplay y, aunque a veces no tenga nada que ver con la temática de esta festividad, a los japoneses les importa más bien poco y aprovechan para hacer cosplay de sus mangas o animes favoritos y, la verdad sea dicha, creo que consiguen una maravillosa combinación de tradiciones.

Otra de las peculiaridades que nos podemos encontrar por las calles de Tokio en estas fechas, en cuanto a los disfraces, son el estilo de las distintas tribus urbanas que hay en japón. Estas tribus, muy distintas unas de otras, ven su oportunidad de oro en una fiesta como Halloween, y aprovechan el momento para deleitarnos a todos con su fascinante vestimenta, tan peculiar y distinta a cualquier disfraz que podamos encontrar en otros continentes como Europa o América. Ni que decir tiene que también podemos encontrar los típicos disfraces de Halloween que todos hemos visto o nos hemos puesto alguna vez, pero eso no nos llaman tanto la atencion como los que acabamos de mencionar. La verdad es que tiene que ser todo un espectáculo caminar por las calles de la ciudad en el pleno apogeo de Halloween y ver a la gente enfundados en sus fascinantes trajes, unos más elaborados, otro más simples, pero sin lugar a dudas originales. Pero no todo se reduce a salir por la calle disfrazado, en Japón todos se dejan contagiar por el espíritu halloweenero (esta palabra me la acabo de inventar pero no pasa nada, ¿verdad?), de tal manera que las calles, las tiendas e incluso los templos y santuarios son decorados. Y es que los japoneses fusionan sus propias creencias acerca de la famosa noche de las brujas y el halloween occidental, así que con esta combinación se hace en el famoso cruce Shibuya una especie de convención, donde todas las personas van con sus respectivos disfraces o cosplays de los que hemos hablado anteriormente y se dejan ver ante el mundo.

COREA DEL SUR

Ha diferencia de Japón, en Corea la fiesta de Halloween no está tan arraigada, aunque sí que es verdad que en estos últimos años ha habido una proliferación de coreanos que la celebran, pero no llega a ser nada comparado con lo que sucede en Japón. Son muy pocos los que se disfrazan, aun así podemos ver algunos pocos que se atreven o simplemente que les gusta disfrazarse, y se pasean por las calles de Seúl, luciendo sus impresionantes trajes. Porque, aunque son pocos los que lo hacen, hay que decir que ponen todo su empeño en ello y están atentos hasta al más mínimo detalle, dando un resultado fascinante, como bien se puede apreciar en las imágenes que vamos adjuntando. Y es que, si vas a hacer algo, hazlo bien o ni te molestes en hacerlo.  Claro que, al tratarse de una culutra diferente, los coreanos les gusta disfrazarse de criaturas místicas de su propia tradición, como sería, por ejemplo, el gumiho (구미호) o  zorro de nueve colas, siempre dando a sus disfraces ese toque coreano o asiático que, a mí personalmente, tanto me gusta. Pero todo esto no es más que el resultado de la afición de algunas personas a esta festividad, en realidad, en Corea, el 31 de octubre es un día como otro cualquiera. Por supuesto que el mundo de los idols es punto y aparte. Debido a la gran internacionalidad que tiene el kpop hoy en día, los idols suelen compartir en los días cercanos o el mismo día de Halloween fotos de ellos disfrazados, o en alguna fiesta privada o incluso en algún especial Halloween. Ellos disfrutan como niños y nos hacen disfrutar a nosotros viéndolos a ellos y ellas transformados en otros personajes.

CHINA

Al igual que en Corea, en China la fiesta de Halloween no es celebrada por demasiada gente. A no ser que nos traslademos a grandes ciudades como Beijing,  Shanghai y Guangzhou, no seremos capaces de ver mucho movimiento. Serás capaz de ver las calabazas típicas, la decoración de fachadas de las tiendas e incluso los supermercados vendiendo productos occidentales de halloween, pero no encontrarás hordas de niños chinos tocando a las puertas para pedir dulces.  En Hong Kong, en cambio, se tiene la creencia de que los espíritus vagan por la tierra la noche del 31 de octubre, y para guiarlos queman fotografías de frutas o dinero, creyendo que las imágenes llegaran al mundo del más allá, trayendo consuelo a los fantasmas. Esta celebración tiene el nombre de Yue Lan que, si lo tradujéramos a nuestro idioma, sería algo así como el Festival de los Fantasmas Hambrientos. Este festival no es una celebración a modo de fiesta divertida, como lo es Halloween, sino que en realidad es un momento del año en el cual los ciudadanos tienen la oportunidad de conectar con sus seres queridos que han fallecido, haciendo regalos a sus espíritus para que se encuentren más cómodos y contentos en el más allá.

En cada uno de estos países hay una celebración para honrar a los muertos que no coincide con el 31 de octubre; en Japón es el llamado Obon u O-Bon (o simplemente Bon), traducido como Festival de los ancestros; en Corea del sur se rinde homenaje a los muertos en el festival Taeborum o Gran Luna; por último, en China, existe el festival llamado Qingming para honrar a los ancestros.

En España tenemos el llamado Día de Todos los Santos, que se celebra el 1 de noviembre, ¿cómo honráis en tu país a los muertos? ¿Cómo se celebra Halloween en tu país? ¡Compártelo con todos!

Museo del retrete en Corea del Sur

Hoy nos transportamos a la ciudad de Suwon, una localidad muy cercana a Seúl, capital de Corea del Sur, donde existe uno de los lugares más peculiares que jamás hayáis podido imaginar. Hablamos sobre un museo, o parque temático, que está dedicado al mundo de los retretes, los inodoros, los váteres y todo lo relacionado a ello, como las heces o las aguas menores. Su nombre oficial es Mr. Toilet House y es el primer museo en el mundo dedicado al retrete. Fue inaugurado en el verano de 2012 y en pocos meses se convirtió en un gran éxito, arropado tanto por el público como por la crítica.

Toda esta fiebre del retrete tuvo su nacimiento en un solo hombre llamado Sim Jae-duck, más conocido como Mr. Toilet (de ahí el nombre oficial del museo), quien fue durante un tiempo alcalde de Suwon e impulsó y dirigió en los años 80 una exitosa campaña para la renovación del sistema sanitario de la ciudad, de ahí su extravagante apodo.

Cuenta la leyenda que el señor Sim o Mr. Toilet nació en un baño antiguo de estilo coreano que pertenecía a su abuela, por lo que siempre se ha dicho que su vida estuvo ligada a los inodoros desde su nacimiento. El señor Sim, quien murió en 2009 a los 70 años, saltó a la fama por ofrecer baños a los aficionados de la Copa Mundial en el año 2002, año en el que Corea del Sur fue el país anfitrión de dicho evento. El señor Sim fundó una organización llamada Mr Toilet Sim Jae-duck Foundation, cuya misión es la de difundir los beneficios de los baños por todo el mundo, así como romper los prejuicios que se puedan tener con este tema.

Empeñado en lograr su objetivo, Mr. Toilet donó a su muerte su casa particular con el deseo de que fuera convertida en un museo del váter, en un parque temático del inodoro, donde todo tiene que ver con el mundo de los retretes, desde sus jardines llenos de figuras en plena llamada de la naturaleza donde podemos encontrarnos tradicionales letrinas coreanas, inodoros europeos y la escultura de La Fuente de Marcel Duchamp, hasta pequeños espacios reservados para los desechos humanos, tan admiradas por nuestros amigos asiáticos. Pero, por si eso fuera poco, la vista desde el aire de este museo del váter no es otra que la de un retrete gigante, sí, el edificio tiene forma de inodoro, hasta ese punto estaba obsesionado Mr. Toilet con los baños y retretes y la verdad es que lo que no le faltaba al señor Sim era originalidad pues no encontraremos nada igual en el mundo.

Vista aérea del Mr. Toilet House o Museo del retrete.

Aunque puede que a los adultos les resulte algo embarazoso o incluso incómodo, lo cierto es que los niños disfrutan mucho paseando entre los diferentes retretes y los murales extravagantes y sin duda resulta una experiencia única e inolvidable. Todo es acostumbrarse en esta vida y una vez preparados mentalmente con lo que nos vamos a encontrar, estoy segura de que todos llegaríamos a disfrutar como niños con este museo tan peculiar. Así que si tenéis la oportunidad de ir a Corea o ya estáis por allí, no dejéis de visitar tremendo lugar ¡y presumid de retretes con vuestros amigos!

¡Si os ha gustado Mr. Toilet House no os podéis perder el post dedicado a Modern Toilet, ¡un restaurante único en su especie! Y a ti, ¿te gustaría visitar este museo del váter? ¡Comenta que te ha parecido! 


Fotos obtenidas de Pinterest

Feng Shui, un arte milenario


Navegando anoche por Internet me topé con un blog de decoración llamado The Yellow Cactus en el que hablaban sobre el feng shui, de cómo hacer de tu hogar un lugar lleno de paz y armonía. Había oído hablar antes sobre el feng shui pero prácticamente me era desconocido, así que empecé a preguntarme sobre este arte milenario… ¿Qué es realmente el feng shui? ¿De dónde viene y en qué se basa? Y quedé tan fascinada con las respuestas a estas preguntas que aquí estoy hoy, escribiendo sobre él para que todos podáis conocer un poquito más sobre el feng shui.

[…] Cuando el Qi cabalga el viento se dispersa, cuando alcanza al agua, se detiene. Los antiguos podían concentrar el Qi y evitar que se dispersara, podían moverlo y detenerlo. Por eso lo llamaban feng shui. […] 

Esta es la definición de feng shui que podemos encontrar en el Zhang Shu, o libro de los sepulcros, escrito por Gou Pu durante la Dinastía Jin (276-324). Feng shui ( 風水) significa viento y agua, es un antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta que se basa en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de este una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan. En occidente es conocido como la geomancia china, el feng shui estudia el flujo de la energía o Qi ( 氣 que se pronuncia chi) en el paisaje para determinar cómo influyen en las viviendas y en las personas que las habitan. Para esto el feng shui observa las montañas y los ríos, la forma de los edificios, de las calles, de la distribución de los ambientes y las circulaciones en las casas y apartamentos, además de tener en cuenta los puntos cardinales y el flujo del Qi en el tiempo.

Pero, ¿qué es esto del Qi

El Qi es uno de los principios de la metafísica china en los que se basa el feng shui y es fundamental entender el flujo del Qi para comprender el secreto de este arte milenario.  El Qi es la energía primordial del universo, se vuelve útil cuando se puede concentrar e inútil cuando se dispersa. Es la energía de la vida, es la fuerza vital y esencial que anima todas las formas de vida del universo. El Qi es invisible, silencioso, sin forma, pero lo impregna todo y es capaz de traernos mejor salud y felicidad.

KUA FENG SHUI

Pa kua o ba gua.

Otros de los principios en los que se basa el feng shui es el la teoría de los Cinco Elementos, que nos dice que la energía de la Naturaleza, el Qi, se expresa a través de cinco elementos: el Fuego, la Tierra, el Metal, el Agua y la Madera. Debemos entender que estos elementos no solo se refieren a eso, los elementos, sino a todo lo análogo a estos, por ejemplo, el color azul se asocia al Agua, de modo que los colores pueden usarse en el contexto de esta teoría, y así con todo lo que haga referencia a, en este caso, el Agua.

El feng shui, como otras artes chinas, tiene su fundamento en el texto I ching, o libro de las mutaciones. Se basa en la interpretación de los trigramas o kuas  ( ☰ ☱ ☲ ☴ ☳ ☵ ☶ ☷). El arreglo llamado ba gua o pa kua (traducido literalmente como “ocho trigramas”) es el fundamento de todas esas escuelas chinas. Cada trigrama representa una serie de correspondencias: entre ellas, una orientación, una parte de la naturaleza, una parte de nuestro cuerpo, un miembro de la familia, etc. Las direcciones del compás se asocian a los cinco elementos que acabamos de mencionar (fuego, tierra, metal, agua y madera).

Los Cinco Elementos proporcionan la base formal para razonar las curas o soluciones del feng shui; es el fundamento de las fórmulas de la brújula, de la astrología y la numerología china, su calendario y su medicina.

Como dato curioso, sabed que estos trigramas que representan a los cinco elementos, los podemos encontrar en la bandera coreana, al menos alguno de ellos, lo que nos da una idea de lo impregnado que está el mundo oriental con estas teorías filosóficas que son tan antiguas y que, sin embargo, siguen hoy muy presentes en el mundo moderno, no solo en el oriental, sino también en el occidental, donde cada vez están más presente en la vida cotidiana de las personas, ya sea como un estilo de decoración o un estilo de vivir. No obstante, el feng shui ha sido muy criticado por muchas organizaciones dedicadas a investigar fenómenos paranormales, ya que está considerado una pseudociencia y despierta el escepticismo de muchos. Aún así, el feng shui sigue cautivando a la gente y sabed que existen dos grandes escuelas o dos teorías básicas de feng shui llamadas SAN-HE y SAN-YUAN, que mantienen vivo este arte. 

Este arte milenario es complejo, antiguo y muy extenso y denso. Podría pasarme horas hablando sobre este tema y no acabaríamos nunca, ya que el feng shui tradicional está asociado con muchas otras técnicas tradicionales chinas, yo solo he rozado la superficie de este arte. Sin duda queda mucho que hablar y aprender sobre este tema, pero creo que por hoy es suficiente.

Os confieso que he disfrutado mucho escribiendo este post. Me ha llevado un par de días terminarlo ya que he tenido que buscar mucha información sobre este tema del que no conocía prácticamente nada. Todo lo que tiene que ver con la cultura tradicional asiática me parece simplemente fascinante, siempre considero que está rodeada de mucho misterio e incluso misticismo, y eso  la hace muy atractiva para mí. Con el feng shui me ha ocurrido precisamente eso y admito que me he quedado con ganas de hablar de más cosas pero creo que habría sido demasiada información de golpe. Así que esperad por más temas relacionados con este porque me siento inspirada y con ganas de tratar más frecuentemente este tipo de temas.

Me gustaría que me comentarais qué os ha parecido este post, qué pensáis sobre el feng shui, si os parece interesante, si ya lo conocíais o es la primera vez que habéis oído hablar de él… ¡lo que sea que me queráis contar! Os dije que quería terminar a lo grande este maratón que, recordemos, es motivo del primer aniversario de este blog, y creo que lo he logrado. Los siete días ya se han acabado y con ellos el maratón queda concluido. Espero que hayáis disfrutado de todos los posts que he subido durante estos días. 

Pero me alegra comunicaros que este evento me ha traído de nuevo la ilusión y, con ella, las ganas y la inspiración para escribir. Tengo muchas ideas para nuevos posts así que, aunque el maratón haya finalizado hoy, no decaigáis, pues pretendo subir bastante a menudo nuevas entradas… me despido de vosotros mis queridos lectores, ¡sed felices! ❤

 

 

 

 

Especial: Mi primer dorama

¡Saludos gente! Hoy os quiero hablar sobre el primer contacto que tuve con el mundo de los doramas, un mundo que, como sabréis de primera mano, es difícil de entender al principio y resulta ser tan extraño como fascinante. En mi caso, esa primera vez no fue nada planeada, de hecho, he de confesar que me rehusaba a ver cualquier serie asiática, no recuerdo muy bien el porqué. Quien me ha visto y quien me ve.

Fue hace unos cuatro años y medio y lo recuerdo perfectamente. Por aquel entonces estaba más metida en el mundo de los manga, los anime y Japón, y prácticamente ni sabía que Corea existía, mucho menos Taiwán. Y es curioso porque  desde que era muy pequeña me ha atraído mucho todo lo que tenía que ver con la cultura asiática, pero era joven e inmadura y mi curiosidad por aquel entonces era frenada por otros intereses.

Pero un día el destino quiso que eso cambiara. Recuerdo que iba en busca de un anime que ver, y después de mucho buscar por fin encontré uno que me interesó. Pero tenía un gran problema… no podía soportar el tipo de animación que tenía ya que el anime era muy antiguo y el dibujo estaba viejo y desfasado, además de verse fatal y oírse aún peor. Frustrada, busqué desesperada por alguna solución y, ¡oh, sorpresa!, el anime tenía un live action, un dorama. Dudé mucho, pero al final me decidí a verlo, yo quería conocer la historia de ese anime y que el dibujo fuera tan horriblemente feo no me iba impedir el disfrutar de una buena historia.

Así que empecé a verlo y, como habréis supuesto, el dorama era japonés, así que cuando empecé a verlo me pareció lo más extraño del mundo porque estaba acostumbrada a ver única y exclusivamente a dibujos animados hablando en japonés y de repente me veía a personas de carne y hueso hablando y actuando de la misma manera. Fue muy raro, tuve que cambiar el chip y dejar de pensar que solo en los dibujos se hablaba así, y aunque tardé un poco en acostumbrarme, una vez que lo hice simplemente me pareció el mayor descubrimiento que había hecho… nunca antes. Me encontré disfrutando de la historia a pesar del evidente choque cultural, pero tan contenta y satisfecha quedé, además de llena de curiosidad, que en cuanto terminé el dorama fui corriendo a por la segunda temporada, porque sí, casualmente era uno de esos escasos doramas que tienen segunda temporada.

El dorama del que os estoy hablando es Hana Yori Dango, ese fue mi primer dorama y por ello le tengo un cariño especial (aunque solo a la primera temporada, la segunda no me gustó tanto, sobre todo el principio). Y después de ver ambas temporadas me dije, oye, ¿y por qué no probar alguna más? Y esa fue mi total perdición. Seguí con los japoneses del tipo Hana kimi (Hanazakari no Kimitachi e), dorama que me encantó, hasta que un día me topé con Coffee prince, y entré a otro mundo totalmente inexplorado para mí; los dramas coreanos, los k-dramas.

A partir de ahí ha sido un no parar. Por supuesto que al principio me chocaban muchas cosas, la principal el idioma y por supuesto algunos aspectos culturales y comportamientos del tipo aeygo. Pero poco a poco fui conociendo esta cultura y me fui enamorando de su idioma, hasta llegar a rozar la obsesión. Me fui abriendo a otros países como Taiwán y China de los que, confieso, todavía me queda mucho que explorar.

Y así fue como llegaron los doramas a mi vida y tanto ha sido y es la pasión que siento por ellos, que me llevaron a abrir este blog. Así que doy las gracias a ese antiguo y desfasado anime que tan horrible estéticamente me pareció, sin él no habría descubierto una de mis grandes pasiones.

Y esta es la historia de cómo me interesé por este mundo. Mi primer dorama fue completamente inesperado, no planeado, y dicen que las cosas no planeadas resultan ser las mejores experiencias. Espero que os haya gustado este pedacito de mi vida, me hacía ilusión contaros cómo llegué hasta donde hoy estoy. Me encantaría saber cuál y cómo fue vuestra primera experiencia en doramalandia ¡así que ya me la estáis contando!

No olvidéis que podéis seguirme tanto en TWITTER como en FACEBOOK para estar al día de mis publicaciones. Por hoy es todo, ¡mañana tendréis más noticias de mí, no olvidéis que el maratón continúa! Besitos

 

Universidad femenina Ewha de Corea

Hoy os voy a hablar de una de las universidades que se encuentran en Seúl, y os preguntaréis, ¿a qué cuento nos habla esta mujer de una universidad? Pues veréis, yo soy de las que piensa que una universidad no está solo ahí para ir a estudiar, una universidad también es el perfecto lugar para hacer turismo, ya que normalmente las universidades fueron fundadas hace años, siglos incluso, por eso las convierte en un lugar maravilloso qué visitar.

La Universidad femenina Ehwa fue fundada en el año 1886 por Mary Scranton, esposa de Scranton, un misionero norteamericano de la iglesia metodista, llegándose a convertir en la primera universidad femenina en Corea y, hoy en día, es la universidad femenina más famosa de todo el país. Ni que decir tiene que estamos hablando de una universidad privada. El nombre de la Universidad Femenina Ehwa, vien de “Escuela Ehwa”, nombrado así en el año 1887 por la emperatriz Myeongseong (reinado 1851 a 1895).

En esta universidad tan famosa se han graduado estudiantes que han sobresalido en la sociedad coreana; importantes médicos, abogados, consejeros delegados, Ministros de Legislación Gubernamental e incluso un primer ministro. También cuenta con el reconocimiento nacional de sus facultades de  Inglés, Literatura y Lenguaje, Historia, Sociología, Derecho, Educación, Matemáticas, Física, Ciencias Ambientales e Ingeniería. Una universidad de mucho prestigio, eso ha quedado claro, ¿verdad? Pero nada de esto me llama la atención lo suficiente como para escribir un post sobre ello.

Lo que me ha sorprendido de esta universidad tanto como para escribir sobre esta universidad ha sido su campus universitario. Sí señores, el campus. Y es que como no podría ser de otra manera, nuestros amigos coreanos se han superado una vez más y han tirado la casa por la ventana haciendo  un campus que, estoy segura de ello, no existe ninguno igual en el mundo. Hace relativamente poco se inauguró el Campus Complejo de Ewha, ECC, (Ewha Campus Complex), compuesto de 1 piso más otros 6 en el subsuelo, es el campus subterráneo más grande del país. La gran característica que tiene es poder desarrollar todas las actividades académicas y culturales en un sólo edificio. En el primer piso se encuentran las aulas, y en el subsuelo están la biblioteca, la librería, el café, el gimnasio, el cine…, entre otras instalaciones culturales. En estas imágenes  que pongo a continuación podéis ver de lo que hablo, la vista nocturna es especialmente hermosa, ¿no creéis?

Además, las calles de ésta universidad son famosas por las tiendas comerciales de moda. Desde la estación de metro de la Línea 2 hasta la entrada principal de la universidad, podréis encontrar tiendas de toda clase: tiendas de ropa, zapaterías, tiendas de accesorios, restaurantes, cafeterías, salones de belleza y un largo etc. Más que un campus de una universidad parece una ciudad dentro de otra. Sin duda es un lugar que no puede quedar sin visitar si alguna vez tenéis la oportunidad de ir a Corea y, ¿por qué no? Si tenéis pensado en ir a estudiar un tiempo allí creo que esta universidad podría ser una buena opción, tienen un plan de becas para extranjeros así que no perdáis la oportunidad si es lo que queréis. Desgraciadamente para mí, en España no hay grandes convenios entre las universidades españolas y las coreanas, pero si sois de latino américa creo que tenéis más suerte en ese tema, o eso tengo entendido.

En fin, sea como fuere, el tema es que Corea esconde lugares increíbles y únicos que son imprescindibles en vuestra lista de “sitios que visitar en Corea”. Hacía bastante que no os hablaba de ningún lugar de Asia y eso tengo que cambiarlo, si os gusta este continente, creedme cuando os digo que no hay vida suficiente para poder ver todo esos sitios tan maravillosos que esconden estos países.

¡Si os ha gustado este post no dudéis de comentarlo abajo! Y, por supuestísimo, si alguien ha tenido la suerte de visitar esta universidad, o cualquier otro sitio de Corea, ¡queremos saber cómo fue la experiencia! Recordad que el maratón conmemorativo del primer aniversario de este blog no ha hecho más que empezar. Si no os queréis perder nada ya sabéis que podéis seguirme tanto en TWITTER como en FACEBOOK para estar al día de todas las publicaciones que voy haciendo.

Nos leemos pronto mis queridos lectores ❤

Personajes 4D: raro, raro, raro

¡Comienza el maratón post!

Este es el primero de muchos otros post que voy a ir subiendo durante esta semana, ¡así que estad atentos durante estos días! Si no sabes de qué leches estoy hablando,        pincha aquí  para enterarte 😉

Algunos se preguntarán, ¿qué se entiende por personalidad 4D? Pues veréis, de vez en cuando, viendo algún dorama o drama, nos topamos con algún que otro personaje algo… fuera de lo común. Hablo de ese tipo de personaje que resulta ser todo menos normal, que al principio nos desconcierta, nos resulta extraño, a veces llegamos a pensar incluso que está un poco mal de la cabeza pero que, conforme van pasando los capítulos, le vamos cogiendo cariño, vamos disfrutando de sus locuras y terminamos por llegar a la conclusión de que, sea o no el protagonista de la historia, le da vida, es como si fuera el alma del dorama. Ese personaje excéntrico, raro, peculiar… eso es la personalidad 4D. Hoy vamos a conocer alguno de esos personajes tan peculiares, por no decir raros, que siempre terminan por dejar huella y que merecen tener un espacio en este blog. ¡Comencemos pues!

1. Jung Soo Young (The king of high-school life conduct)

Todo aquel que haya visto este drama sabe de lo que hablo. Soo Young es una mujer que intenta sobrevivir en el mundo empresarial como mejor puede contando con sus escasos estudios. Decir que es rara es quedarse corto. Tiene esa clase de personalidad que, a los ojos de la mayoría de las personas, resulta rara y eso hace que se aprovechen mucho de ella, sobre todo si le sumamos que es  más buena que el pan. Todo en ella es peculiar, hasta su forma de vestir, pero lo que me gusta de esta chica es que no le importa lo que los demás piensen de ella, de hecho yo creo que ni se da cuenta de que se sale de lo que se suele considerar “normal”. Además, es gracias a esa personalidad tan poco común que Min Suk se enamora de ella, así que no necesita cambiar absolutamente nada para llamar la atención de ningún hombre, todo lo contrario, Soo Young debería ser un ejemplo para todas las mujeres. Sin este personaje estoy segura que The king of high school no sería lo mismo.

2.Cha Seung Jo (Cheongdamdong Alice)

Recuerdo que este personaje me chocó mucho en su momento. Me acuerdo que me parecía que estaba loco de remate pero tal vez fuera porque todavía no llevaba mucho tiempo viendo doramas y puede que por eso me sorprendiera más al no estar acostumbrada a estos personajes. El caso es que este hombre al final terminó por conquistarme con esa locura suya y le cogí tanto cariño que ya llevo un tiempo queriendo ver otra vez este drama (por varias razones, eso sí) pero una de las grandes razones es este personaje. Y, como una imagen vale más que mil palabras… aquí os dejo un vídeo que enseña todo lo que me gustaría expresar por palabras.

3.Cheong Song Yi (You who comes from the stars)

Sinceramente, creo que esta actriz está sobrevalorada. Pero independientemente de si es mejor o peor actriz de lo que la mayoría de personas piensa, la realidad es que el personaje Cheong Song Yi es una mujer bastante excéntrica. Narcisista, egocéntrica y piena que es el ombligo del mundo, todo lo que se espera de una actriz que tiene esa tremenda fama, no obstante, no deja de tener un comportamiento un tanto peculiar que la mete en más de un lío. Tal vez se deba por su condición de super estrella o simplemente nació así, sea como fuere, Song Yi protagoniza bastantes momentos divertidos en los que no sabes muy bien qué hacer, si adorarla u odiarla, lo que sí harás serás reírte con ella… o de ella XD.

4.Kang Min Ho (Falling for innocence)

Y aquí tenemos a Kang Min Ho, uno de mis favoritos. Decir que es excéntrico es quedarse corto. Min Ho es mucho más que eso y en más de una ocasión ha dejado boquiabiertos a los que tenía a su alrededor por culpa de su comportamiento tan… peculiar. La verdad es que al principio del drama me caía hasta mal, era un egocéntrico, malvado y vengativo empresario al que solo le importaba la vengarse al precio que fuera. Luego fui descubriendo lo que este personaje verdaderamente escondía; una personalidad 4D de las más explosivas que he visto. ¡Me encanta!

5.Kim Shi Hyuk (She was pretty)

Shi Hyuk, a parte de ser más raro que un perro verde y vivir en su propio planeta, lo que también le pasa a este personajazo (el mejor de toda la serie en mi opinión) es que es muy tonto. Y con tonto no me estoy refiriendo a su coeficiente intelectual, sino a que es muy payaso, le encanta hacer bromas, el se lo pasa pipa gastando bromas a sus compañeros de trabajo, sobre todo a “Jackson”. Y a nosotros nos hacía partirnos de la risa siempre, sin él She was pretty habría sido un fracaso rotundo, eso está clarísimo.

BONUS: Bo Jin Yan (Love me if you dare)

A pesar de no haber terminado de ver este dorama, he visto lo suficiente para saber que aquí mi querido Jin Yan no es precisamente lo que se dice normal. Pero, a diferencia del resto de personajes que contiene esta lista, a Jin Yan no nos lo presentan como un excéntrico (que lo es), y peculiar personaje que nos hace reír con sus locuras, no. Jin Yan es raro, antisocial, narcisista, tremendamente inteligente y un inadaptado a la sociedad que no sabe cómo comportarse con la gente, no sabe ser “políticamente correcto” y eso le trae algún que otro problema. Es misterioso y tiene excentricidades muy… excéntricas. Son tales sus rarezas que te hace plantearte qué es lo que pasa exactamente por su cabeza que, sin duda, es todo un mundo a parte, y quién es realmente.

Espero que os haya parecido interesante este TOP. Sin duda todos y cada uno de estos personajes son excepcionales, si recordáis o tenéis algún otro personaje que os haya llamado la atención por su personalidad, su forma de actuar o que os haya dejado huella por lo que sea, compartidlo con todos nosotros en los comentarios, ¿quién es el personaje más raro con el que te has topado? ¡No dudéis en dejar vuestra opinión abajo!

¡No olvidéis que podéis seguirme tanto en TWITTER como en FACEBOOK para estar al tanto de mis pulicaciones! Por mi parte ya he acabado por ahora, pronto tendréis más noticias de mí. Nos leemos~ 🙂

Sadō, la ceremonia del té en Japón

Llevo bastante tiempo sin publicar nada sobre algún aspecto de la cultura asiática (bueno, en general llevo tiempo sin publicar nada de nada) y la verdad es que ya lo estaba echando de menos. Desafortunadamente, estoy un poco ocupada estos días y no tengo el tiempo que quisiera para dedicarle al blog. Sin poder ver doramas con la rapidez que me gustaría y sin poder detenerme en buscar la información necesaria para este tipo de publicaciones, que me llevan bastante más tiempo del que os pensáis, el blog va a tener una actividad un poco más lenta de lo normal. Por ello antes de comenzar os pido disculpas, paciencia y comprensión.

Ahora dejadme que os cuente un poco mi vida. Hace unos días asistí a unas jornadas de cultura japonesa en la universidad y quedé tan fascinada, motivada y emocionada que no puedo dejar de animaros a que vayáis a este tipo de eventos, no importa la temática que sea, mientras sea algo que os guste disfrutaréis más que un niño comiéndose un helado de chocolate (a no ser que no os guste el chocolate, claro). Aprendí sobre Japón en dos días muchísimo más que en casi una vida arañando información de internet y de algunos libros. Tuve el placer de asistir a conferencias dadas por prácticamente eminencias en este tema y es gracias a ello que me animé a hacer de esta categoría, Descubriendo Asia, una categoría mucho más explotada, más interesante y que sea una fuente de calidad para aquellas personas que, como yo, buscan conocer más aspectos de esta fascinante cultura como lo es la asiática.

Y, después de esta larguísima introducción, vamos por fin al quid de la cuestión. Hoy os quiero hablar sobre la ceremonia del té japonesa. Como todo en Japón, esta ceremonia es mucho más de lo que parece ser a simple vista, tiene un significado mucho más profundo que la simple preparación de un té.

La ceremonia japonesa del té (cha-no-yu, chadō, o sadō) es una forma ritual de preparar el té verde o matcha (抹茶) que fue influenciado por el Budismo zen.

La palabra cha-no-yu (茶の湯 literalmente, “agua caliente para el té”) se refiere a una ceremonia individual, mientras que sadō o chadō (茶道 “el camino del té”) hace referencia al estudio en profundidad de todas las etapas que conlleva esta ceremonia, y a su significado más allá de la preparación y consumo de esta infusión. Como hemos mencionado anteriormente, el nombre del té que se usa para llevar a cabo el sadō es “matcha”; es un tipo de té verde pulverizado, descubierto en Japón aproximadamente en el siglo XII. Este singular tipo de té verde es considerado hoy en día como uno de los mejores tés del mundo. Al ser polvo, funciona como una especie de té instantáneo que, una vez que se le agrega agua caliente, este se disuelve con un pequeño batidor manual hecho de bambú hasta dejar una espumosa preparación que, según he leído, pues desgraciadamente no he tenido el placer de probarlo, resulta ser una verdadera seda para el paladar.

c5989cd92cb3e3521f69fd717cc4a672El término Cha-ji (茶事) alude a una ceremonia del té completa. La ceremonia se lleva a cabo en una habitación tranquila de tipo japonés owashitsu (和室), adornada por un tokonoma (床の間); un pequeño espacio donde se cuelgan kakemonos o rollos decorativos y un arreglo floral o ikebana que varía según la estación del año.Una ceremonia del té completa tiene una duración aproximada de 4 horas e incluye diferentes tipos de té(té ligero o usucha y té espeso o koicha) y una comida (kaiseki 会席) de productos japoneses que combinan a la perfección con los sabores del té. Quien realice la ceremonia debe estar familiarizado con la producción y los tipos de té, además del kimono, la caligrafía, el arreglo floral o ikebana, la cerámica, incienso, suikesi y un amplio abanico de otras disciplinas y artes tradicionales. Incluso para participar como invitado en una ceremonia del té formal se requieren conocimientos de los gestos y posturas adecuados, la manera apropiada de tomar el té, en definitiva, saber qué conducta tener en la ceremonia.

93c0242fbf7d815614d9a0d5216b6199La ceremonia del té es considerado un arte;  requiere años de práctica y aprendizaje. Con todo, el conjunto de este arte, en cuanto a sus detalles, no significa más que hacer y servir una taza de té. El asunto más importante es que dicho acto debe realizarse de la manera más perfecta, más educada, más graciosa y más encantadora posible, con gestos delicados, muy estudiados, un refinamiento en los movimientos que simboliza la verdadera belleza. Tan importante para los japoneses es esta ceremonia que incluso en las universidades japonesas se ofrece la enseñanza de la ceremonia del té, teniendo como objetivo los siguientes puntos:

  • Hacer la vida cotidiana más agradable.
  • Vivir en armonía con los cambios de las estaciones.
  • Llegar a ser una persona de gusto refinado.
  • Llegar a ser una persona honesta y sin miedo.
  • Crear mejores relaciones humanas.
  • Tener buenas maneras.

Ofrecer la ceremonia del té significa hospitalidad, además de ser todo un despliegue de belleza y de cultura con el que poder deleitarnos.

Os dejo dos vídeos muy interesantes sobre la ceremonia del té; el primero es una clase impartida sobre cómo se hace una ceremonia del té, los tipos de té que se utilizan y los procedimientos que se llevan a cabo durante la ceremonia. El segundo, también nos explican los pasos que hay que llevar pero lo más interesante de este vídeo es que nos enseñan una verdadera ceremonia, cosa que en el primero no. Disfrutadlo y aprended mucho 😉

 

Espero que os haya gustado este post, que hayáis aprendido mucho y que os haya parecido interesante. Como ya he dicho, últimamente estoy bastante ocupada y no puedo ocuparme del blog como me gustaría, una vez más os pido disculpas por haber tardado tanto en publicar. Van a ser un par de meses así, os pido paciencia y comprensión, cuando tenga ratitos libres como el de hoy intentaré publicar nuevas entradas, tengo un par de reseñas sobre doramas pendientes, así que espero publicarlas pronto. Nada más, nos leemos pronto y ya sabéis que me encanta conocer vuestra opinión 😉

Seguir leyendo

Samuráis, portadores del arte de la muerte

“… Cuenta una leyenda, que una hermosa Diosa nipona cayó en tristeza por amor, de sus lágrimas brotaron islas que conformaron el archipiélago del sol naciente. Siglos más tarde, surgirían guardianes para proteger sus costas y territorios. Esos guardianes, durante siglos, fueron los samuráis…”

Si hay algo más representativo de Japón a parte de las geishas, son los samuráis. No obstante, muy pocos conocen lo que verdaderamente conllevaba ser uno de ellos. Ser un samurái era mucho más que ser un simple guerrero, ser un samurái era un estilo de vida propio. Conozcamos hoy un poquito sobre la fascinante historia de estos guerreros, que jugaron un papel muy importante en la sociedad japonesa de su era.

Su origen se establece en el periodo Heian (794-1185), cuando comenzaron a ser contratados por lugartenientes que habían conseguido grandes cantidades de poder y lograron independizarse del gobierno central, utilizándolos así para su protección personal. En este periodo el gobierno central había perdido el control de las zonas rurales, los lugartenientes aprovecharon entonces para llenar ese vacío de poder con una nueva clase guerrera. Existían sobre todo dos clanes de lugartenientes muy poderosos, los Minamoto y los Taira, que acabaron luchando entre sí por el poder, triunfando los Minamoto y estableciendo así el shogunato (gobierno de la clase militar) como el nuevo status quo. El Emperador de Japón quedó a su sombra como un mero espectador de la situación política del país, así pues, durante largos periodos de inestabilidad, los samuráis se enfrentaron día a día con los horrores de la guerra y con la posibilidad de su propia muerte, por lo que muy seguramente todos eran conscientes de ese riesgo. Por ello los samuráis practicaban el Budismo Zen, el cual a través de la meditación perseguía el equilibrio espiritual, y la unión entre el cuerpo y el espíritu, que en el caso de los samuráis, les permitiera aceptar la vida y la muerte como transformación espiritual. El Budismo Zen requería de una gran disciplina, y marcó y marca la cultura japonesa, en las artes marciales, en el ikebana, en la ceremonia del té, en la poesía e incluso en la caligrafía.

En contraposición a esta parte pacífica y espiritual del samurái, se encontraba el Bushido, literalmente traducido como el camino del guerrero, un código de honor y valores para el samurái. Se estableció en Japón a partir del siglo XII, y contiene las creencias Shintoistas, los dogmas del Budismo Zen, y los preceptos del Confucionismo. Dicho código se basa en siete principios; Gi, Yu, Jin, Rei, Meyo, Makoto, y Chugo, y este es su significado:

  • Honradez y justicia (Gi): “Se honrado en tus tratos con todo el mundo, cree en la justicia, pero no la que emana de los demás sino en la tuya propia”.
  • El valor (Yu): “Alzate sobre las masas de gente que temen actuar, ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir”.
  • Compasión (Jin): El poder que desarrolla un samurái, debe ser usado en bien de los demás, y en ayudar a sus compañeros.
  • Cortesía (Rei): “Los samuráis no tienen motivos para ser crueles, y no necesitan demostrar su fuerza, un samurái debe ser cortés incluso con sus enemigos”.
  • Honor: (Meyo): “El samurái sólo cuenta con un solo juez para su honor, y es él mismo, las decisiones que tomas y cómo las llevas a cabo son un reflejo de quién eres en realidad”.
  • Sinceridad (Makoto): La palabra del samurái es movimiento, cuando dice que hará algo, es como si ya lo hubiese ejecutado, y nada lo detendrá en llevar a cabo lo que ha dicho. No “da su palabra.” ni “promete.” Hablar y Hacer son la misma acción.
  • Lealtad (Chugo): Un samurái es responsable de sus palabras y actos, así como de las consecuencias que deriven de sus acciones o palabras.

Este código se mantiene activo hoy en día en las artes marciales como el Judo, el Aikido y el Kendo.

El momento cumbre del samurái tuvo lugar durante el período Sengoku, una época de gran inestabilidad y continuas luchas de poder entre los distintos clanes existentes, por lo que esta etapa de la historia de Japón es referida como «período de los estados en guerra». Curiosamente,  la imagen de un samurái en la historia estuvo más relacionada con la de un arquero a caballo que con la de un espadachín, y no fue sino hasta el periodo Edo, donde reinó una relativa paz, que la espada adquirió la importancia con la que se la relaciona actualmente. Este periodo duró aproximadamente unos 250 años. No obstante, la historia de los samuráis es más trágica de lo que nunca llegasteis a pensar. El Emperador de la denominada Restauración Meiji, abolió la clase de los samuráis, acabando abruptamente con todo un estilo de vida. Quitó por completo el poder a los samuráis y a los daimyo (señor feudal de los samuráis) y movió la capital de Kyoto a Tokio. Algunos de estos antiguos samuráis terminaron alistándose al ejército del gobierno, sin embargo muchos otros se levantaron en su contra en la Rebelión de Satsuma, donde fueron derrotados, y de este modo la era de los samurái llegó a su fin.

Como aporte curioso, me gustaría mencionar que los samuráis practicaban un tipo de pederastia similar al griego llamado wakashudo (el camino de la juventud), considerado por algunos moralistas como necesario para lograr «gentileza en el discurso» y «refinamiento del comportamiento educado», incluso se esperaba que el amante más joven diera su vida por el otro. Existen innumerables ejemplos tanto en la vida real como en la literatura de este tipo de relación, que no impedía a ninguno de los dos componentes tener relaciones sexuales con mujeres. Existen además una gran cantidad relatos sobre el tema, como el titulado «Trágico amor de dos enemigos» de Cuentos del espíritu del samurái (1688) de Ihara Saikaku, sobre dos samuráis cuyo amor entra en conflicto con sus deberes. La práctica del wakashudo, y esto es completamente una teoría mía, puede haber derivado en esa gran amistad, o mejor dicho hermandad, que existe hoy en día entre los hombres japoneses (aunque en Corea también existe esta hermandad y puede que mucho más notoria), quienes no tienen miedo de mostrar su afecto (no como en occidente que como mucho dos hombres se dan golpetazos en la espalda a modo de abrazo), y quienes forman un gran vínculo entre ellos. Pero como ya he dicho, esto es una divagación mía, pura especulación.

Así pues, la fantasía y la realidad de los samuráis se ha entremezclado e idealizado en la actualidad, de eso no hay duda, y sus historias han servido de base tanto de novelas, como de películas, series e incluso mangas. De hecho, esta última etapa en la historia de los samurái en la Restauración Meiji la podemos ver claramente reflejada en el manga del mangaka Watsuki Nobuhiro llamado Rurouni Kenshin, del cual os hablé hace poquito y donde podemos ver la injusticia con la que fueron tratados los samuráis en su etapa final, quienes fueron simples peones de los daimyo en sus luchas de poder y guerras, siendo desechados una vez que ya no fueron necesarios. Sabed que la palabra samurái significa “servidor”, un nombre que refleja claramente el verdadero papel de estos guerreros.

Turbulenta y fascinante historia la de los samuráis, quienes siempre serán recordados como los portadores del arte de la muerte, unos hombres que fueron mucho más que simples guerreros y que sirvieron a su país con devoto.

La historia de los samuráis es extensa y abundante e imposible de explicar cada detalle sin aburrir a los menos interesados. He intentado resumirla lo mejor que he podido para que podáis conocer un poco sobre el verdadero significado de ser un samurái. A mi siempre me ha fascinado todo lo relacionado con los samuráis y espero haberos transmitido un poquito de esa fascinación. No dudéis en dejar vuestra opinión abajo, ya sabéis que me encanta conocer lo que pensáis de cada tema 🙂

¡No os olvidéis que podéis seguirme en Twitter y Facebook para estar al tanto de todas mis publicaciones! Encantada de poder enseñaros un poco sobre la cultura japonesa, ¡nos leemos en la próxima entrada! 😉

 

“Has visto muchas cosas y no temes la muerte, pero algunas veces la deseas, ¿no es cierto? Eso le pasa a los hombres que han visto lo que hemos visto. Como las flores, vamos muriendo, reconocer la vida en cada sorbo de aire, de cada taza de té, de cada muerte. Ese es el camino del guerrero.”

Katsumoto.

Yatai, uno de los pequeños placeres de la vida en Japón

Os pongo en situación:

Caminamos por una de las tantas calles abarrotadas de Tokio, el frío del invierno nos cala hasta los huesos, nos hiela las manos y la cara y el ir y venir del viento helado nos hace tiritar todavía más. Delante de nosotros vemos caer un copo de nieve lentamente, su caída es irregular pues el viento le hace bailar por el cielo y, aunque nos gusta la nieve, desearíamos estar calentitos en casa con una manta y una taza de chocolate caliente. Pero, de repente, vemos una luz a lo lejos y decidimos ir hacia allí. Conforme nos vamos acercando nos va invadiendo un agradable olor que últimamente se ha vuelto familiar para nosotros.  Al llegar, nos damos cuenta de que hemos llegado hasta un pequeño yatai, atraídos por la cálida luz del farolillo y el agradable olor a comida. Vemos a un pequeño grupo de gente sentada al rededor del puestecito, comiendo un humeante y caliente plato de ramen. Sin pensarlo dos veces nos sentamos y pedimos un plato igual que el del anciano que está sentado a nuestro lado. Cuando nos sirven, nos deleitamos con el cálido vapor que sale de nuestro plato, que nos calienta la cara y nos abre el apetito con su agradable aroma. Cogemos los palillos con ansia contenida y comenzamos a comer, si llevásemos gafas se nos habrían empañado. Ya no echamos de menos ni la manta ni la taza de chocolate caliente. Detrás de nosotros, tras las pequeñas cortinas de tela, la nieve ha empezado a caer abundantemente, pero nosotros permanecemos calentitos con nuestro delicioso plato de ramen y nos ha dejado de importar el frío que hace esa noche de invierno.

Esta es la imagen que he tenido desde muy pequeña en mi cabeza. Mucho antes de saber si quiera lo que era un dorama o un drama, yo ya soñaba con viajar a Japón y poder comer un buen plato de ramen en invierno en un yatai, o lo que es lo mismo, en un puesto callejero de ramen.

Un yatai es, concretamente, un establecimiento móvil con ruedas que se lleva a cuestas, ya sea en coche o en bici, normalmente con mesas de camping y taburetes, las cortinas noren que dan la bienvenida y el farolillo rojo que indica la comida que nos van a servir es lo que nos puede parecer más característico de ellos. La comida puede ser muy variada, no solo hay yatai de ramen, también es muy típico encontrar puestos en los que sirven oden

Al caer la noche, el propietario dispone todo y abre su pequeño local portátil, que permanecerá abierto hasta altas horas de la madrugada. En un ambiente relajado, que a muchos de nosotros nos evoca al Japón del pasado lo que, para los amantes de esta cultura como yo misma, los hace todavía más atractivos. El precio de la comida que sirven en los yatai suele ser muy barato, por ello es muy común encontrarse con ellos hasta en el bullicioso centro de Tokio.

Sé que a muchos amantes del manga y el anime les resultará muy familiar, pues en ellos es muy común encontrar a los personajes comiendo en uno de estos puestos callejeros, sobre todo ramen y oden. Yo misma los descubrí de esa manera.

Para mí, uno de los pequeños placeres de la vida es este. No creo que haya nada mejor como comerse un caliente y humeante plato de ramen en un yatai en invierno. Eso no quiere decir que en verano no estén. Es simplemente mi propia fantasía la que aquí describo, fantasía que espero que algún día se vuelva realidad.

¿Qué os parecen los yatai? ¿Conocíais ya su existencia? Comentadme si os gustaría alguna vez comer en uno de estos puestos callejeros, venga, ¿quién se anima a venirse conmigo? 😉